(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Ferro-carril de Arequipa a Puno: Documentos"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



omvERsmr 





•t-'^.t^ 



^«.í 



•} • ' . 



\ 



] FERRO-CARRIL 
AREQUIPA A PUNO. 



BOOTIMENTOS. 




TMP. DE "EL NACIONAL" MELCHORMALO, 
1870. 






Lima, Uñero 19 de 1869. 



Como por ley de 8 de Noviembre de 1864 se autori- 
zo al Gobierno para que hiciese los estudios y trazo 
preliminar de las vías férreas que fuese conveniente im- 
plantar en la República, á fin de que, reconocida su 
utilidad y practicabilidad, procediese & la ejecución de 
los trabajos; y por la de 15 del actual se le autoriza 
para que, conforme á las prescripciones de la citada ley, 
proceda á contratar la construcción de los ferro-carri- 
les de Puno y Cuzco: persuadido como está el Gobier- 
no de que la ejecución de tales trabajos sería mas con- 
veniente y de fácil realización^ prolongando la línea 
férrea de Arequipa hasta los citados Departamentos, 
cuya obra traerá el engrandecimiento y prosperidad de 
su industria, comercio y agricultura, que necesitan pa- 
ra su desarrollo, el medio de una pronta y fácil expor- 
tación, se dispone: que se proceda á hacer los estudios 
de las referidas férreas; y en consecuencia se acepta la 
propuesta que hace D. Enrique Meiggs para ejecutar 
dichos estudios y trazo preliminar, en los mismos tér- 
minos y condiciones, que se le acordaron en la supre- 
ma resolución de 21 de Setiembre próximo pasado, pa- 
ra los del ferro-carril de Jauja. Pase al Ministerio de 
Hacienda para que mande extender la correspondien. 
te escritura, y ofíciese á los Prefectos de los referidos 
Departameutos, para que suministren' á Meiggs todos 
los datos y facilidades, para la ejecución de los traba- 
jos, en cuanto esté en la esfera de sus atribuciones. 
Rejístrese y publíquese, — Rúbrica de S. E. — Grcdvez. 



M626136 



imwQMMm 

PEL INaÉNIERO EN JEFE D. JUAN L. TOJINDIKE. 



Moliendo, Agosto 30 de 1809. 

Seüor D. Enrique Meiggs. 

Muy señor mió; 

Favorecido por U. con la honrosa comisión de ex- 
plorar el camino de Arequipa d Puno y de trazar una 
línea para el ferro-carril que se piensa construir en- 
tre los dos mencionados puntos, dispuse y ejecuté, en 
compañía de los señores Guido de Vigneau y Echega- 
ray, un reconocimiento preliminar sirviéndome del ba- 
rómetro, á principios del mes de Febrero del corriente 
año, con el objeto de poder determinar en seguida la 
ruta, cuyo estudio debia emprenderse con preferencia 
á las demás. 

Entre los dos términos de la línea, Arequipa y Pu- 
noy que se encuentran separados por la cadena mas ele- 



— G— 

vaila (le la cordillera de los Andes, existen tres rutas 
distintas, que llamaremos del Centro^ del f^ur j del 
Norte, 

La del Oentro^ que, á pri^nera vista parece ser la 
mas natural, corre por el valle del rio Chili y en afluen- 
te el Sumbay^ atraviesa el portezuelo Alto de la Cum- 
bre y llega hasta las Lagunillas^ cerca de la posta de 
Cachipascana, Pero pocas observaciones barométricas 
bastan, sin embargo, para condenar esa vía desde su 
origen y dejar demostrada su impracticabilidad. La 
situación relativa de la ciudad de Arequipa^ o mejor 
dicho, de la Estación terminal del ferro-carril de la 
Costa, comparada con la del boquerón por el cual se 
abre paso el rio de Chili entre los jigantescos cerros 
del Charcani y del volcan Misti, son argumentos sufi- 
cientes para abandonar la idea de un trayecto en aque- 
lla dirección y en circunstancias ordinarias. El terre- 
no se eleva en una distancia de doce millas 6,646 pies, 
es decir, de 7,554 á 14,200 pies sobre el nivel del mar, 
lo que equivale á uua subida de 564 pies por milla 6 á 
un 10.6 p§ aproximadamente, sin permitir una pro- 
longación artificial del camino, que bordeando las fal- 
das del Charchani tendría que pasar por quebradas 
anchas de 300 á 500 pies de profundidad y á través 
de terrenos de la peor clase bajo todos aspectos. 

Un inconveniente semejante ofrece la vía del Sur^ 
la cual para llegar á la Pampas de Ubinas tiene que 
ir dando rodeos por los cerros que forman la cadena 
de Pichu-pichuy y siguiendo después él curso del rio 
Tamho^ 6 de uno de sus tributarios, se remonta has- 
ta el pié de los cerros de Pasto Alto, en donde es- 
tán encerradas las dos LtiguniUas. El obstáculo mas 



— 7— 

grave que presenta esta línea, es la considerable eleva- 
ción que seria necesario vencer dentro de la corta dis- 
tancia que media entre Arequipa y los Portezue- 
los que dividen el valle de Tambo y el rio Chiliy y cu- 
ya mayor altura se pierde en las cimas de Pichu-pieJiu 
y del volcan Ubinas. 

Cualquiera trayecto que se adoptase por esa vía 
presentaría gradientes naturales de un 8 á un 12 p§ ; 
pero aun suponiendo que se venciesen los obstáculos 
que opone la formación del terreno en esa parte, siem- 
pre quedaría por realizar una tarea, cuyas dificultades 
se aumentan considerablemente por la naturaleza ac- 
cidentada del terreno; tal es la subida del valle de Tam- 
bo á los empinados picos de Pasto Alto. 

La tercera ruta, 6 la del Norte, que pasa por Yura 
y Uyupampa, es bajo todos conceptos, á mi juicio, la 
mas ventajosa. Ella permite remontarse hasta las ele- 
vadas pampas que se extienden al N. O. del Misti y 
del Oharchani, bajo condiciones comparativamente fá- 
ciles, considerado el carácter montañoso y quebrado 
del terreno en general. Y aunque el costo de la obra 
seria algo subido, en su ejecución se podrán adoptar 
curvas de radios moderados y gradientes suaves, que 
influyen favorablemente en los gastos de explotación 
del camino. 

Las tres líneas mencionadas salvan en su trayecto 
todas la cumbres del Alto de Toledo, que se halla á 
15,500 pies sodre el nivel del mar, por las que actual- 
mente se extiende el camino postal establecido entre 
Arequipa y Puno, y cruzan ademas por portezuelos de 
menos elevación, como son clAlto del F^^ailey el Cru- 
cero» La primera y tercera se juntan en las Pampas 



— 8— 

de Caftáguay evitanuo asi no solamente la fuerte suBi- 
da del Alto de Toledo ^ sino ademas las grandes altu- 
ras de Panto Alto, y no excediendo por tanto su pun- 
to mas culminante de 14,665 pies de elevación; mién-^ 
tras que la vía de Sur, que atraviesa las Pampas de 
Ubinas (aunque sea rodeando el Alto de Toledo) tiene 
que cruzar forzosamente por los cerros de Pasto Alto 
en sus parajes mas elevados,circunstancia que también 
arguye en favor del trazo adoptado. 

La tercera ruta es, pues, la que se ha explorado y 
estudiado conforme á las reglas establecidas por la 
ciencia para trabajos de tal naturaleza, y sus planos, 
perfiles y presupuesto respectivos, son los que tengo la 
honra de trasmitir á U. para su examen y considera- 
ción. 

La línea roja señala en el plano adjunto el trazo del 
feíTO-carril en proyecto, é indica que desde Arequipa 
hasta el punto en donde la línea atraviesa el rio Sum- 
bay, su rumbo general es de S. d iV.; — de allí se in- 
clina repentinamente hacia el ^. N. J?., cuya direc- 
ción sigue hasta llegar al pueblo de Juliaea^ cambian- 
do aqui de nuevo, casi en ángulo recto, su rumbo de 
N. d S, hasta entrar en la Ustacion de Puno. 

La parte mas ardua del trabajo se ha concentrado 
en dos puntos: 1.° La subida desde la JSstaeion de 
Arequipa al Alto de la Cumbre; y 2.* la bajada desde 
el Portezuelo del Orucero hasta enfrente de la Posta 
de Maravillas. Lo restante del trayecto es de mas fá- 
cil ejecución, y comprende las pampas del Oonfital, de 
Moca y del Corazortí en la parte mas elevada del cami- 
no, y las pampas inmediatas á Puno, situadas al N. 
y N. 0/ del Lago Titicaca. 



—9— 

» 

Para la ejecuciou mas rápida dol trabajo se dividió 
el trayecto en dos secciones. La comisión de ingenie* 
ros dirijida por el señor Guido de Vigneau tomó á su 
cargo los estudios preliminares de la primera sección, 
partiendo de Arequipa y explorando 144.6 millas en 
la parte, bajo todas consideraciones, mas diñcil y pe- 
nosa del camino, y llegó basta el portezuelo de las La- 
gunülas^ lugar en que se reunió con la otra comisión 
dirijida por el señor Heuisler, que exploró y trazó la 
vía entre Puno y el punto de unión entre las postas 
de Cachipdscana y la Compuerta. 

Como dichas comisiones partieron de puntos diver- 
sos, según lo demuestran los adjuntos perfiles en esca- 
la mayor, me ocuparé por separado de cada una de 
ellas, acompañando al mismo tiempo los informes de 
los ingenieros respectivos. 

Considerando qu3 en el ferro-carril de Arequipa d 
PunOj como prolongación de la línea de Mejía, cons- 
truida ya en su mayor parte, se deben observar, en lo 
general, los mismos principios y reglas adoptadas para 
la construcción del ferro-carril de la costa, nos han 
servido de base, tanto en los cálculos hechos sobre el 
terreno como en la elección del trazo definitivo, eurvaé 
de radio mínimo de 352 pies y gradientes^ cuyo maost-^ 
mura no exceda de 3 y una fracción por ciento. De 
este modo, las mismas locomotoras del peso de 38 tone- 
ladas, que se han empleado con ventaja en la línea de 
Mejia,podrán continuar su marcha desde Arequipa has- 
ta las cumbres mas elevadas de la cordillera, y condu- 
cir á Puno con facilidad un peso de cincuenta tonela- 
das. 



—10— 



PRIMERA SECCIÓN, 



(DE AKfiQUIFA AL PORTEZUELO B£ LAGUKILLA8.) 

Informe del ingeniero Sr. Alejandro O-uido de Vigneai^ 

La línea del ferro-carril de Arequipa d Puno en- 
cuentra un obstáculo de gran consideración, á la sali- 
da de la Estación para atravesar el anchísimo cauce 
del rio Chili. Con muy poca diferencia, la distancia que 
separa sus dos escarpados barrancos es de 1,950 pies, 
y entre ellos corre encerrado el rio, cuyo lecho, en las 
época de fuertes avenidas, adquiere una ostensión de 
250 á 300 pies de ancho. La configuración particular 
del terreno y la corta distancia que media entre dichos 
barrancos, situados á 76 pies sobre el nivel del agua, 
no permite aumentar ni disminuir la gradiente, y por 
tanto, para salvar el paso, se hace indispensable la 
erección de un viaducto. El indicado viaducto tendrá 
1,950 pies de largo y desde 20 hasta 76 pies de eleva- 
ción, y me propongo construir dicha obra, sirviéndo- 
me al efecto de una combinación de tubos de fierro 
[Ángle and T. Iron], de estructura sencilla, sólida y 
elegante al mismo tiempo, la que descansará sobre 
machones de manposteria y cimientos del mismo mate- 
nal preparados con cimento romano, y cuya profun- 
didad no bajará de 10 á 15 pies. 

Vencido este obstáculo, se dirijo luego la línea ha- 
cia una ancha quebrada de suave ascenso, cuyo decli- 
ve natural no excede de 3 p§ , y entra al cabo de cua- 



— 11>- 

tro millas eu un terreno de srperñcie plana, pero cor- 
tado por una infinidad de hondas y estrechas quebrá* 
das, como lo indican el perfil y el plano. En la milla 
número 11, toma el camino por los cerros de Bellavi$' 
to y sigue por las faldas occidentales del CAarcAam 
hasta llegar á la Hacienda de Uyupampa, Por el fuer* 
te declive de las faldas, por la calidad del terreno que 
ae compone de una mezcla ie barro con piedras suel* 
tas de gran tamaño 6 de peñascos y farellones, por la 
falta de agua desde Arequipa hasta el valle de ToratOtf 
j por los puentes que exijen las quebradas en la esta- 
ción de las lluvias, la construcción de esta parte del 
camino será bastante difícil y costosa. Cuanto mas se 
aleja el trabajo de los dos términos de la línea, mas 
costosa será su ejecución por la falta de recursos, la 
mala condición de los caminos, la configuración iiel 
terreno y el rigor del clima. 

Ha sido preciso considerar detenidamente las gran- 
des dificultades que presenta el acceso á los sitios don- 
de deben establecerse las faenas, y- con ose objeto figu- 
ra en el presupuesto una partida de 30,000 pesos, que 
á penas bastará á cubrir los gastos que ocasionarán laa 
circunstancias escepcionales de dicha localidad. 

Uyupampa^ á 25 millas distante de Arequipa^ está 
llamada á ser la primera estación naturaI,por la abun- 
dancia de agua y por la confluencia de varios caminos, 
que se entroncan en dicho punto y van á parar á otros 
del interior del Departamento. El perfil indica uiia 
fuerte gradiente de 3 p§ en las primeras once millas, 
y en las restantes una gradiente mas suave. Aunque 
la capacidad del ténder 6 cisterna de las locomotoras, 
que ^e usan en el dia, es suficiente para dar abasto & 



—12— 

los cilindros en todo él trayecto comprendido entré 
Arequipa j üyupampa, será, sin embargo, prudente 
establecer un estanque auxiliar para casos impreviá- 
tés, en el sitio denominado Piedra Pichu. 

En Uyupampa^ el camino se desvia de la falda áé^ 
los cerros para entrar en la Estación; pero á la salidü? 
és preciso volver á tomarla de nuevo para comenzar la 
tarea mhá penosa de todo el camino, es decir: la subi- 
da de Uyupampa al Alto del Abra» 

La distancia en línea recta entro los dos puntos de- 
signados es tan corta, y tan fuerte el declive natural, 
que ha sido necesario alargar la distancia artificial- 
mente por medio de rodeos con el objeto de conservar 
la gradiente dentro del limite prefijado. Para elevar 
la via 4,278 pies de Uyupampa al Alto sin traspasar 
la gradiente máxima, se requerían 27 millas de distan- 
cia, y como en la linea del camino público y de las pe- 
queñas pampas que se señalan en el plano, no pasaba 
de 17 el números de las millas con gradientes varia- 
bles desde 6 hasta 14 pg , ha habido necesidad de tra- 
bar la vía del ferro-carril por las quabradas laterales, 
alargando artificialmente la distancia, según lo indica 
el plano. 

La configuración de los cerros á uno y otro lado de 
la Quebrada del AltOy es muy poco favorble á la cons- 
trucccion de la. vía. Hondas y angostas quebradas 
hienden las faldas de los cerros en todas direcciones, y 
oon ellas se alternan formidables picos 6 cuchillas, que 
exijen corte y terraplenes de enormes contenidos cú- 
bicos. Él lado opuesto de la Quebrada del Alto^ esto 
es: el que forman las faldas inmediatas á la cadena 
4ol Charehanij es todavía menos adecuado para el tra^ 



—13- 

yecto que el lado del Oeste. La distancia en íínea rec- 
ta de Uyupampa al Alto del Abra^ siguiendo dichas 
faldas es demasiado corta, la proloagaciou artificial de. 
la línea mas difícil, los desvies menos naturales, el 
material mas duro, y el camino, aun limitando la gra- 
diente al 3 p§ y una fracción, siempre quedaría al 
fin situado al llegar frente á la Hacienda á 850 6 400 
pies sobre el nivel de la Pampa, lo que vendría & ha- 
cer casi imposible la bajada hacia el EBtero. 

Desde la Pampa de Aguas Calientes hasta el Este- 
ro de CañaguaSj cuyo cauce atraviesa la^ línea en la 
milla número 58 y medio, no se encuentra agua, y co- 
mo la distancia es excesivamente larga para que alcan- 
ce láTprovision de agua que lleva el Ténder^ será con-' 
veniente establecer una estación de agua permanente 
en el punto intermedio mas adecuado, es decir en la 
Pampa de Cimarrones. Soy de opinión que el medio 
mas ventajoso seria conducir el agua por cañería, des- 
de el Estero de Cañoffuas, dándole el declive con ver, 
neníente y calculando la provisión de agua en diez 6. 
doce galones diarios. Para provecí* ademas á caaos, 
forj^uitos, se construirá un estanque auxiliar en las lo- 
mas del Quisco, [milla número 33 y medio] cuyo de- 
pósito se usará únicamente en casos de accidentes por 
desarreglo de la máquina. 

Uno de los puntos de mas importancia son las al-^ 
cantarillas y albañales; pues la escasez de piedras ade- 
cuadas para obras sólidas de mamposteria, y lo sumá^ 
mente dificultoso del trasporte, hará eii estrémo costil 
sa la construcción de los puentes y albañales en la sec* 
cion referida. Por tanto, me parece que produciría ¿na 
gran economía el uso de tubos de fierro de un pié de 
diámetro, colocados convenientemente en varias de las 



—14— 

quebradas profundas y del difícil acceso, en donde la 
poca cantidad de agua arrastrada por la quebrada jus- 
tifique semejante modificación. 

A los 13 402 pies de elevación, en el Alto del Abra, 
se presenta otro punto distanto 20 millas en línea 
recta, y hacia el cual debe forzosamente converger la 
vía en su continuación. Para llegar á él se ofrecen 
tres rumbos distintos. El primero desciende al Uto 
Sumhay hasta el sitio en que el Estero de CañaguüB 
se une al Rio^ bordeando casi continuamente el cami- 
no público. Pero como la elevación del Rio en dicho 
punto no pasa de 12,850 pies aproximadamente, re- 
sulta que se perderían 554 pies, que mas adelante ten- 
drían que recuperarse para ascender á 14,400 pies de 
de altura. Ademas, el lugar de la confluencia de am- 
bos esteros dista 7 millas solamente del Portezuelo de 
la Cumbre; y por consiguiente hubiera sido preciso 
buscar rodeos artificiales en un terreno harto quebra- 
do y difícil. 

La elección del segundo rumbo, esto es, al pié de 
las faldas del Chareham y por el lado Sur de las pa^n" 
pos de Cañagua habría permitido mantener al princi- 
pio la vía casi en la misma elevación de 13,400 pies; 
pero á la distancia de 12 millas próximamente llegarla 
el camino á la barranca del rio Sumbat/, cuyo paso se 
podría efectuar únicamente bajo circunstancias muy 
difíciles y por medio de un viaducto de 300 pies d© 
al|p y de una milla de largo. A causa de estos incon- 
venientes se ha adoptado la tercera ruta, arrimando la 
vía hacia la falda de los cerros opuestos al Charchaniy 
cruzando el rio Sumbaj 50 pies mas abajo del Aüo del 
Abrüf & 13^350 pies de elevación y subiendo desde alU^ 



—15— 

con una gradiente máxima de 2 p§ al pm*tezuelo de 
la Cumbre, El puente que hay que construir sobre etí- 
te rio es una de las obras mas interesantes de la línea: 
su largo será de 360 pies, su mayor elevación sobre el 
nivel del agua 170 y su estructura será de fierro sobre 
ínachones y estribos cimentados en roca viva. 

Eu casi todas las quebradas de esta parte del cami^ 
no abunda el agua en mayor 6 menor cantidad, moti- 
vo por el cual se necesita un gran número de puentes 
pequeños de 10 á 20 pies de ancho y alcantarillas do 
varios tamaños, bajo terraplenes de grande elevación. 
Hay igualmente mucha abundancia de piedra; el ca- 
mino atraviesa una distancia de 8 millas próximamen* 
te por entre farellones y peñascos; pero el material es 
poco á propósito para construcciones, pues la piedra 
es 6 muy dura, 6 cortada por una infinidad de venas, 
y muchas veces se hace casi inaccesible el lugar desig- 
nado para el puente. Por esta razón, he creido que se 
podían emplear con economía y ventaja puentes de 
piedra seca cubiertos de planchas de fierro. Para esa 
clase de construcciones hay material mas que suficieur- 
te, y fabricando las planchas del peso de 3 á 4 quinta» 
les, á fin de que una muía las pueda conducir con fa- 
cilidad, se obtendría un sistema de alcantarillas de po- 
co costo y sin menoscabo de su solidez y seguridad. 
Para que pasasen de cuatro pies, se adoptarían al- 
bañales de arcos, construyendo los muros y les ci- 
mientos de albañilería tosca y lod arcos de cal y 1»^ 
arillo. 

La primera» estación después de pairado el ARo del 
Abra se debe construir junto al pueblo de Cañágua\ 
donde se colocará un estanque para recojer toda el 



—16— 

agua que baja por la Quebrada 6 el Estero^ lo que su- 
ministrará una cantidad de agua suficiente para cineo 
6 seis trenes diarios. Un arreglo semejante se hará en 
la Estación del Portezuelo del Alto de la Cumbre pa- 
ra depositar el agua que brota de algunos manantia- 
les circunvecinos; y para proveer á casos fortuitos, s^ 

establecerá una bomba cerca del rio Sumbay para dar 
agua á las máquinas,en el caso de que durante un aQo 

de extremada sequia haya escasez de agua en las dos 

estaciones inmediatas. 

El término medio del cubo por milla en cortes y ter- 
raplenes en esta parte del camino, será mucho menor 
que en la anterior; no habiendo sino ocho millas de ro- 
ea dura 6 de peñolería desparramada sobre el terreno y 
siendo las 27 restantes de material de regular dureza. 
£1 agua es abundante, pero el acceso á la linea es en 
muchos lugares bastante difícil y de consiguiente cos- 
toso; y como además las alturas varían de 13,000 á 
14,500 pies, se hace sentir la poca densidad del aire, 
lo que influirá poderosamente sobre los trabajadores. 
Esta particularidad del clima en las altas regiones de 
la cordillera nnida á las fuertes nevadas y al frió in- 
tenso que en ellas reina durante el invierno,produce en 
esos meses una alza considerable en los jornales, que, 
& mi juicio, puede estimarse aproximadamente en tin 
50<p¿§ . 

Del portezuelo del AUo de la cumbre al del Cruzer<h 
recorre' la vía una distancia de 84 \ millas, la cual ex- 
ceptuando la sección comprendida entre el Entero ele 
i?Ma2I¿i¿a'y'el paso de la Quebrada del mismo nombra, 

ofr^ece pocas dificultades. Debida al carácter favorable 
de las Pampas de BocajOonJUaljf Corazón, la altura de 



~1T^ 

ios cortes y terraplenes és mucho menor, y así tiismo 
el término medio del contenido cúbico de yardas por 
miilla. Los trabajos de mas importancia son los diver* 
sos puentes sobre el Mío Seco^él del Huallata^éX de las 
Vegas^ los de tres Esteros sin nombre, los de los rios 
Colca^ Surnbay y del Fraile, que, con excepción de 
dos, serán puentes de bastante elevaciou, de 20 á 60 
pies. Sus claros varían entre 20 y 300 piés,yel largo to- 
tal de los Gitdirs 6 tirantes necesarios para el tránsito 

de ellos, edtá incluido, en pies corrientes, en la cifra 
que expresa el presupuesto. 

Otro inconveniente que no ha sido posible determi- 
nar en el plano ni en el perfil, es la naturaleza espe- 
cial del terreno.Pantanoso entre el Rio Coica y el del 
J^mZé, toda la planicie que se extiende desde la^am- 
pa de Roca hasta la orilla del rio Coica se compone, por 
el contrario, de una inmensa masa compacta de roca 
dura, cubierta de una capa de granito y de cuarzo des- 
compuesto, cuyo espesor varia de tres á diez pulgadas. 
Los cortes y terraplenes serán de consiguiente bastan- 
te costosos, sobre todo en las quebradas de roca viva, 
que encierran los referidos esteros y rios, y en donde 
el material de préstamo se tiene que traer de grandes 
distancias. 

Peí rio Colea al Portezuelo del Crucero hay poop 
triabajo que hacer: el terreno es blando y á veces pan- 
tanoso; y como las gradientes y curvas son excesiva^, 
^ente suaves» bastan una !Estacion de agua en el m 
Coica y otra en el Portezuelo del Crucero. Desde alU 
basta el pié de la primera seoóion, la configuración de 
1^ cerros es poco favorable para la construcción de^na 
linea férrea; el trabajo de nivelación, cortes y térra» 



— fd- 

)>ie&M, 66 considerable como lo indican las profundas 
quebradas y cortes de centenares de miles de yatdáa 
cúbicas marcados en el perfil; pero las gradientes no 
pasan de un 2 p§ , y ni á ese máximum llegan sino en 
el espacio de 1 } milla. Este feliz resultado se ba con- 
seguido llevando la línea por el Portezuelo del Salitral^ 
cuya elevación es de 14,280 pies, y ascendiendo lo mas 

pronto posible hasta las márgenes de las lj<ig%miU«9f 
•n lugar de buscar un pasaje á través de los encum- 
brados cerros de Pasto AUe^ cuyos portezuelos se ele^ 
van 500 á 600 pies sobre el del JSalüraL £1 traao de 
la linea actual, según está indicado en el plano, aven- 
tiga al otro en menor altura y distancia, y termina en 
el P<yrtezuelo de las LágunillaSy en donde se entronca 
con la línea explorada y trazada por la Comisión que 
dir^e el^señor Heuisler, 144.6 millas distante de Are- 



SEGUNDA SECCIÓN. 



[dxl poktbzublo de lagunillas a piíno.] 

Informe del ingeniero señor T, G, Heuisler. 

Bn conformidad con las instrucciones de U. tn^ dt- 
tij! & Puno el 18 de Marzo último, con el objeto de ba- 
eer el trazo preliminar de la sección del ferro-carril 
en proyecto entre Are^ipa y PnrWj que se halla -com- 
prendida en el espacio qu^ separa esta ciudad del JVr- 
Uisp»^ de LtígmeUlas^ en las cercanías de Oachipúts- 



. Después de organizada la expedición, comencé U 
exploración del terreno el 28 del mismo mes, eligien-' 
do por punto de partida la esquina S. E. de la plata 
mayor de la ciudad de Punoy y bajando por la eaZ& 
del Muelle hasta encontrar la llamada del Cuzeo^ que 
seguí en dirección N", O. por una distancia de 2366 
pies, hasta llegar á la esquina nueva de la chacra per* 
teueciente al sefior D. J. M. Thackoa^ cuya posición 
me parece ser la mas conveniente para la Estación ter- 
minal de Punoy por estar allí el terreno 4 nivel y com- 
pletamente seco, teniendo ademas una elevación de 35 

pies sobre el Lago. 

Después sigue la línea una dirección oriental por 
las faldas de los cerros, por en medio de terrenos oul* 
tivados hasta una distancia de \ de milla, en donde 
encuentra la costa del Lago Titieacay cuya orilla ro* 
dea á la altura de 5 piéa sobre el nivel del agua, con 
gradientes y curvas suaves hasta llegar á la Sa milla, 
donde la costa voltea bruscamente hacia el N* O.: ea^ 
ta circunstancia me obligó á emplear una curva de 
14^30, que comprende en su evoluta un corte de rooa 
de 30 pies de profundidad y 250 de largo. £1 traio 
continúa entonces bordeando las sinuosidades de la co« 
ta á la misma altura sobre el agua, y también con 
gradientes y curvas fáciles hasta llegar i los pánta- 
nos.de Paueareolla & 8 ^ millas de Puno. Desde aqui 
el rumbo de la línea es de 27^ N, O» próximamente 
atraviesa los pantanos antedichos y pasa & media mi- 
lla al E. del puebla de PaucareoUa; después corta laa 
pampas hasta un punto situado como 600 pies al J?. 
de la población de OaraeotOy contándose en este tr^ 
yecto 14 i millas de tangente. No considero los pan- 



—20- 

tauos á que be hecho referencia, como un gran obs- 
táculo para el paso del camino, pues 500 pies de pi^o- 
tage permitirán la travesía de varios manantiales y de 
& parte mas cenagosa de las vegas; pudiéndose -sal* 
var el resto de éstas últimas por medio de un terra- 
plén de 3 pies de altura, que debe construirse durante 
la estación seca. 

A la distancia de 13 I millas de Puno^ la línea cru- 
za el rio Itata, el cual requiere la construcción de un 
puente de pilotes de 100 pies de luz y 7 sobre el nivel 
del agua. 

De la esquina S. O. del Panteón de Caracoto par- 
te una curva de 2^ á la izquierda, que se extiende 300 
piéB, y después arranca la línea en tangente por una 

ostensión de 5 f millas á través de terrenos horizonta- 
les hasta llegar á 1,200 pies hacia el N. de la plaza de 
Juliaca; cruza el Estero del mismo nombre por un 
puente, en proyecto, de 16 pies de luz por 9 de ele- 
vación sobre la superficie del agua. Luego voltea el 
trazo en 3^ 35' de curvatura á la izquierda por un es- 
pacio de 1,700 pies siguiendo al N» de la Laguna^ y 
después sube al valle de Maravillas con rumbo S. 88^ 
80' por en medio de terrenos favorables en la osten- 
sión de 4 } millas, hasta tocar una garganta muy es- 
trecha, la que cruza hacia la izquierda con un peque- 
ño corte y 9° 30' de curvatura, saliendo en otra tan- 
gente de 4 millas, que llega á un pequeño portezuelo, 
cuya distancia total de Puno es de 38 millas. Torcien- 
do siempre á la izquierda por terrenos elevados y ho- 
rizontales, la linea continúa hacia el aS'., próxima á la 
orilla de un gran pantano, por una distancia de 6 mi- 
Has próximamente, lo cual permite entrar cémodamen-' 



—21— 

te al valle de Maravillas como una milla al ¿i. del rio 
del mismo nombre. Desde allí corre otra tangente de 
casi 8 millas, por terrenos cultivados, hasta quo encuen 
tra un espolón de roca llamado Punta de Bustamante^^ 
el cual forma intersección con el Wo de Maravillas, Fot- 
mando una curva de 8° 15' á la izquierda por 800 pies 
de evoluta, é invirtiendo la curvatura por 600 pies mas, 
á una altura de 4 pies sobre la mayor creciente, la lí- 
nea pasa á otra tangente y asciende en la parte S. del 
Rio sobre terrenos cultivados hasta una milla de distan- 
cia: en este lugar dista el trazo 400 pies al JV. de la 
quebrada que desemboca en Cavana y 4,800 al S. de 
la población de Cavanillas, Continúa la línea 1 \ mi- 
llas mas lejos, en donde existe otra punta rocallosa 
que se interna en rio; la rodea hacia la izquierda me- 
diante una curva de 9° 30', comprendiendo en su de- 
sarrollo un corte de 10 pies de profundidad por 150 
de largo: la gradiente pasa á 8 pies sobre el rio. Des* 
pues de pasada la punta habrá necesidad de una mu- 
ralla ribereña de 225 pies de estension. Sigue el traza 
á lo largo de la base de los cerros y próxima á la mar- 
gen del rio, á 5 pies sobre la mayor ^reciente, hasta 
que encuentra la Punta del Remolino ^(\\xq es un recodo 
brusco de roca que se adelanta contra el rio, y sobre 
el cual bate el Maravillas con gran fuerza en tiempo de 
grandes avenidas. Este lugar lo pasé con una curva 
de 14^ 30', estendida 800 pies. Cambiando el cauce 
del rio, lo que no será muy costoso, y haciendo unos 
800 pies de malecón, se puede rodear con una sección 
muy sencilla; de otro modo, adhiriéndonos á la misma 
curva, y salvando la muralla, habrá que encontrase 
con un corte de roca de 40 pies en el centro y 600 de 
largo. En adelante, sigue la línea ascendiendo por el 



-22— 

valle, con gradientes y curvas suaves, y pequeños cor- 
tes de faldeo, por una distancm de | de milla: aquí se 
nooesitará un puente de fierro de 30 pies para atrave- 
sar Qn manantial, afluente del Maravillan, 

Continuando la subida del valle con gradientes y 
curvas sencillas, pasa la linea unos 600 pies al N. del 
pueblo de las Huertas á 25 píes sobre el cauce del rio 
Maravillas. 

Fué necesario ascender á este nivel superior, por 
que el rio se arrima contra su márgeu S, formando 
fuertes rampas de cascajo, las que seguí á una pru- 
dente distancia de sus bordes con un corte medio de 5 
piéa por 700. Depues bajé con una gradiente de 
0.8 p§ hasta un punto situado á 6 pies sobre el rio y 
próximo á la orilla, y de aquí á lo largo del camino 
r^al hasta la Hacienda de Yayataya que dista 55 \ 
millas de Puno, Pasa la línea á 1,500 pies al S. del 
Rio y frente á las casas de la Haeienday corre por ter* 
renos de pasturaje en una estension de una milla, pero 
sufioientémente elevada sobre el nivel del rio para que- 
dar preservada de inundaciones. Sigue por terrenos de 
oascajo duro á 5 pies sobre la mayor creciente y con* 
tinúa con gradientes y curvas fáciles hasta las 59 mi- 
llas de PunOy en donde el rio pasa inmediato á la mar- 
gen S. formando pendientes pronunciadas de cascajo, 
y obilgando á hacer una ascención de fo P^^ ^ llegar al 
portezuelo llamado de Ghusacamey que demanda un cor 
te do 8X1,600; después desciende con una gradiente 
sencilla de ^ milla á un lugar situado en la orilla á 5 
pies de agua. Voltea en seguida á la izquierda siguien- 
do un rumbo S. y asciende al valle del rio TomaSy que 
eatá. situado á 60 J millas del punto de partida, y e& 



—28— 

necesario atravesarlo con ún puente de fierro de 50 
pies. Avanza después á lo largo del talud oriental de 

la lengua de tierra que separa el MaravUla% del To* 
mas por una distancia de \ de milla hasta encontrar 
la planicie superior con un ascenso de 1 ¿V Milla y 
media mas lejos, y estamos al frente del Tambo deMa- 
ravillaSy \ milla al S. del rio. Avauza el trazo por ter- 
reno liorizontal;pasa la acequia del molino^ y se aproxi- 
ma gradualmente á la orilla S. del rio, por la que su- 
be unas 8 \ millas con varias curvas y gradientes ren- 
cillas. 

Aquí dista la línea 66 \ millas de Puno ó 4 J del 
Tamho de Maravillas; el trazo se aparta del rio del 
mismo nombre y después do cruzar una pequefia que- 
brada, continúa por la llanura hacia el S, del rio Ven- 
tilla 'por una .distancia dej de milla. Este rio hay que 
cruzarlo con un puente de vigas de hierro de 50 pies 
en claro. De aquí hasta Santa Lucia, el terreno es fa- 
vorable; pampa en toda su extensión y fácil trabajo. 
Como del último punto principian las fuertes gradien- 
tes, será menester colocar allí un estanque para agua. 

También he considerado en el presupuesto) el coflto 
de una buena estación, pues existe en la vecindad un 
gran mineral de plata y cobre, y aunque ya hace va- 
rios años que se halla paralizado el trabajo en este dis. 
trito, tengo la convicción de que con las facilidades que 
ha de prestar el ferro-carril, las operacions de minas 
tomarán nuevo incremento y contribuirán extensamen- 
te en pr6 de los intereses del camino. Desde Santa 
Lucía va ascendiendo la línea con gradientes pesadas, 
pasa las lomas del O. de la quebrada de la Comjmer- 
(4$ por nna distancia aproximada de 2 millas, y atrft*^ 



—24— 

viesa dicha quebrada, siguiendo hacia arriba por el la* 
do O. del JSstero 6 riachueloy y dejando el Tamba de 
San Ramón 60 pies al Oeste. 

Continúa en seguida por el mismo lado del Valle con 
una gradiente media de 1.50 p§ y un mínimo de cut- 
vatura de 14* 30' hasta la Compuerta de Lagunülag: 
continúa por la orilla N. del ia^o,horizontalmente por 
3,600 pies de distancia y aquí cruza el camino real, 
desde donde comienza la ascención del cerro con gra- 
dientes de 3.§ y curvatura miníma de 14** 30' por 
1.84millas,comprendiendo en su trayecto algún traba- 
jo pesado: siguiendo con 0.3§ de gradiente por una 
distancia de 3,300 piés,llegamos al Portezuelo de Lagu- 
nillas, en cuyo punto la línea terminó en k última es- 
taca del Sr. Guido de Vigneau, componiendo una dis- 
tancia total de 77 ¿ millas inglesas, y uña elevación 
de 1,898 pies sobre el nivel del Titicaca, 6 13,902 so- 
bre el nivel del mar. 



Los informes que antecenden ponen de manifiesto la 
practicabilidad de la vía y el esmero con que han sido 
ejecutados el estudio y trazo de la línea. 

En cuanto al costo de la obra, cuyo monto aparece 
en el presupuesto que acompaño, déjase ver que ha si- 
do calculado con lamas escrupulosa exactitud, y te- 
niendO; ante todo, en mira la solidez y estabilidad del 
camino. 

Tales son los trabajos, cuya rápida y brillante ejecu- 
ción honra sobre manera á los señores Ingenieros que 



los han llevado á cabo, y que espero merecerán la apro- 
bación de ü., llenando al mismo tiempo los nobles y 
patrióticos deseos del Supremo Gobierno de la Repú- 
blica. 

Con sentimientos de la mas distinguida considera- 
ción, quedo de ü. 

Atento y seguro servidor. 

Juan L, Thomdike, 



FERRO-CARRIL TRASANDINO 



DE 



AREQXJXPA A PUNO. 



Lta 1^ sección se estiende de Are- 
quipa al Portezuelo de Laguni- 
llas, 6 sean kilómetros 


233 

124 
13 




La 2^ sección, del Portezuelo de 
Lagunillas á Puno 




Desvíos 








. Total 


370 


kilómetros. 


PRESUPUESTO. 

I. 

FORMACIÓN DEL CAMINO. 


Soles. 


Soles, 


Met. cúb. 953,000 Cortes de aglo- 
meración l^ sec. á 5 S. 20. cts... 
58,000id. deid.2aid.áid. id... 


4.955,600 
301,600 


5.257,200 


526,000 id en roca dura 1^ sec. á 
4S 


2.107,600 
216,000 




54,000 id. en id. 2a id. á id 


2.323,600 


A la vuelta 




7.580,800 



—28— 

De la vuelta 

483,700 id. en roca regular 1^ sec. 

á3S.25 

12,080 id. en id. 2a id. á id 

610,800 id. cascajo y greda dura 

ia8ec.á2S 

8,850 id id id 2a id á id 

40,000 id, material blando. 1?^ sec. 

álS 

44,600 id. id. d. 2^ id. á id 



II. 

TERRAPLENES. 

Met. cúb. 4.545,700 Terraplenes 
de cascajo y greda dura. 1^ sec. 
ais. 30 

115,700 id. id. id. 2a id. á id 

185,700 id. material blando 1? sec, 

ál S. 05 

432,200 id. id. id. 2a id. a id 

III. 

liESVIOS DE Ríos Y ZANJAR. 



Met. cúb. 15,300 en la 1? sec. á 

1 S. 30 

11,100 id. id. 2a ¡d. á id 

A la vuelta ... 



SOLES. 



1.572,025 
39,260 



1.221,600 
17,700 



40,000 
44,600 



5.909,410 
150,410 



194,250 
453,810 



19,890 
14,430 



SOLES. 



7.580,800 



1.611,285 



1.239,300 



84,600 



6.059,820 



«48,060 



34,320 



17,258,185 



—29— 



De la vuelta. 



IV. 

excavaciones de cimientos en 
viaductos, generalmente en 
el agua, puentes y alba- 
Sales. 



SOLES. 



SOLES. 



17.258,185 



Met. cúb. 28,300 en la 1? sec. á 
13 S; 


367,900 
55,900 




4 300 id. 2^ id. á id .. .' 


423,800 




'• 


V. 






COMPOSTURA y CONSTRUCCIÓN DE 




■ 


CAMINOS PÚBLICOS Y VECINA- 


«■ 




LES PARA EL ACCESO A LAS 






FAENAS. 






Met. cúb. 18,000 en la 1^ sec. á 
1 S. 30 


23,400 
19,890 




15,300 id. id. 2a id. á id 


43,290 


VI. 






TERRAPLENES Y ESTACIONES. 




• 


Met. cúb. 11,500 En la 1^ seo. á 
1S.5 


12,075 
3,150 




3,000 id 2^ id á id id 


15,225 


A la vuelta 




17.740,500 



-30- 



SOLES. 



De la vuelta 



VII. 

MAMPOSTBRIA. 

1^ Mamposteria con cimiento ro 
mano ó cal en sus viaductos 
y puentes. 
Met cúb. 24,000. En la 1? sec. á 

26 S 

1,050 id. id. 2^ id. á id 

29 Mamposteria con cal en al- 

Met cáb. 22,000. En la 1^ sec. á 

26 S 

510 id. id. 2a id. á id 

39 Albañales secos. 
Met cúb. 6,120. En la 1^ sec. á 

13 S 

1,920 id. id. 2a id. á id 

49 Albañales de filtración. 
Met. cúb. 13,380. En la 1^ sec. á 

88 

3,440 id. id. 2a id. á id 

59 Murallas de protección para 
el resguardo de terraplenes en 
ríos y pantanos. 
Met. cúb. 2,290. En la 1^ sec. á 

88 

l,530¡d. id. 2aid. áid 

A la vuelta 



SOLES. 



624,000 
27,300 



572,000 
13,260 



79,560 
24,960 



107,040 
27,520 



18,320 
12,240 



17.740,500 



651,300 



685,260 



104,520 



134,560 



30,560 



19.246,700 



, -31— 

' J 

De la vuelta 

6? Murallas de retención para 
terraplenes en faldas escar- 
padas. 
Met. cúb. 19,880 En la 1^ seo. á 

88 

460 id id 2a id á id 



VIII. 



CONSTRUCCIONES DE FIERRO. 



1^ En viaductos y puentes de 
Girders, 
Metros 1.008 En la l^sec. á 820 S. 
49 id. id. 2a id. á id 

2P En puentes de pilotaje. 

Metros 00 En la l^sec. 00 

488 id. id. 2a id, á 260 8 

39 Cañería para conducción de 
agua. 
Metros 32,200 En la 1^ sec. á 2 

8. 50 es 

8,000 id. id. 2a id. á id. id 

49 Tubos de fierro de Om. 30 de 
diámetro para albafíales. 

En la 1^ sec 

2a » 

• 

A la vuelta 



SOLES. 



159,040 
3,680 



826,560 
40,180 



126,880 



80,500 
20,000 



20,000 
10,000 



SOLES. 



19.246,700 



162,720 



866,740 



126,880 



100,500 



30,000 



20.533,540 








SOLER. 


SOLFifi. 


De la vuelta 


1.404,000 

115,000 

187,500 

62,500 

870,000 

370,000 

938,574 
18,000 


20.533,540 


IX. 

VIA PERMANENTE, 

Toneladas 23,400 de rieles para 
370 kilómetros inclusos los des- 
víos en las Estaciones á 60 S... 

920 Pernos 6 clavos á 125 S 

1,500 Planchas de juntura áid... 

500 Tornillos nara id á id 


Durmientes 580,000 á 1 S. 50 

Metros 370,000 De enrieladura á 
1 S 




Met. cüb. 721,980 De lastre de la 
vía, estaciones, paraderos 7 des- 
víos á 1 S.30 




60 Puntas de acero de Besseraer 
nara cambios á 300 S 


3.965,574 






X. 

ESTACIONES Y PARADEROS. 

1 Estension de la Estación de Are- 
quipa, inclusive maestranza, edi- 
ficios, bodega> tornamesa, estan- 
fiue. etc. etc«.<tf.<< 


150,000 

8,000 

25,000 
25,000 


# 


2 Estanque auxiliar en Piedra 
Picchu 




Paradero cerca de los Baños de 

Yura 

Estación deUyupumpa 




A la vuelta. 


208,000 


24.499,114 



—33— 



K^ 



De la vuelta. 



Estanque auxiliar en Lomas del 
Quisco 

Estanque en Pampa de Cimar- 
rones 

Estación de Cañagua 

Estanque en Rio Sumbaj 

Estación de Coica 

Estanque del Crucero 

Estanque de Lagunil las 

Estación de Maravillas 

Paradero de Tayataya 6 las 
líuertas 

Paradero de Cavanillas 

Estación de Juliaca 

Paradero de Caracoto 

Paradero de Hatuucolla 

Estación de Puno, con edificios, 
bodega, tornamesa, galpón de 
máquinas, estanques, oficinas 
y una maestranza auxiliar... 

10 Balanzas de plataforma 



XI. 

Encierro de la vía en terrenos cul 
ti vados y de las estaciones 



XII. 

EQUIPO DEL CAMINO. 

16 Locomotoras á 30,000 S. c. u. 
8 coches de 1^ clase para pasa- 
jeros á 7000 S 



A la vuelta. 



SOLES. 

208,000 

8,000 

8,000 
25,000J 

8,000 
25,000 

8,000 

8,000 
25,000 

8,000 

- 8,000 

25,000 

8,000 

8,000 



SOLES. 



250,000 
30,000 




24.499,114 



660,000 



100,000 



536,000 25.259,114 



—34. 



as 



S0J>E8. 



De la vuelta. 



2 id. mixtos á 6,000 S 

12 id. de 2a clase á 5,000 S 

100 Carros para carga, cerrados, 

á 3,500 S 

100 id. de plataforma á 2,000 S... 
5 id. cerrados para equipajes á 

3,500 S 

10 id. de mano á 500 S 

4 id. cisternas ó de estanque á 

5,000 S 

8 id. para ganado y caballos á 

2,500 8 

25 id para construcciones y repa- 
raciones á 250 8 

Piezas de repuesto para locomoto 
ras y carros 



N. B. — El material rodante será 
de la misma clase y construcción 
adoptados para el ferro-carril 
de Mejia á Arequipa. 

XIII. I 

I 

Un telégrafo eléctrico de 1^ clase' 
á lo largo de la vía, con todos 
los enseres y aparatos necesarios. 



SOLES. 



536,000 

12,000 
60,000 

350,000 
200,000 

17,500 
5,000 

20,000 

20,000 

6,250 

100,000 



25,259,114 



1.326,750 



68,000 



V XIV. 



Toneladas 85,000 De material y 
transporte de la costa á 10 S.... 

A la vuelta 



850,000 
i 27,503,864 



— 3e5 



De la vuelta 

XV. 

Gastos de expropiación, aproxima- 
tivamente 

Id de administración, ingenieros, 
médicos, etc. etc 



XVI. 
Gastos imprevistos 10 p§ 



Suma total. 



SOLES. 



SOLES. 



2T.503,864 



300,000 
1.376,136 



1.676,136 



2.610,000 
31.790,000 



Son treinta y un millones, y setecientos noventa mil 
soles. 

Arequipa, Agosto 30 de 1869. 

(Firmado) — J, L, Thorndike. 



SECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS. 

lÁfíia^ Setiemh^e 24 de 1869. 

Señor Ministro de Estado en el Despaclio de Gobierno, 
Policía y Obras Públicas. 

Señor: 

En cumplimiento del cargo con el que US. me honró 
para examinar el trazo de la línea de Arequipa á Puno, 
y rectificar el presupuesto en compañía del ingeniero 
que nombre el empresario señor D. Enrique Meiggs, 
quien designó al señor D. Ernesto Malinowski, y des- 
pués de haber examinado junto con él los planos y do- 
cumentos, tengo el honor de exponer á ÜS. el resulta- 
do á que hemos llegado. 

El trazo ha sido estudiado con toda la inteligencia 
que se debia esperar del personal que el señor Meiggs 
empleó para ello, y no dá lugar á obserraciones* 

En cuanto al presupuesto que en general ha sido cal- 
culado muy racionalmente, contiene algunos artículos 
susceptibles de reducción en los precios de corte de 
Peñolería, para la formación del camino; así el metro 
cúbico de cortes de aglomeración debe ser reducido á 
4 soles 50 centavos el de cortes en roca dura á 3 soles 



—38— 

50 centavos y el de roca regular á 3 soles lo que pro- 
duce una reducción total de $ 1.122,095 á sea en nú- 
mero redondo de $ 1.000,000. Por consiguiente, opino 
que el presupuesto total debe ser fijado en 30.500,000 
soles en lugar de 31.700,000 soles. 

En cuanto á los gastos relativos al trazo y que as^ 
cienden á 46,000 soles, debo observar, que aunque el 
total no está acompañado de las facturas que quedaron 
en manos del ingeniero en jefe en Arequipa, con todo? 
en vista, de que la extensión de la línea es de 230 mi- 
llas inglesas, y que por consiguiente el precio por millj^ 
no llega sino á 200 soles, este gasto debe considerarse 
como sumamente moderado, y no dá lugar á ser ob- 
servado. 

Dios guarde á ÜS. — Q-eiTit S, Backus — Ingeniero 
del Estado. 

El ingeniero nombrado por el empresario señor D» 
Enrique Meiggs, acepta «*n su totalidad las justas con" 
diciones del señor D. Gerrit S. Backus. 

JfJrnesto Mah'nowski. 



Lima, Setiembre 24 de 1869. 

Estando terminada la rectificación que han practica, 
do los ingenieros Backus y Malinowski, en el trazo fi- 
nal y consiguiente presupuesto, del estudio del ferro- 
carril trasandino de «Arequipa á Puno»: convoquen se 
las respectivas propuestas para la ejecución de tan im- 
portante obra. 

Comuniqúese y publíquese. — Rubrica de S. E. — 



39— 



Lima^ Setiembre 25 de 1869. 

Estando terminados los estudios del ferro-carril tra- 
sandino de «Arequipa á Puno,» que por ley de 15 de 
Enero de 1868 se autorizó el Poder Ejecutivo, para 
que conforme á la de 8 de Noviembre de 1864 pudiese 
contratar la construcción del citado ferro-carril, se dis- 
pone: que se admitan propuestas cerradas por el térmi- 
no de cuarenta dias para la construcción deleitado fer- 
ro-carril, sea por cuenta del Estado 6 por una empresa 
particular, acompañando una garantía de quinientos mil 
soles, á satisfacción del Cajero Fiscal de este Departa- 
mento y sujetándose á las bases siguientes: 

FERRO -CARRXX. TRASjSüNfBXNO X>£ AREUUXPA 

A PUNO. 

ESPECIFICACIONES. 
A. 

TRABAJOS DE FORMACIÓN DEL CAMINO. 

1. Ancho del camino al nivel de la gradiente. 

En tierra 6 cascajo tanto en excavación como en ter- 
raplén [4 metros 30] cuatro metros y treinta centí- 
metros. 

En excavación de roca sólida (3 metros 70) tres me- 
tros y setenta centímetros á (O metros 80) treinta cen- 
tímetros mas abajo de la gradiente. 

2. Los socabones tendrán (4 metros 80) cuatro me- 
tros ochenta centímetros de alto, contados desde la 
cima del arco hasta [O metros 30] treinta centímetros 
mas abajo de la gradiente, hasta donde se sacará el 



. . —40- 

material como en las excavaciones de roca sólida, relle- 
nada en uno ú otro caso con ar«na ó cascajo hasta lle- 
gar á la gradiente. Los socabones llevarán arquería, 
donde la calidad del terreno lo haga necesario. 

3. El talud será de uno horizontal á diez vertical en 
cortes de roca sólida: en todos los demás cortes y terra- 
plenes será el natural. 

4. Los terraplenes en tierra ó cascajo se harán mas 
alto de lo que deben quedar, en un 6 p'^o de altura. 

5. Donde sean necesarias las alcantarillas se harán 
de cal y ladrillo, ó de piedras. 

6. La gradiente máxima será de 3 p**o tres por ciento 
en curvas de menos de (300 metros) trescientos metros 
de radio y de (4 p°o) cuatro por ciento en los demás 

casos. 

7. El radio mínimo de las curvas será [110 metros] 
de ciento diez metros. 

8. Los viaductos serán de fierro en la sobre-estruc- 
tura, y tendrán estribos de piedra ó de fierro. 

9. No hay necesidad de lastrar el camino, pero los 
espacios entre los durmientes, deben ser rellenados has- 
ta cubrirlos. 

10. Donde los caminos públicos ó privados crucen la 
línea, se harán los pasages necesarios y se establecerán 
barreras. 

11. Se cercará de una manera segura el camino, don- 
de pase por terreno cultivado. 

12. Los muros de retención pueden hacerse en pie- 
dra seca, sujetos cómo en todo lo demás, á la preven- 
ción que menciona el artículo 2 F. 



LA VIA. 

B. 

1. Ancho de la vía entre los rieles (1 metro 44) un 
metro cuarenta y cuatro centímetros. 

2. Forma del riel la que se denomina T. 

8. Peso del riel [31 k. 50] treinta y un kilogramos y 
medio por metro. 

4. Junturas suspendidas y con dos planchas dó fier. 
ro dulce amoldadas al riel de un peso de [9 k.] nueve 
kilogramos el par cuando menos, aseguradas con cuatro 
tornillos (O metros 022) veintidós milímetros de diáme* 
tro. (Fish platos suspended joints.) 

5. Cruceros y puntas de acero de JBessemmer. 

6. Pernos americanos hechos para máquina. 

7. Durmientes de dos metros cincuenta centímetros 
[2iü. 50] de largo y veinte centímetros (O m. 020) de 
ancho, por trece centímetros [O m. 13] de espesor, de 
roble pellín, alerce, ciprés 6 pino colorado de la Cali* 
fornia. 

8. La colocación de la vía se hará con todas las pre- 
cauciones que exijan los cambios de temperatura y los 
pasos en las curvas. Todo riel para curvas, será ajusta, 
do á ellas antes de su colocación. 

9. Los durmientes se colocarán á [O m. 75] setenta 
y cinco centímetros de centro á centro y mas inmedia- 
tos en las junturas según costumbre. 



-42— 

ESTACIONES. 

c. 

I. Debiendo la prolongación del ferro-carril de trMe- 
jia hasta Puno» producir un aumento considerable en el 
tráfico de pasajeros j mercaderías, el contratista del 
presente camino quedará obligado á extender y ensan- 
char, en las proporciones que se requiera, todos los edi- 
ficios y dependencias de la estación de «r Arequipa;» cor> 
respondiente á la linea en actual construcción sujetán- 
dose á lo prevenido en el artículo 2 F. 
^ La estación de Puno abrazará: 

1.^ Un edificio que contenga: 

a 

Salones amueblados para pasajeros de primera clase 
y otros para los de segunda, en departamentos separa- 
dos para los pasajeros que llegan y los que salen. 



Las boleterías necesarias con sus aparatos. 



Oficinas para recibir y entregar equipajes separados, 
con los aparatos y muebles necesarios. 



Oficinas de equipajes olvidados. 



\ 



--^43— 



e 



Lagares escusados para pasajeros de primera y se- 
gunda clase separados, y los de hombres separados de 

urinarios para pasajeros de primera y segunda clase 

separados. 

K 

Dos departamentos amueblados, aparentes para los 
superintendentes y sus familias, y las necesarias habí- 
taciones amuebladas para los empleados. 



Un salón amueblado para el directorio. 

2.^ Un edificio para acomodar lo menos seis looomo* 
toras, con sus fosas, tanques y aparatos del caso. 

3.** Un edificio para composturas de locomotoras con 
los útiles y la maquinaria necesaria y viviendas para 
maquinistas y fogoneros. 

4.** Un edificio para fábrica y compostura de carros 
y coches, con viviendas para los carpinteros. 

5.° Un edificio 6 corral para carbón y leña. 

6.^ Los tanques necesarios de fierro batido, coloca* 
dos sobre estructura de fierro 6 albañilería que conten- 
ga cada uno doscientos galones, con sus aparatos corres- 
pondientes. 

7.^ Dos balanzas de plataforma para pesar carros 
cargados, patente «rFairbank.» 

8.^ Una tornamesa de [15 m.] quince metros de diá» 
metro patente «Seller, de Filadelfia.» 



9.® Una ramada para los carros. 

10. Un embarcadero en rampa para bestias. 

Habrá estaciones de segunda clase en los puntos si- 
guientes: 

Tura, 

Uyupampa, . 
Cañagua, 
Coica, 

Maravillas y 
Juliaca. 
Cada una de estas estaciones comprenderá lo siguiente: 

a 

Salones amueblados y de dimensiones apropiadas pa- 
ra pasajeros de primera y segunda clase. 



una bolcteria con sus aparatos. 

c 

]E(na oficina para recibir y entregar los equipajes y 
las cargas con una división para guardar los equipajes 

que convenga. 

d 
ün local para bufete. 

e 

Lugares escusados para pasajeros de primera y se- 
gunda clase, y los da hombres separados de los do 
mugeres. 



III. 

Habrá estaciones de tercera clase en los lugares 
siguientes: 

Piedra Picchu, 

Lomas del Quisco, 

Pampas de Cimarrones, 

Rio Sumbay, 

Crucero, 

Lagunillas, 

Cajataya 6 las.huertas, • 

Cabanillas, 

Caracoto y 

Haluncolla. 
Cada una de estas estaciones comprenderán lo si* 
guíente: 



ün tanque de fierro batido. 



Un paradero con su boletería y aparatos correspon^ 
dientes. 

MATERIAL RODANTE. 

1. Diez y seis locomotoras americanas de primera 
clase para carbón bituminoso (Bisles Safety Truck) y 
con los últimos adelantos, y capaces de arrastrar de 
subida cincuenta toneladas netas de carga, es decir 
fuera del peso propio, y el de los carros y á razón de 
[16 k.] diez y seis kilómetros por hora, sobre gradien- 



—46— 

tes de 4 p% combinadas cou curvas de [300 m.] tres- 
cientos metros de radio, 

2. Todos los coches y wagones tendrán dos Bogies 
de cuatro ruedas cada uno, y los coches serán para se- 
senta pasajeros cada uno. 

Ocho coches para pasajeros de primera clase con cen- 
tro elevado y según los últimos adelantos y algunos 
con lugar escusado. 

Dos coches mixtos. 

Doce coches de segunda clase, algunos con luga^^ 
escusado. 

S. Cien carros americanos cerrados, de ocho ruedas 
para conducir cada uno cuando menos diez toneladas 

de carga. 

4; Cien éarros de plataforma, en lo demás como los 
de esqueleto. 

5. Cinco carros cerrados para equipajes. 

6. Diez carritos de mano. 

7. Ocho carros para ganado. 

8. Las ruedas de toda clase han de ser Cast iron 
chilled wheels. 

9. Telégrafo de sogas en los coches. 

Una línea telegráfica á lo largo del camino, provisto 
de las oficinas, enseres y aparatos correspondientes en 
cada una de las estaciones de primera y segunda clase. 

PREVENCIONES GENERALES. 

1. Todo el material que se emplee será de la mejor 
calidad. 

2. Los planos para puentes, estaciones y eii general 
para toda obra de arte, asi como para cualesquiera 
nuevos trazos, serán sometidos al Ingeniero inspector 
del Gobierno para su examen y final aprobación. 



-47— 

S. £1 Ingeniero inspector, que nombre el Supremo 
Gobierno, tiene el derecho develar por el extricto cum- 
plimiento del contrato j por la solidez de la obra. 

Los trabajos deberán comenzarse á los dos meses 
después de celebrado el contrato, y la línea será con- 
cluida j entregada al Gobierno en el plazo determinado 
en la propuesta que fuese aceptada, quedando á bene- 
ficio del Estado, caso de faltar, la garantía prestada j 
sin perjuicio de la multa y demás condiciones que se 
estipulen en el referido contrato. 

El Gobierno aceptará la propuesta que crea mas con- 
veniente en vista de las garantías que ofrezcan los pro- 
ponentes, para la mas pronta y segura realización de 
la empresa, previniéndose que vencido el término de los 
cuarenta dias, durante los que deben publicarse los 
respectivos avisos en el Periódico Oficial, el Ministro 
procederá á la apertura de dichas propuestas, á las dos 
de la tarde en el salón de su despacho, á presencia del 
Oficial Mayor, Jefes de Sección y de los interesados. — 
Velarde. 

AVISO OFICIAL. 

En cumplimiento del supremo decreto de esta fecha, 
el día 3 del próximo mes de Noviembre, se vence el tér- 
mino de los cuarenta dias fijados en la convocatoria de 
las propuestas relativas á la construcción del ferro-car- 
ril trasandino de «Arequipa á Puno;» previniéndose 
que en dicho dia se verificará la apertura de las men- 
cionadas propuestas, con arreglo á las bases fijadas en 
el supremo decreto citado antes. — Lima, Setiembre 26 
de 1869. 

El Jefe de la Sección de Obras Públicas.-*-Jo»^ 
Navarro, 



EXCMO. SEÑOR. 

Enrique Meiggs, ante V. E. respetuosamente expon- 
go: Que en conformidad á lo dispuesto en el decreto 
de 25 de Setiembre último, tengo el honor de someter 
á la ilustrada consideración del Supremo Gobierno, mi 
propuesta para la construcion del Ferro-carril Trasan- 
dino de Arequipa á Puno, bajo las bases y condiciones 
siguientes: 

1/ Enrique Meiggs, por *sí, sus suscesores, albaceas 
y legítimos representantes, se obliga á construir el 
mencionado ferro-caril de Arequipa á Puno, con es- 
tricta sujeción á los planos y especificaciones determi- 
nados en el citado decreto y al trazo final. 

2.* Todos los trabajos y obras del ferro-carril se ha- 
rán bajo la inmediata inspección y á entera satisfac- 
ción del Ingeniero ó Ingenieros nombrados con ese ob- 
jeto por el Supremo Gobierno. 

3.* El Ingeniero ó Ingenieros encargados de la ins- 
pección del ferro-carril estarán ampliamente faculta- 
dos y autorizados para ordenar todas las alteraciones 
6 innovaciones que juzguen convenientes respecto á la 



—50- 

construccion y trayecto de la vía, y así mismo á to- 
do lo concerniente á sus accesorios y dependencias; es- 
tando obligado el contratista á ejecutar dichas órde- 
nes escritas, siempre que dichas alteraciones 6 modifi- 
caciones no afecten sustancialmente los planos 6 el 
costo de la parte alterada 6 modificada. 

4.* El contratista se obliga á terminar completa- 
mente la línea y todas sus dependencias en el término 
de cinco años, si no ocurriere detención alguna por 
culpa del Gobierno, los que empezarán á correr y á 
contarse cuarenta dias después de la fecha de este con- 
trato. Queda entendido que dicho plazo debe ser de 
tiempo útil y expedito, y salvo los casos fortuitos <5 de 
fuerza mayor, como revoluciones, terremotos, inunda- 
ciones y demás reconocidos por derecho. 

5.* El contratista se obliga á asegurar y garantizar 
al uso público la construcción de la obra hasta tres 
años después de concluida y entregada al Supremo Go- 
bierno, quedando responsable durante ese tiempo á re- 
parar á su costa los daños procedentes de vicios ó ma- 
la ejecución; pero nó los ocasionados por otras causas 
6 por los mismos casos fortuitos mencionados en el ar- 
tículo anterior. 

B."" Serán libres de todo derecho fiscal ó municipal, 
así como derechos de muellage ú otros especiales, to- 
dos los útiles, herramientas, máquinas, durmientes y 
demás materiales de construcción que se introduzcan 
para la obra, debiendo el contratista justificar ante la 
autoridad competente que se destinan al camino. 

7.* Será igualmente libre de todo derecho ó con- 
tribución la importación de pólvora de minas 6 de cual- 



—51-- 

quiera otra materia explosiva, en uso ya ó que en lo 
adelante se use para trabajos de igual nateraleza, 6 bien 
se permitirá al contratista la fabricación de dichos ar- 
tículos en las cantidades que estimare necesarias para 
Ib prosecución de la obra. 

8.* Serán igualmente libres, conforme al artículo 
6.% y por todo el tiempo que dure la construcción del 
ferro-carril, los víveres y demás artículos necesarios^ 
que se importen para los peones, operarios y emplea- 
dos de la línea. Se consideran como víveres, la carne 
fresca, seca ó salada, las papas, arroz, fréjoles, ají, 
manteca, grasa, garbanzos, pescado seco 6 salado, ga- 
lletas y harina, y la cantidad se calculará en propor- 
ción al número de trabajadores y empleados, toman- 
do por norma una ración de armada. Queda incluida en 
esta exención de derechos, la importación de la avena, 
cebada ó pasto seco para el consumo de las bestias des- 
tinadas al servicio de la Empresa. 

9.® El contratista podrá introducir trabajadores del 
Extranjero, y las contratas que con ellos se celebren 
serán válidas y obligatorias en cuanto no se opongan 
á las leyes del país, quedando obligado el Supremo 
Gobierno á interponer su autoridad para que sean res- 
petadas y cumplidas. Los Agentes Diplomáticos 6 Con- 
sulares del Perú llamados á intervenir en la legaliza- 
ción de las mencionadas contratas no podrán én nin- 
gún caso exijir otro derecho que el de un sol 6 su equi- 
valente, conforme está ordenado respecto á los colonos 
chinos. 

10*. El contratista hará con sus propios trabajado- 
res el servicio de los puertos, y los demás que tengan 
relación inmediata con la construcción del ferro-carril. 



r.o 

11.* Los operarios, trabajadores y empicados de I» 
líaea quedan exceptuados de todo servicio militar, ci- 
vil 6 concejil, durante la obra y hasta su final cons- 
trucción y entrega, salvo el caso de guerra exterior 
páralos peruanos. 

12.* El Gobierno concede gratuitamente á la Em- 
presa todos los terrenos del Estado que sean necesarios 
para el ferro-carril y sus dependencias. Si la Empre- 
sa necesitase algunos terrenos municipales, de la Bene- 
ficencia ó de particulares, el Gobierno facilitará al con- 
tratista su adquisición por los medios que determinan 
las leyes para los casos de expropiación forzosa. 

14a La conducción de materiales y demás útiles 
destinados al ferro-carril do Arequipa á Puno, así 
como el trasporte de empleados, operarios y peones per~ 
tenecientes á dicha línea, por el ferro-carril de Mejia d 
Arequipa, será gratis para el contratista hasta la con- 
clusión V entreoía del camino. 

15a El Supremo Gobierno de la República del Perú 
se obliga á pagar al contratista, Enrique Meiggs, ó & 
sus sucesores, albaccas ó legítimos representantes, por 
la construcción del ferro-carril de Arequipa áPuno, es 
decir, por la vía fdrrea con todos sus edificios }'' depen- 
dencias provistas y equipadas de todas las máquinas, 
útiles y enseres enumerados en las especificaciones que 
sirven de base á este contrato, la suma total do treinta 
y dos millones de soles [S. 32.000,000.] 

En la forma siguiente á saber: 

A. El Supremo Gobierno de la República del Perú 
pagará dicha suma en Bonos de la manera siguiente: 
Estando autorizado el Gobierno por la ley de 8 de 






Noviembre de 1864 para dar á las obras de ferro-car- 
riles la garantía fiscal del 7 por ciento de interés so- 
bre el costo de dichas obras, puede hacer constar es- 
ta garantía en los Bonos que se emitan para proporcio- 
narse los capitales, como ya lo ha hecho en el ferro- 
carril de lea á Pisco, Y puede, además de esto, como 
ya lo hizo igualmente con dicha empresa, dividir la ga- 
rantía, aplicando una parte del 7 por ciento al fondo 
de amortización y reservando la otra para el interés. 

Conforme, pues, á la ley de 1864 y á la práctica 
establecida por el Gobierno, los Bonos á que esta pro- 
puesta se refiere, se emitirán durante los diez primeros 
años con un seis por ciento de interés y un uno por 
ciento de amortización, cuyas dos sumas hacen el siete 
por ciento de la garantía que el Gobierno está autori- 
zada á dar sobre los ferro-carriles. 

Mas, como según la ley de Enero del presente año, 
está igualmente autorizado • el Gobierno para emitir, 
con destino á ferro-carriles, bonos que ganarán el seis 
por ciento de interés y que dentro de diez años, ten- 
drán el dos por ciento de amortización, los Bonos & 
que esta propuesta se refiere tendrán dentro de diez 
años el dos por ciento de amortización. 

Por manera que los bonos con que se pagará al con- 
tratista el valor del ferro-carril de Arequipa á Puno, 
deberán tener el seis por ciento de interés y el uno por 
ciento de amortización de los diez primeros años, pasa- 
dos los cuales, conservándose el mismo interés, será de 
un dos por ciento el fondo de amortización. 

La amortización se verificará por sorteo y á la par, 
y tanto ella cerno el pago de los intereses, se efectuará 
en Londres por los agentes financieros de la República 



—54— 

del Perú, el 1. ^ de Enero y el 1. '^ de Julio de cada 
año." • 

Los Bonos, se emitirán en Londres 6 en Nueva York, 
y serán depositados, tres meses después de firmada la 
escritura de adjudicación, en un Banco 6 casa comercial 
de Europa, á satisfacción mutua del Gobierno y del 
contratista. 

Queda solemne y definitivamente estipulado que los 
bonos que se emitan en pago del ferro-carril, de Are*- 
quipa á Puno, llevarán en si, además de la garantía 
especial del propio ferro-carril, la designada para los 
bonos del ferro-carril, de Lima á Pisco, en los mismos 
términos expresados, respecto á la garantía, en la cláu- 
sula novena del contrato celebrado con don Andrés Al- 
varez Calderón. 

B. El pago del precio total estipulado por la obra 
se efectuará en el drden y forma siguiente: 

Primero: El Gobierno, cuarenta dias después de 
otorgada* la escritura, pondrá en calidad de depósito en 
un Banco 6 casa comercial de estacapital,á satisfacción 
mutua de las partes contratantes, la suma de diez mi- 
llones de soles en obligaciones giradas por la Dirección 
General de Hacienda contra la Caja fiscal de Lima, que 
ganarán un seis por ciento de interés al año, y las 
cuales quodarán anuladas y canceladas tan luego que 
eínitidos los bonos, se entregue al referido depositario 
una suma en bonos iguales á la expresada en las men* 
eionadas obligaciones. 

Segundo. El depositario de las antedichas obligacio- 
nes estará ampliamente autorizado para proceder á la 
negociación, traspaso ó venta de dichas obligaciones 
inmediatamente y bajo las siguientes condiciones: 






a. El producto de cinco millones de soles ó sea de la 
mitad del importe nominal de las referidas obligacio- 
nes, y cuyos intereses correrán de cargo y cuenta del 
Gobierno desde eldia en que se efectúe su negociación, 
traspaso 6 venta, se invertirá precisamente en la com- 
pra de rieles, maderas, durmientes, máquinas, herra- 
mientas, víveres y demás útiles y efectos destinados á 
la línea, y cuya adquisición se hará bajo las órdenes e 
inspección del contratista 6 de sus agentes, siendo obli- 
gación del depositario 6 de su representante abonar en 
el acto y sin dilación alguna el valor de las facturas 
que se le presenten y que deben estar certificadas 6 le- 
galizadas por los Agentes Diplomáticos, Consulares ó 
financieros de la República del Perú, residentes en los 
lugares en que se realizen las referidas compras, en el 
caso de que éstas se efectúen en el Extranjero, 6 bien 
por persona 6 autoridad competente, si se efectuaren 
dentro del territorio de la República. 

b. El producido de los cinco millones de soles res- 
tantes, se destinará al pago del trabajo hecho en cada 
mes respectivo y así mismo del importe de los materia- 
les, herramientas, víveres, útiles y otros efectos com- 
prados para el uso, consumo y servicio del ferro-car- 
carril 6 de sus trabajadores. Quedando estipulado que 
los intereses correspondientes á estos segundos cinco 
millones de soles de obligaciones en depósito, serán de 
cargo y cuenta del contratista, desde el dia en que se 
realice su negociación, traspaso ó venta, hasta el dia 
en que el expresado contratista tenga derecho aperci- 
bir su importe en pago de certificados del Ingeniero ó 
Ingenieros del Estado por trabajos ya ejecutados, ó 
bien es mérito de las facturas, que en debida forma 



-50— 

presentare al depositario o á sus representantes le* 
gales. 

Tercero, El resto del precio total estipulado se paga- 
rá al contratista en armadas mensuales correspondien- 
dientes á los trabajos hechos durante el mes respectivo, 
j cuyo importe debe estar en justa proporción con di- 
cho costo total de la obra, debiendo el contratista para 
efectuar el cobro, presentar mensualmente al deposita- 
rio de los bonos ó á su agente en Lima, el certificado 
del Ingeniero ó Ingenieros nombrados por el Gobierno 
para la inspección de los trabajos. 

10. El depositario de los bonos llevará una cuenta 
corriente general de intereses entre el Supremo Go- 
bierno del Perú y el contratista del ferro-carril de 
Arequipa á Puno, y al hacerse la liquidación, cada seis 
meses, se entregará á este el saldo, si alguno hubiere, 
que resultase á su favor. 

17. Los certificados del Ingeniero 6 Ingenieros en- 
cargados de la inspección de la obra, serán suficientes, 
sin otro requisito, para que el depositario de los bonos 
ó su agente en Lima, entregue al contratista 6 á quien 
legalmentc lo represente, su importe respectivo en 
bonos. A este respecto se observará lo convenido para 
el ferro-carril de Mejia á Arequipa. 

El contratista se obliga á pagar la multa de veinte 
mil soles por cada mes que exceda de los cinco años del 
plazo estipulado eii el artículo cuarto, y el Supremo 
Gobierno, por su parte, se obliga á pagar al contratis- 
ta la prima de veinte mil soles por cada mes de menos 
de los expresados cinco años. Queda el gobierno, no 
obstante, en libertad de aceptar ó de desechar la pre- 
sente cláusula. 



— ?>< — 

19. Si por cualquier acontecimiento, el Gobierno de- 
jase de pagar tres mesadas consecutivas, púdiendo oca- 
sionar con esta falta la paralización de los trabajos 
queda ampliamente facultado el contratista, bien para 
suspender el trabajo, sin renunciar por ello al derecho 
de exijir el cobro de lo debido, con el interés corriente 
en la plaza de Lima, y los daños y perjuicios que se le 
ocasionen; <5 bien para continuar la obra, hasta su con- 
clusión, con los capitales que pueda proporcionarse,! y 
explotarla en seguida por su cuenta, hasta hacerse pa- 
go de lo que se le adeudase, de los intereses que haya 
pagado y de los perjuicios que hubiese sufrido; hipóte* 
cándesele para este efecto, y desde ahora para entonces 
todos los materiales, herramientas y útiles que existan 
en el lugar del trabajo ó fuera de él, pertenecientes al 
camino y que hayan sido adquiridos con los fondos del 
Estado, comprendiéndose además en esta hipoteca es- 
pecial, toda la parte de obra ya hecha en el ferro-car- 
carril de Arequipa á Puno hasta el momento de la sus- 
pensión del pago. 

20. Si el contratista, por su parte suspendiese los 
trabajos del camino, por tres meses ó mayor tiempo, el 
Supremo Gobierno queda autorizado, salvo los caaos 
mencionados en el artículo 4.", por ese solo hecho^ 
para declarar, por sí solo fenecido contrato, y exijir del 
referido contratista indemnización de daños y perjui- 
cios, por falta do cumplimiento conforme á la ley. 

21. Si al terminarse la obra quedase al contratista 
una cantidad sobrante de durmientes, rieléis, herra- 
mientas ú otros cualquiera materiales útiles, de, que 
el Gobierno pueda tener necesidad para el servicio de 



- 68— 

la linea, queda obligado á comprarlos por el costo, se- 
gún el estado en que se encuentren. 

22. El contratista en garantía del fiel oumplimiento 
de este contrato dejará en depósito en Arcas fiscales el 
diez por ciento del importe de cada uno de los certifica- 
dos á que se refiere el artículo 15, hasta completar con 
dichos descuentos parciales la suma total de quinientos 
mil soles. Estas sumas ganarán el interés de un seis 
por ciento al año desde el dia de su depósito 6 descuen- 
to respectivo hasta el de su reintegro, que será el dia 
en que se haga la entrega de la obra al Gobierno, á 
entera satisfacción del ingeniero 6 ingenieros inspecto- 
res de ella. 

23. Cualesquiera diferencias que se susciten entre el 
Supremo Gobierno de^Perú y el contratista, sus here- 
deros, albaceas 6 lejítimos representantes, sobre la in- 
telijencia y ejecución de este contrato, serán someti- 
das á los Tribunales de la República, no pudiendo en 
ningún caso ocurrirse á otros medios, que no sean los 
permitidos por las leyes á los ciudadanos del Perú^ 

Tales son Excmo. Señor, las bases notoriamente 
ventajosas bajo las cuales me comprometo á llevar á 
cabo una obra, cuyos grandiosos resultados no es da- 
ble predecir, y cuya realización hará imperecedero el 
nombre ya ilustre de VE. 

Por tanto: 

A VE. suplico, que habiendo por presentada la pro- 
puesta que antecede con los planos, presupuestos y me- 
moria, que oportunamente he tenido la honra de tras- 
mitir al Supremo Gobierno, se digne tomarla en con- 



—59— 

sideración, resolviendo lo que estime mas justo y con 
veniente. 

Lima, 3 de Noviembre de 1869. 
Excmo. Señor. 

Enrique Meiggi. 



EXCMO. SEÑOR: 

Enrique Meiggs, ante V. E. con el maa profundo 
respeto me presento y digo: Que en conformidad al 
decreto de 25 de Setiembre último, convocando posto- 
res para la construcción del ferro-carril de Arequipa á 
Puno, tengo el honor de someter á la imparcial consi- 
deración del Supremo Grobierno, ésta mi segunda pro- 
puesta bajo las bases y condiciones siguientes: 

1.* Enrique Meiggs, por sí, sus herederos, albaceas 
y legítimos representantes se obliga á construir y plan- 
tincar un ferro-carril entre Arequipa y Puno con es- 
tricta sujeción á los planos y especificaciones determi- 
nadas en el precitado decreto y al trazo definitivo. 

2.* Todos los trabajos y obras del ferro-carril se ha- 
rán bajo la inmediata inspección y á entera satisfacción 
del ingeniero 6 ingenieros nombrados con ose objeto 
por el Supremo Gobierno. 

3.*^ El ingeniero ó ingenieros encargados de la ins- 
pección del ferro-carril, estarán autorizados para or- 
denar todas las alteraciones é innovaciones que juz- 
guen convenientes respecto á la construcción y trayec- 



— 1)0— 

to final de la vía, y así mismo á todo lo concerniente & 
sus accesorios y dependencias; estando obligado el con- 
tratista á ejecutar dichas órdenes escritas, siempre que 
dichas alteraciones 6 innovaciones no afecten sustan- 
cialmente los planos 6 el costo de la parte innovada 6 
alterada. 

4.* El Contratista se obliga á terminar completa' 
mente la línea y todas sus dependencias en el término 
de cinco años, sino ocurriere detención alguna por par- 
te del Gobierno, los que empezarán á correr y á con- 
tarse cuarenta dias después de la fecha de este contra- 
to. Queda entendido que dicho plazo debe de ser de 
tiempo útil y expedito y salvo los casos fortuitos 6 de 
fuerza mayor, como revoluciones, terremotos, inunda- 
ciones y demás reconocidos por derecho. 

5.* El Contratista se obliga á asegurar y garantizar 
al uso público la construcción de la obra hasta tres 
años después de concluida y entregada, quedando res- 
ponsable durante ese tiempo á reparar á su costa los 
daños procedentes de vicio 6 mala ejecución; pero no 
los ocasionados por otras causas 6 por los mismos casos 
fortuitos mencionados en el artículo anterior. 

6.* Serán libres de todo derecho fiscal ó municipal, 
así como de derechos de muellaje ú otros especiales, to- 
dos los útiles, herramientas, máquinas, durmientes y 
demás materiales de construcción que se introduzcan 
para la obra, debiendo el contratista justificar ante la 
autoridad competente que se destinan al camino. 

7.* Será igualmente libre de todo impuesto 6 con- 
tribución, la importación de la pólvora de minas 6 de 
cualquiera otra materia esplosiva ya en uso, ó qué^nlo 
adelante se usare para trabajos do igual naturaleza: 6 



—61- 

bien, se permitirá al contratista la fabricación de di- 
chos artículos Qn las cantidades que estimare necesa- 
rias para la prosecución de la obra. 

8.* Serán igualmente libres, conforme al artículo G."*? 
y por todo el tiempo que dure la construcción del fer- 
ro-carril, los víveres y demás artículos necesarios, que 
se importen para los empleados, operarios y trabajado- 
res de la línea. Se considerarán como víveres, la carne 
fresca, seca 6 salada, las papas, el arroz, ají, manteca, 
grasa, pescado seco ó salado, fréjoles, garbanzos, ga- 
lletas y harina, y se calcularán en proporción al nú- 
mero de trabajadores á razón de una ración de arma- 
da. Bien entendido que en la presente exención queda 
inclusa la importación de avena, cebada 6 pasto seco 
para el consumo de las bestias que tenga el contratista 
al servicio de la empreea. 

9.* El contratista podrá introducir trabajadores de^ 
extrangero, y las contratas que con ellos se celebren 
serán válidas y obligatorias en cuanto no se opongan 
á las leyes del país, quedando obligado el Gobierno á 
interponer su autoridad para que sean respetadas y 
cumplidas. Los Agentes Diplomáticos y Consulares 
del Perú llamados á intervenir en la celebración ó le- 
galización de las mencionadas contratas, no podrán en 
ningún caso exijir otro derecho que el de un sol 6 su 
equivalente, conforme á lo dispuesto relativamente á 
los colonos chinos. 

10. El contratista hará con sus propios trabajado- 
res el servicio de los puertos, y todos los demás que 
tengan relación inmediata con la construcción del fer- 
ro-carril. 

11. Los operarios, trabajadores y empleados de la 



62— 

linea, quedan exceptuados de todo servicio militar, ci- 
vil 6 concejil, durante la obra y hasta su final cons- 
trucción y entrega al Supremo Gobierno, salvo el caso 
de guerra exterior para los peruanos. 

12. El Gobierno cede gratis al contratista los ter- 
renos de la propiedad del Estado que sean necesarios 
Para el ferro-carril y sus dependencias: en cuanto á 
los terrenos municipales y de propiedad particular, el 
Gobierno facilitará su adquisición por los medios que 
determinan las leyes para los casos de expropiación for- 
zada y serán indemnizados por el contratista. 

13. El contratista estará ampliamente facultado pa- 
ra tomar y conducir de cualquier manantial de agua, 
rio, estero, laguna, etc., toda la que estime necesaria 
para el consumo y servicio de los trabajadores, para 
los trabajos mismos, para las locomotoras, tanques etc. 

14. El contratista podrá trasportar y conducir gra- 
tuitamente por el ferro-carril de Mejía á Arequipa, to- 
dos los materiiiles, máquinas, herramientas y demás 
útiles y efectos destinados al ferro-carril de Puno, y 
del mismo modo á todos sus empleados, operarios y peo- 
nes, mientras dure la construcción de la obra. 

15. El Gobierno pagará á D. Enrique Meiggs ó á 
sus herederos, albaceas ó legítimos representantes, por 
la construcción de la vía, estaciones y demás depen- 
dencias, máquinas, carros y demás útiles y enseres es- 
pecificados en las bases del decreto de 25 de Setiembre 
último, la suma total de veinticinco millones de soles 
(S. 25.000,000) en moneda corriente del Perú, cuyo 
pago so verificará en la forma siguiente: El Gobier- 
no, cuarenta dias después de otorgada la escritura, 
pondrá en calidad de deposito en un Banco de es- 



— 1)3— 

ta capital, ó en cualquiera de las casas coiisignatarias 
del guano en Lima, Europa 6 Estados Unidos de Ame- 
rica, la suma de cinco millones do soles (5.000,000) 
que se invertirán precisamente en la compra de rieles, 
maderas, durmientes, herramientas, víveres y demás 
útiles y efectos necesarios, cuya compra se hará bajo 
las órdenes é inspección del contratista 6 de sus ajen- 
tes, siendo obligación del depositario abonar en el acto 
y sin dilación alguna el valor de las facturas que se le 
presenten, y que deben estar certificadas y legalizadas 
por los Agentes diplomáticos, consulares 6 financieros 
del Perú, residentes en los lugares en que se realicen 
las compras, en el caso de que éstas se efectúen en el 
extranjero, 6 por persona 6 autoridad competente, si se 
efectuaren dentro del territorio de la República. El 
resto del precio total estipulado le será abonado al 
contratista, 6 á quien legítimamente represente sus de- 
rechos y acciones, en armadas mensuales correspon- 
dientes á los trabajos hecho durante el mes respectivo, 
y cuyo importe debe estar en justa proporción con di- 
cho costo total de la obra, debiendo el contratista, pa- 
ra que tenga lugar el pago, presentar el correspondien- 
te certificado del ingeniero 6 ingenieros á quienes en- 
cargue el Supremo Gobierno la inspección de los tra- 
bajos del ferro-carril. Concluido éste, se hará liqui- 
dación de cuentas, entregándose al contratista el saldo, 
si alguno hubiere, que resultase á su favor. 

16. Los certificados del Ingeniero 6 ingenieros en- 
cargados de la inspección de la obra, serán suficientes, 
sin otro requisito, para que el Depositario 6 quien de- 
ba hacer efectivo el pago, entregue al contratista ó 
á SUR representantes legales, su importe respectivo; 



— G4— 

observándose sobre este piiuto lo establecido para el 
ferro-carril de Mejia á Arequipa. 

17. El contratista se obliga á pagar al Estado la 
multa de veinte mil soles por cada mes que exceda de 
los cinco años del plazo estipulado en el artículo 4.% y 
el Gobierno, por su parte, se obliga á pagar al contra- 
tista la prima de veinte mil soles por cada mes de me- 
nos de los expresados cinco años. 

18. Si por cualquiera acontecimiento, el Gobierno 
dejare de pagar tres mesadas consecutivas, pudiendo 
ocasionar con esta falta la paralización del trabajo; 
queda plenamente facultado el contratista, bien para 
suspender los trabajos, sin renunciar por ello el dere- 
cho de exijir el cobro de lo debido, con el interés cor- 
riente en la plaza de Lima, y los danos y perjuicios 
que se le ocasionen, 6 bien para continuar la obra has- 
ta su conclusión con los capitales que pueda proporcio- 
narse, de los intereses que haya pagado y de los per- 
juicios que hubiese sufrido; hipotecándose para este 
efecto, y desde ahora para entonces, todos los materia- 
les, herramientas y otiles que existan en el lugar del 
trabajo 6 fuera de di, pertenecientes al camino y que 
hayan sido adquiridos con el dinero del Estado, com- 
prendiéndose ademas en esta hipoteca especial, toda 

la parte de obra ya hecha en el ferro-carril de Are- 
quipa á Puno hasta el momento de la suspensión del 

pago. 

19. Si el contratista, por su parte, suspendiese los 
trabajos de la obra por tres meses 6 mayor tiempo, el 
Supremo Gobierno queda autorizado, salvo los casos 
mencionados en el artículo 4.°, por ese solo hecho, pa- 
ra declarar fenecido el contrato, por sí solo, y exijir 



—65— 

del contratista indemnización de daños y perjuicio^, 
por falta de cumplimiento, conforme á la ley. 
. 20. , Si al terminarse la obra quedase al contratista 
una cantidad sobrante de durmientes, rieles, herra- 
mientas ú otros cualesquiera materiales y útiles, de 
que el Gobierno pudiera tener necesidad para el ser- 
vicio de la línea queda obligado á comprarlos por el 
costo, según factura y según el estado en que se en- 
cuentren. 

21. El contratista en garantía del fiel cumpli- 
miento de este contrato, dejará en depósito en Arcas 
fiscales el diez por ciento del importe de cada certifica^ 
do de pago, á que se refiere el artículo 15 de este con- 
trato, hasta completar la suma de quinientos mil soles 
(S. 500,000). Estas sumas ganarán el interés de seis 
por ciento al ano, desde el dia de su descuento 6 depó- 
sito hasta el de su restitución, que' será el dia en que 
se^entregue el camino al Gobierno á entera satisfac- 
ción de Ingeniero 6 Ingenieros Inspectores. El con- 
tratista se reserva á sí propio el derecho de sustituir 
dichas sumas con el depósito en cantidades iguales de 
bonos del Estado, que ganen el mismo interés, y veri- 
ficado éste podrá exijir la devolución inmediata de los 
depósitos parciales ya hechos. 

22. Cualesquiera diferencias que se susciiben entre 
el Supremo Gobierno del Perú y el contratista, sus he- 
rederos, albaceas 6 legítimos representantes sobre la 
inteligencia y ejecución de este contrato, serán some- 
tidos á los Tribunales de la República, no pudiendo en 
ningún caso ocurrir á otros medios que no sean los 
permitidos por las las leyes á los ciudadanos del 
Perú. 



—66— 

Bajo las bases y condiciones que . anteceden también 
me hallo dispuesto á llevar á cabo la obra á que se 
contrae la presente propuesta y á dar en el dia prin- 
cipio á los trabajos. 

En tal virtud. — A V. E. suplico que, habiéndola por 
presentada en la forma mas conforme á derecho, jun- 
tamente con todos los anexos mencionados en mi otra 
propuesta, pe sirva tomarla en consideración y resol- 

ver lo que estime mas justo y conveniente. 

Lima, Noviembre 3 de 1899. 

Excmo. Señor: 
Enrique Meiggs* 



lAmay Noviembre 4 de 1869. 

Uniéndose las anteriores propuestas presentadas pa- 
ra la construcción del ferro-carril trasandino de Are- 
quipa á Puno, pásense á la junta de ingenieros, com- 
puesta de D. Federico Hohaguen, D. Pedro Marzo y 
D. Felipe Arancibia, para que con vista de los estu- 
dios, planos, perfiles y presupuestos de dicha obra, 
emitan su informe con arreglo ¿ lo prevenido en el ar- 
tículo 3.** de la ley de 8 de Marzo de 1864. — Secada. 



EXCMO. SEÑOR. 

Cumpliendo con el supremo decreto que antece en 
conformidad del artículo 3.^ de la ley de 8 de Marzo 
de 1864, la Comisión compuesta de los ingenieros del 
Estado que suscriben, ha examinado los planos, presu- 
puestos y propuestas relativas al ferro-carril de Are- 
quipa á Puno, y en su virtud tiene el honor de emitir 
las observaciones siguientes: 



-68— 

Primero. Planos— ^\ plano, perfiles y memoria des- 
criptiva del trazo, revelan de un modo elocuente la in- 
teligencia y previsión cou que han sido estudiados las 
dificultades que el t erren o presenta, y en cuyos deta- 
lles y soluciones no puede penetrar la Comisión, por no 
poder trasladarse al terreno para comprobarla; sin 
embargo y con referencia al perfil, creemos que al rea- 
lizarse la obra, deberá el Supremo Gobierno ordenar al 
Ingeniero inspector que exija se desarrolle la línea en 
el espacio comprendido entre las estacas 1,346 á 1,368 
en los términos que el terreno permita, de modo que se 
conserve el gradiente máximo del (4 p.,^) cuatro por 
ciento exijido por la ley, en vez del 4,358 p.^ que fi- 
gura en el proyecto. Por lo demás, este nos parec- 
enteramente racional y conforme. 

2.* Presupuesto, — Con respecto á los precios calcu- 
lados para mano de obra, material rodante, etc. y en 
armonia con la opinión de los ingenieros señores Bac- 
kus y Malinowski; nos parecen igualmente aceptables, 
máxime al tener en cuenta las dificultades de todo gé- 
nero con que debe lucharse en construcciones de esta 
clase y que deben emprenderse á trece y catorce mil 
pies sobre el nivel del mar. 

3.* Propuestas. — Para la realización de esta grande 
obra, llamada á fomentar é impulsar el desarrollo de 
transacciones inmensas, que llevarán en pos de sí el 
engrandecimiento directo de una parte considerable del 
Sur de la República, se han presentado cuatro pro- 
puestas: dos de D. Enrique Meiggs y dos de D. Anto- 
nio Salinas. En todas se aceptan como fundamento los 
planos aprobados y las bá-ses prefijadas por el Supre- 
mo Gobierno, diferenciándose entre sí tan solo en el 



—69— 

sistema de pago: la I.'' propuesta de cada uno de los 
proponentes se refiere al pago en dinero efectivo; la 
2.% en bonos. En esta parte como en las demás, los inte- 
resados siguen un paralelo tan marcado, que la compa- 
i'acion de sus respectivas propuestas, se hace muy fá- 
cilmente según puede observarse en los cuadros que 
siguen: 



PRIMERA PROPUESTA EN DINERO EFECTIVO. 


CLAUSULAS. 


SEÑOR MEiaOS. 


SEÑOR SALINAS. 


Importe de la obra. 

Término fijado pa- 
ra la eonolusion. 

Garantía para el 
cumplimiento 

Deijósito que el go- 
bierno debe ha- 
cer para compra 
de herramientas, 
máquinas, & 

El resto del valor 
de la obra 


S. 25.000,000 

5 años 


S. 26.000,000 


El 10 p. 8 del va- 
lor de cada mesa- 
da hasta comple- 
tar la suma de 
500,000. 

S. 5.000,000 

En mesadas pro- 
porcionadas al 
trabajo hecho, 
según los certifi- 
cados del inge- 
niero inspector 
del Estado. 


A los 30 dias de fir- 
mada la escritu- 
ra S. 40,000 en 
bonos del Crédito 
público ó con 10 
fiadores por soles 
4,000 cada uno. 

8. 6.000,000. 

85,000 soles por ca- 
da milla^ de ca- 
mino abierto y 
35,000 S. por ca- 
da mlila con- 
cluida. 


* 



—TO- 
NO hay nada que agregar en favor de la propuesta 
del señor Meiggs á las notables diferencias que arroja 
este cuadro. Sin embargo, debemos observar que se 
mas justo y legal pagar por mesadas proporcionadas 
al trabajo hecho, que aceptar un precio fijo por tnilla, 
porque si es verdad que habrán millas que cuesten mas 
que el precio fijado por el señor Salinas, en cambio 
también habrá muchas en que el costo sea muy inferior; 
y nada obliga al empresario á empezar por un punto de 
preferencia á otro, ui seria justo imponerle tal condi- 
ción. 



—71. 



SEGUNDA PROPUESTA EN BONOS DEL ESTADO. 



GLAUSULáS. 



Importe do la obra 



Dei)ósito del Go- 
bierno 



Modo de pagar la 
obra 



SEÑOR MEioas. 



S. 32.000,000 en 
bonos al 6 p. S 
de intereses y 1 
p. ^ de amorti- 
zación durante 

lOañosy 2p.8 
después. 

10 millones á los 
40 dias de firma- 
da la escritura, la 
mitad (5.000,000 
destinada al pa- 
go de ñicturas, 
como en la pri- 
mera propuesta, 
siendo de cuenta 
del Estado el ser- 
vido de intere- 
ses ; los ^ otros 
cinco destinados 
fd pago de men- 
sualiclades, que- 
dando el servicio 
de intereses á 
cargo del empre- 
sario. 



Por mesadas pro 
porcionadas al 
trabajo hecho. 



8XÑ0R SALINAS. 



S. 33.000,000 en 
bonos al 6 p. § 
de intereses y 2 
p. § de amorti- 
zación desde el 
principio. 



Luego que se ha- 
yan vendido un 
millón doscien- 
tas libras ester- 
linas, su produc- 
to se entregará 
al empresario , 
comenzando en- 
tonces á contarse 
los términos. 



4.000,000 libras es- 
terlinas por ca- 
da 14 millas de 
camino concluido 



—72— 
RESUMEN. 

Si del análisis que precede píisamos al de los ante- 
cedentes personales, fácilmente se comprenderá que la 
ventaja es muy notoria, pues al gran crédito que como 
empresario de ferro-carriles, goza el señor Meiggs, se 
agrega la circunstancia de la regularidad con que hasta 
ahora lleva los trabajos de la línea de Arequipa y las 
facilidades y recursos con que para obras semejantes 
dispone, ventajas todas que contribuyen á inspirar la 
mayor confianza respecto al éxito feliz de las obras que 
se le confien. 

Por lo tanto la Comisión cree llenar su deber al reco- 
mendar que se le _dé la preferencia para el contrato 
definitivo al señor D. Enrique Meiggs, con arreglo á la 
1.* ó 2.* de sus propuestas, lo cual será materia de la 
competencia de la Comisión financiera. 
Lima, y Noviembre 6 de 1869. 

Excmo. señor- - 

Pedro Marzo. Federico Hohaguen. 

Felipe Arancibia, 
Ingeniero. 



Lima, Nobiembre 6 de 1860. 

Habiendo la junta de ingenieros expedido el infor- 
me que se pidió por decreto de 4 del actual, pásese este 



-73— 

expediente á la Comisión de los comerciantes, señores 
D. Dionisio Derteano, D. Julián del Valle y D, Tomás 
Goin, quienes en vista de los estudios y trabajos prac- 
ticados para la construcción del ferro-carril trasandino 
de Arequipa á Puno, cumplan con lo dispuesto en el 
artículo é.** de la ley de 8 de Noviembre de 1864, for- 
mulando al efecto el respectivo proyecto de contra- 
to. — Secada, 



^' -. ^v^ 



10 



SOBRE EL FERRO-CARRIL DE AREQUIPA A PUNO. 

EXCMO. SEÑOR: 

Deseando corresponder dignamente á la confianza 
depositada en nosotros por el Supremo decreto de 6 del 
corriente, hemos examinado con detención el expedien- 
te de la materia, y minuciosamente discutido las cuatro 
propuestas presentadas para la construcción del ferro- 
carril que debe unir las ciudades de Arequipa y Puno. 
Por consecuencia de ese estudio, hemos acordado no 
tomar en consideración las dos que se refieren al pago 
inmediato de la obra en dinero sonante; puesto que ni 
el Estado tiene en la actualidad numerario disponible 
con ese objeto, ni hay entre las muchas leyes expedidas 
sobre vías férreas, ninguna que autorizo al Gobierno 
para contratarlas en la forma indicada. Apesar de im- 
posible por ahora, seria pues ilegal é inconsistente el 
contrato que sobre esa base se celebrara. 

De las otras dos propuestas, una del señor D. Enri^ 
que Meiggsyla otra del señor D. Antonio Salinas, 



-75- 

tampoco hay ninguna completamente aceptable en su 
conjunto; tanto porque ambas, aunque en diverso gra- 
do, tienen vacíos que deben llenarse en guarda de los 
intereses fiscales, cuanto porque la primera, que es á 
todas luces preferible por el menor precio, por el modo 
de abonarlo, por el mas limitado plazo de construcción, 
por la mayor cantidad de garantía y por otras muchas 
circunstancias que es fácil conocer comparándolas, ado- 
lece del muy grande defecto de estipular que los bonos 
que han de emitirse para el pago de la obra, tengan 
desde el principio y durante los diez primeros años, un 
1 p^o ¿6 amortización anual. Tal exijencia está en abier- 
ta contradicción con \ó dispuesto en el art. 2.^ de la ley 
de 15 de Enero del año corriente, y de manera alguna 
es conciliable, ni con el espíritu, ni con la letra de la 
ley de 8 de Noviembre de 1864, destinada exclusiva, 
mente á garantizar, un interés de 7 p^o á los empresa- 
rios que por su cuenta y á su costa construyan los fer- 
ro-carriles nacionales. 

Por estas consideraciones, y porque conforme al inc. 
4.** art. 1.® de esta última ley, está en las facultades de 
la Comisión á que tenemos la honra de pertenecer, for- 
mular como mejor le parezca, el proyecto de contrato, 
nos hemos resuelto después de muy maduro examen, á 
redactar el que ahora acompañamos; en que tomando 
por base alguna, de las cláusulas de los propios licita-, 
dores, hemos modificado otras y agregado otras de tan 
evidente justicia como de manifiesto provecho, 6 al me- 
nos, seguridad para el Estado. 

Penosa tarea y hasta ofensiva á la ilustración de V. 
E. seria señalar una por una estas innovaciones; y por 
lo mismo solo apuntaremos las mas importantes. 



—76— 

Desde que el ferro-carril que se trata de implantar 
ño es en rigor sino la continuación de el de Mejia á 
Arequipa, parece natural que ambas líneas sirvan de 
hipoteca á los bonos que van á emitirse para la cons- 
trucción de la primera. Y como con otra doble garan- 
tía especial los bonos tendrán toda la seguridad, y por 
consiguiente toda la estimación posible, nos hemos de- 
cidido á proponerla, fuera, se entiende, de la responsa- 
bilidad general de todos los bienes y rentas del Estado; 
en lugar de la apremiante y peculiarísima hipoteca so- 
bre los productos del huano (después de cubierta la 
deuda externa) que bajo diversas formas han solicitado 
los dos proponentes. 

En vez de aceptar la idea de que se conceda al con- 
tratista libre y gratuitamente tránsito por el ferro-car- 
ril de Mejia á Arequipa de todos los artículos y perso- 
nas destinadas á la construcción del de Puno, hemos 
pensado que era bajo muchos conceptos preferible dar- 
le al empresario en administración la primera línea, por 
todo el tiempo que tarde la fabricación de la primera 
con la condición de que pague por via de arrendamien- 
to un 3 p'^o durante los tres primeros años y un 4 p'^ 
durante los años restantes, sobre el capital empleado de 
doce millones de soles. Esta estipulación tiene, á nues- 
tro juicio, las siguientes ventajas, á cual mas importan- 
tes: evitar las dificultades y complicaciones que para 
ambos contratantes habrá precisamente de traer en su 
aplicación el uso de aquella absoluta franquicia: ahor- 
rar en favor del Tesoro Nacional los gastos de conser- 
vación de la vía, que por pequeños que se supongan? 
no pueden bajar de doscientos mil soles al año, y que 
ahora deberá hacer por su cuenta el contratista, como 



—77- 

administrador de la línea: obtener en beneficio del Es- 
tado, ademas de esta economía, un rendimiento inme- 
diato, seguro y no de poca consideración, por una obra, 
cuyo producido nunca ha podido calcularse en tan ele- 
vada cifra: y establecer un precedente, que alentando 
las esperanzas de provechos ciertos, abra mas fácil cam- 
po á la plantificación de las otras líneas férreas que el 
pais necesita. 

Aunque los proponentes solo han ofrecido en garan- 
tía del cumplimiento del contrato que con ellos se hicie" 
ra, el uno, una fianza de 40 mil soles, y el otro, una 
reserva en depósito de 500 mil; nosotros hemos exten- 
dido esa reserva hasta un millón de soles. Y á la ver- 
dad que lo hemos hecho mas que por estricta justicia, 
por un exceso de escrupulosa cautela; pues que debien- 
do entregarse el precio de la obra en tres partes y 
siempre por razón de materiales comprados, de traba- 
jos en ejecución efectiva 6 de las secciones de camino 
conforme se vayan entregando, es claro que en poder 
del contratista, jamas habrá dinero ninguno del Estado 
que no esté representado en valores reales. Mas bien hay 
cierta especie de anticipación por parte del contratista, 
ya que éste recibe en bonos á la par el valor, estimado 
en numerario metálico, de los artículos, trabajos y sec- 
ciones que acabamos de mencionar. 

No hemos vacilado en acordar exenciones para la 
introducción de materiales, víveres y pólvora, para el 
pago de timbres y facilidades para la contratación de 
trabajadores en el extrangero, para la adquisición de 
agüá. y para la expropiocion de terrenos, cualquiera 
que sea el dueño, porque esta es ya la práctica cons- 
tantemente sancionada en esta especie de contratos; 
porque tales concesiones tienden naturalmente á dismi" 



—78— 

nuir el precio de la obra, y porque, á nuestro juicio, no 
deben economizarse, cuando no se dañan derechos aje- 
nos, y cuando quedan, como ahora lo están en nuestro 
proyecto, suficientemente aseguradas la soberanía y la 
fiscalización que debe ejercer el Estado. 

Respecto de los bonos que han de emitirse en pago, 
después de establecer las bases generales sobre el valor 
á la par en que ha de aceptarla el contratista y sobre 
su servicio de amortización é intereses, hemos reserva- 
do para un decreto especial la reglamentación de mil 
circunstancias secundarias, pero no por eso de escasa 
gravedad, que deben tenerse en cuenta y sobre las que 
el Ministerio de Hacienda necesita conservar cierta 
libertad de acción. 

Sobre el último recurso del señor Salinas que recien- 
temente se ha mandado agregar al expediente, sensible 
nos es expresar que ha sufrido una equivocación, al 
considerar como perjuicio fiscal el 1 p°o que el señor 
Meiggs ha propuesto para la amortización durante los 
diez primeros años de los bonos que van á emitirse. 
No hay gravamen en anticipar una amortización que 
debe hacerse mas tarde, desde que los bonos tienen 
siempre que ser amortizados en su totalidad, y desde 
que toda amortización produce el efecto inevitable de 
ir disminuyendo la deuda.- Por este motivo y principal- 
mente porque hemos rechazado como ilegal la cláusula 
que sirve de comparación y de tema al señor Salinas, 
nos abstenemos de dictaminar sobre el particular. 

Nos hemos abfetenido igualmente de todo estudio re- 
lativo á los planos, trazo y presupuesto de la línea, tan- 
to porque esto exije conocimientos profesionales, de que 
carecemos, cuanto porque hemos creido que este gene" 



—To- 
ro de examen no era de nuestra incumbencia, conforme 
al tenor del ínc. 4.° de la citada ley de Enero. 

No concluiremos este informe sin manifestar á V. E. 
que si las condiciones contenidas en nuestro proyecto 
son aceptadas por el señor Meiggs, merece alcanzar la 
preferencia, toda vez que su propuesta es la mas barata 
y que así lo ha reconocido la Comisión de ingenieros 
en el informe que precede. En todo caso, el Supremo 
Gobierno consultará los intereses nacionales, quedán- 
donos la satisfacción de haber desempeñado este trabajo 
con la mas patriótica intención. 

Lima, Noviembre 24 de 1869. — Dionisio Derteano — 
Jíilian del Valle y Seone — Thomas Groin. 



■aOOOOQQO O^ ■ 



PROYECTO 

DE CONTRATO, PARA LA CONSTRUCCIÓN POR CUENTA DEL 
ESTADO DEL FERRO-CARRIL TRASANDIN O ENTRE ARE- 
QUIPA Y PUNO. 

El Supremo Gobierno de la República del Perú co- 
misiona por este contrato á D. para la 
construcción y plantificación de un ferro-carril entre 
las ciudades de Arequipa á Puno, bajo las bases y con- 
diciones siguientes: 

PRIMERA. 

Don por sí, sus herederos, albaceas y 

legítimos representantes se obliga á construir y plan- 
tificar el mencionado ferro-carril entre Arequipa y Puno 
con estricta sujeción á los planos y especificaciones de- 
terminadas por el decreto de 25 de Setiembre del pre- 
sente año, y conforme al trazo final de la indicada Via. 
Estos planos y trazo se archivarán en el Ministerio de 
Gobierno, rubricados y sellados que sean con la rúbri- 
ca del señor Ministro del ramo, y con el sello de su 
despacho. 



—SI- 



SEGUNDA. 



Todos los trabajos y obras del arte del referido fre- 
ro-carril, se liarán bajo la inspección inmediata y á 
entera satisfacción del ingeniero ó ingenieros nombra- 
brados con ese objeto por el Supremo Gobierno. Los 
materiales que deben ser de la mejor calidad y de las 
fábricas y patentes designadas en las especificaciones 
contenidas en el decreto de 25 de Setiembre, serán 
comprados en el extrangero 6 dentro de la República, 
conforme á lo dispuesto en el art. 20; pudiendo el Go- 
bierno, si lo tiene á bien, nombrar de su cargo y cuen- 
ta, uno 6 mas comisionados especiales encargados de 
inspeccionar dichos materiales, en el lugar en que se 
efectúen las compras y antes de su remisión al punto 
de su destino. El certificado de aprobación que en este 
caso expidan los comisionados del Gobierno, relevará al 
contratista de toda responsabilidad futura, respecto á 
la calidad de los materiales. 

TERCERA. 



y 



El ingeniero ó ingenieros encargados de la inspec- 
ción del ferro-carril, estarán ampliamente facultados y 
autorizados para ordenar todas las alteraciones 6 inno- 
vaciones que juzguen convenientes respecto á la cons- 
trucción y trayecto de la via, así como igualmente en 
todo lo relativo á sus accesorios y dependencias; estan- 
do, en dicha virtud, obligado el contratista á ejecutar 
dichas órdenes escritas, siempre q^ue dichas alteracio- 
nes no afecten sustancialmente los planos ó el costo de 
la parte alterada 6 innovada. 



11 



-82— 

CUARTA. 

Si la. obra no se ejecutare conforme al plano y trazo 
de que habla la cláusula l.*^ ó á las modificaciones de 
que encarga la 3.% ó si hubiera imperfección en la eje- 
cución, y requerido el contratista, para poner el reme- 
dio conveniente por el ingeniero inspector, se resistiese 
alegando razones para justificar su procedimiento, se 
nombrará un arbitro por cada parte, y lo que estos de- 
cidan, 6 en caso de discordia, decida el tercero dirimen- 
te nombrados por ellos, obligará irremisiblemente al em- 
presario y dará derecho al Gobierno para anular el con- 
trato. La suspensión del trabajo por mas de tres meses 
seguidos, por casos que no sean de revolución, fuerza 
mayor 6 fortuitos producen igual derecho en favor del 
Gobierno. En los dos casos precitados de caducidad del 
contrato, el Gobierno solo estará obligado á pagar la 
parte de la obra bien ejecutada y los gastos qií ella rea- 
lizados, y el contratista en el deber de indemnizar al 
Gobierno los daños y perjuicios sufridos por su falta. 

QUINTA. 

El contratista se obliga á entregar terminada com- 
pletamen-e la línea y todas sus dependencias en el tér- 
mino de cinco años; los que empezarán á correr y con- 
tarse cuarenta dias después de la fecha de este contra- 
to, salvo los casos fortuitos 6 de fuerza mayor, como re- 
voluciones, terremotos, inundaciones y demás reconoci- 
iios por derecho, acreditándose oportuna y legalmen- 
te. Las refacciones por defectos en la ejecución de la 
obra, no suspenden, mientras se hagan, el curso del 
plazo mencionado. 



—.83— 

SEXTA. 

El contratista se obliga á asegurar y garantizar al 
uso público la construcción de la obra hasta tres años 
después de concluida y entregada al Supremo Gobier- 
no; quedando responsable durante ese tiempo á reparar 
á su costa los daños procedentes de una ejecución mala 
6 defectuosa, pero no los ocasionados por casos fortuitos 
6 de fuerza mayor de que habla la cláusula precedente. 
No se comprende en el tiempo de la garantía el que em- 
plee el contratista en las reparaciones á que está 
obligado. 

SÉPTIMA. 

Serán de libre exportación y exentos de todo derecho 
fiscal, municipal 6 de puerto durante el término del 
contrato los artículos siguientes: 1.** máquinas, rieles, 
durmientes, herramientas, material rodante y demás que 
se empleen en este género de obras; 2.* víveres para los 
trabajadores, entendiéndose por tales, carne fresca 6 
salada, papas, arroz, ají, manteca, pescado seco, fréjo- 
les, garbanzos, galletas y harina; 3.° víveres para las 
bestias como avena, cebada y pasto seco; y 4."* pólvora 
de minas, y cualquiera otra materia explosiva descubier- 
ta, 6 que en adelante se descubriese. El contratista 
estará obligado á acreditar el objeto de la internación 
y á introducir solo en la cantidad que necesite según las 
circunstancias y las exijencias de la obra; y el Gobierno 
conserva el derecho de establecer con este objeto y con 
el de precaver toda ocasión de contrabando, las reglas y 
formalidades que creyere conveniente. 

Si el contratista quisiere fabricar la pólvora de mina 
o la materia explosiva que requiera el trabajo, podrá 



—84— 

autorizarlo también el Gobierno, previo el otorgamiento 
de fianzas y demás seguridades que estimare preciso 
establecer. 

OCTAVA. 

El contratista podrá introducir trabajadores del ex- 
trangero; y las contratas que con ellos celebrase serán 
válidas y obligatorias en cuanto no se opongan á las 
leyes del pais, quedando obligado el Supremo Gobier- 
no á interponer su autoridad para que sean respetadas 
y cumplidas. Los agentes diplomáticos 6 consulares 
del Perú llamados á intervenir en la celebración 6 lega' 
lizacion de dichas contratas, no podrán en ningún caso 
exijir otro derecho que el de un sol ó su equivalente 
conforme está ordenado respecto á los colonos chinos. 

NOVENA. 

El contratista está facultado para hacer con sus pro- 
pios trabajadores el servicio de los puertos, en cuanto 
solo se relacione directa 6 iñdiroctamente con la cons- 
trucción del ferro-carril, y siempre que no se oponga 
á los Reglamentos de Aduana y á la policía de los 
puertos. 

DÉCIMA. 

Los peones, eperarios y empleados de la línea que- 
dan exceptuados de todo servicio militar, civil ó conse- 
jil, durante la obra y hasta su final construcción y en- 
trega, salvo el caso de guerra exterior en que el Perú 
sea beligerante. 

UNDÉCIMA. 

El Gobierno concederá gratuitamente al contratista 



_85— 

el uso de todos los terrenos de propiedad del Estado 
que sean necesarios para el ferro-carril, sus dependen- 
cías j sus edificios, tanto estables conío provisionales. 
Si el contratista necesitase ademas algunos terrenos 
municipales, de la Beneficencia 6 de particulares, el 
Gobierno le facilitará su adquisición por los medios 
que determinan las leyes para los casos de expropia- 
ción forzosa. Esta se hará por cuenta j costo del con 
tratista. 

DUODÉCIMA. 

El contratista estará ampliamente facultado para to- 
mar j conducir de cualesquiera manantiales de agua, 
sean rios, esteros, lagunas, etc., toda la que estime ne- 
cesaria para el consumo y servicio de los trabajadores, 
para los trabajos mismos, para las locomotoras, tan- 
ques y demás usos relativos al ferro-carril, salvo los 
derechos de tercero. 

DECIMATERCIA. 

Las condiciones de que se ocupan las dos últimas 
cláusulas, solo tendrán la duración del contrato, pues 
terminado éste, han de volver los terrenos y aguas á 
que se refieren al dominio y uso del Estado. 

DECIMACUARTA. 

Como medio de facilitar y acelerar la construcción 
del ferro-carril trasandino, que es la prolongación y el 
complemento natural del ferro-carril de Mejia á Are- 
quipa, por el cual deben trasportarse los materiales, 
máquinas, útiles, herramientas etc., lo mismo que los 
peones y operarios destinados á aquel, se concede al 



-86- 

contratista la administración de dicho ferro-carril de 
Mejía á Arequipa, cuando esté terminado,' con la obli- 
gación de pagar al Fisco, durante los tres primeros 
años, el tres por ciento de interés sobre los doce millo- 
nes, costo total de la obra, ó sean 300,000 soles al año, 
y el cuatro por ciento por los otros dos años, 6 sean 
480,000 soles anuales, completándose así los cinco 
años en que debe quedar concluido el ferro-carril tra- 
sandino. El contratista se obliga por su parte á devol- 
ver dicha línea en el mismo estado que la reciba, sin 
mas deterioro que el proveniente del uso natural de 
ella, sus materiales y dependencias. 

En cuanto á las tarifas de trasporte de pasageros y 
carga, regirán las estipuladas por el Supremo Gobier- 
no con los Sres. Patricio Gibbson y José Pickering en 
las cláusulas 17, 18 y 19 del contrato de 10 de Di- 
ciembre de 1864, sin que esto obste para que el Go- 
bierno, de acuerdo con el empresario, haga las altera- 
ciones quo crea convenientes. 



DEGIM A-QUINTA. 

Comprendiendo el trazo final diferentes secciones, 
queda estipulado que si al Supremo Gobierno le con- 
viniese recibir la línea por secciones, estará el empre- 
sario obligado á entregarla de este modo; en cuyo caso, 
el empresario podrá servirse gratuitamente de la sec- 
ción entregada, para la conducción de los víveres, má. 
quinas, herramientas, y demás artículos, lo mismo que 
empleados y operarios destinados al servicio del ferro- 
carril. 



—87— 

DKCIMA-SEXTA. 

Para que el Gobierno se dé por recibido de la vía 6 
de las secciones según lo pactado en la cláusnla an- 
terior, presentará el empresario el respectivo certi- 
ficado del Ingeniero en jefe, por el que conste ha- 
llarse realizadas las condiciones de este contrato, y 
expedita la sección 6 vía para el tráfico público: ex- 
tendiéndose del acto material de la entrega una acta, 
que firmarán el contratista 6 su representante, el In- 
geniero en jefe y la autoridad 6 persona comisionada 
por el Gobierno. 

DECIMA-SEPTIMA. 

El Supremo Gobierno de la República del Perú se 

obliga apagar al contratista Don 6 á sus 

herederos, albaceas, 6 legítimos representantes de sus 
derechos y acciones, por la construcción del ferro-car- 
ril trasandinu de Arequipa á Puno, es decir, por la vía 
férrea con todos sus edificios y dependencias provistas 
y equipadas de todas las máquinas, útiles y enseres 
enumerados en las especificaciones generales que sirven 
de base á este contrato la suma total de treinta y dos 
millonea de soles, en bonos emisibles, conforme á la 
ley de 15 de Enero de 1869 y aceptables á la par por 
el contratista. Por manera que los bonos antedichos 
deberán ganar el seis por ciento de interés al año y te- 
ner un fondo de amortización acumulativo de dos por 
ciento, después de los diez primeros años. 

DECIMA^CTAVA. 

La amortización de estos bonos se verificará por sor- 



—88— 

teo y á la par; y tanto ella como el pago de intereses 
se efectuará por semestres vencidos y en las plazas de 
su emisión por los Agentes financieros de la KepúWica 
del Perú el 1.** de Enero y el 1.° de Julio de cada año* 
Esto no obsta para que el Gobierno de acuerdo con los 
tenedores haga amortizaciones extraordinarias conven- 
eionalmente. 

Los bonos llevarán la fecha de este contrato y serán 
:Qrmados por el comisionado nombrado ad hoc por el 
Supremo Gobierno del Perú. 

La emisión de los bonos podrá tener lugar eu el Pe- 
ni, Londres, Paris, Frankfort y Nueva- York, debien- 
do quedar depositados seis meses después de la escritu- 
ra de adjudicación en un Banco d Casa comercial de 
Europa 6 América á satisfacción mutua del Gobierno y 
del contratista. 

Los Bancos referidos anteriormente tendrán por hi- 
poteca especial y solidaria, el valor y producto del fer- 
ro-carril de Arequipa á Puno, los de el de Mejia á 
Arequipa, y ademas por garantia general los bienes y 
rentas nacionales. . . 

DECIMA-NOVENA. 

El Gobierno fijará por un decreto especial, la forma, 
series y demás condiciones de emisión, amortización y 
pago de intereses, que no estén previstos en este con- 
trato, y que no oponiéndose á él, sean indispensables 
para la mayor estimación y mejor servicio de dichos 
bonos. 

VIGÉSIMA. 



El pago del precio total estipulado por la obra se ha- 
rá efectivo en el orden y forma siguiente: 



1/ El Gobierno, cuarenta días después de otor- 
gada la escritura, pondrá en calidad de depósito en un 
Banco ó casa comercial de esta capital, á satisfacción 
mutua de las partes contratantes, la suma de diez mi- 
llones de soles [S. 10.000,000] en obligaciones provi- 
sionales giradas por la Dirección General de Hacienda 
contra la caja Fiscal de Lima que ganará un seis por 
ciento de interés al aflo. 

Estas obligaciones servirán de suficiente titulo para 
cambiar á la par los bonos en las plazas donde el tene- 
dor tenga por conveniente hacer la conversión. 

2.^ El objeto de este depósito es el siguiente: Cin- 
co millones ó sea la mitad del valor de las referidas 
obligaciones, se invertirán precisa é indispensablemen- 
te en la compra de rieles, maderas, durmientes, máqui- 
nas, herramientas, víveres y demás útiles y artículos 
destinados al ferro-carril; cuya compra se hará bajo las 
órdenes del contratista ó éus agentes y bajo la inspec- 
ción del comisionado ó comisionados que el Gobierno 
nombre, si lo tiene por conveniente. Es obligación del 
depositario abonar en el acto y siu dilación alguna en 
dichas obligaciones y á la par, el importe de las factu- 
ras que se le presenten y que deben estar certificadas 
ó legalizadas por los Agentes diplomáticos consulares, 
y financieros de la República del Perú, residentes en 
los lugares en que se realizaren dichas compras, en el 
caso de que éstas se efectúen en el Extrangero. Los in- 
tereses correspondientes á las obligaciones entregadas 
para atender á los pagos determinados en esta cláusula, 
haista la suma de cinco millones de soles (S. 5:000,000) 
correrán de cargo y cuenta del Estado, desde el dia en 
que con dichas obligaciones se verifique el pago. 

12 



—90— 

Los cinco millones restantes se aplicarán al pagó del 
trabajo hecho en cada mes respectivo j asi mismo al 
pago del importe de cualesquiera materiales, k^ra- 
mientras, víveres j otros artículos comprados para el 
uso, consumo y servicio del ferro-carril 6 de sus traba, 
jadores. Queda estipulado que los intereses correspon- 
dientes á estos segundos cinco millones de sole8> en 
obligaciones en depósito, serán cte cargo y cuenta del 
contratista, desde la fecha en que se entreguen hasta 
aquella en que el expresado contratista ten ga derecho 
á percibir su importe en pago del certificado del inge- 
niera) 6 ingenieros encargados de la inspección de la 
obra por trabajos ya hechos, (5 bien á mérito de las fac- 
turas que en debida forma presentare al referido de- 
positario. 

3.* Bl resto del precio total estipulado se abonará 
al contratista en mesadas mensuales correspondiente» 
¿ los trabajos ejecutados durante el mes respectivo, y 
cuyo importe debe estar en justa proporción con dicho 
costo total. Para que tenga lugar el pago, el contra- 
tista presentará mensualmente al depositario de los bo- 
nos 6 ásu agente en Lima, el certificado del ingeniero 
6 ingenieros nombrados por el Supremo Gobierno para 
la inspección de los trabajos del ferro-carril; siendo en- 
tendido que el valor de los bonos en circulación, nunca 
será mayor que el que represente el trabajo ejecutado 
y los materiales acumulados para la obra. 

VIOESIMA-PRIMERA. 

Si el Gobierno dejare de cubrir por su falta conseeu- 
tivamente tres de la» mesadas de que habla cl artícirlo 
precedente, el contratista tendrá derecho, ño solo á 



—91 — 

cobrar lo debido j flus intereses legales^ aino también 
la indemnización do los daños y perjuicios sufridos por 
el retardo. 

ViaESIMA-SSaüNDA. 

El depositario de los bonos llevará una cuenta cor- 
riente general de intereses entre el Supremo Gobierno 
de la República del Perú y el contratista del ferro-car- 
ril de Arequipa á Puno, y al hacerse la liquidacioni 
cada seis meses, se entregará á éste el saldo, si alguno 
hubiese que resultase á su favor; y si lo hubiese en 
contra, se le cargará en parte del primero 6 primeros 
pagos que haya de hacérsele. 

VIGBSIMA-TBROIA. 

Los certificados de pago firmados por el ingeniero 6 
ingenieros encargados de la inspección de la obra, se- 
rán suficientes sin otro requisito, para que el deposita- 
rio de los bonos 6 su ájente en Lima, entregue en el 
acto al contratista 6 á quien legalmente lo represente, 
Isu importe respectivo: ' computándose los intereses de 
los bonos que se le entreguen, desde la fecha de los cer- 
tificados. 

VmESIMA-CÜARTA. 

El contratista se obliga á pagar la multa de veinte 
mil soles por cada mes qne exceda de los cinco años de 
plazo estipulado en el artículo 5.*, y el Supremo Go- 
bierno, por su parte, á pagar al contratista la prima de 
veinte mil soles por cada mes de menos de los expre- 
sados cinco años. 



—92- 

VIGBSIMA-QUINTA. 

Si después de terminada y entregada la obra queda- 
se al contratista una cantidad sobrante de durmientes, 
rieles, herramientas, ú otros cualesquiera materiales j 
útiles de que el Gobierno pueda tener necesidad para 
el uso y servicio de la linea, puede el Gobierno com- 
prarlo por el costo, según factura y según el estado en 
que se encuentren. 

VIGBSIMA-SKXTA. 

El contratista en garantia del fiel cumplimiento de 
este contrato, dejará en depósito en Arcas fiscales, el 
diez por ciento en bonos del importe de cada uno de 
los certificados por trabajos hechos hasta el completo 
de un millón de soles. Este depósito será devuelto al 
contratista cuando terminen las responsabilidades con- 
traidas por este contrato, abonándole entretanto por 
dichos bonos depositados el respectivo interés. 

VIGESIMA-SBPTIMA. 

Pe este fondo depositado en la parte necesaria, se 
harán efectivas llegado el caso, la indemnizacicTn de 
que se ocupa la cláusula 4.* y las multas al contratista 
de que habla el artículo 21. 

VIGBSIM A-OOT A V A . 

Cualesquiera diferencias que se susciten entre el. 

Supremo Gobierno del Perú y el contratista Don 

sus herederos, albaceas ó los 

que legítimamente representen sus derechos y acciones, 



—93— 

sobre la inteligencia y ejecución de este contrato, serán 
sometidos á los tribunales de la República, no pudien- 
do en ningún caso ocurrirse á otros medios que no 
sean los permitidos por las leyes á los ciudadanos del 
Perú. 

VIGBSIMA-NONBVA. 

Los derechos que este contrato dá y 'las obligacio- 
nes que impone al contratista, no se suspenderán por 
enfermedad de él, y son trasmisibles en caso de muerte 
á sus herederos y sucesores. 

TRIGESIMA-PRIMA. 

Este contrato no puede traspasarse ó trasferirse por 
el contratista á otra persona, bajo pena de nulidad, 
sin previo acuerdo del Gobierno, consignado en escri- 
tura pública. 

TRIGESIM A-SEGUNDA . 

Versando este contrato sobre la construcción de una 
obra por cuenta del Estado, se extenderá la escritura 
correspondiente, con exención del pago de la contribu- 
ción de timbres. 

Lima,. Noviembre 24 de 1869. — Dionisio Derteano — 
Julián del Valle y Seoane — Tomas G-oin. 



Vista del señor Fiscal de la Excma. Corte Suprema 

de Justicia. 

lAma, 26 de Noviembre de 1869. 

Vista al señor Fiscal de turno de la Excma. Corte 
Suprema de Justicia, debiendo expedir su dictamen, de 
modo que pueda establecerse uniformidad, entre las ba- 
ses que se proponen por los comisionados de los ferro- 
carriles de la Oroya y el de Puno, á fin do que puedan 
realizarse ambas obras con íntimas relaciones en los tér- 
minos del contrak). — Secada. 



ExcMO. SeSor. 

Abierto el concurso con la convocatoria que se ex- 
pidió en el Supremo Decreto de 25 de Setiembre últi- 
mo, (registrado en el número 65 tomo 57 de «El Pe- 
ruano»), para la construcción del ferro-carril trasandi- 
no de Arequipa á Puno, que autoriza expresamente el 
art. 1.* de la ley de 15 de Enero de este año, se han 



-95— 

presentado D, Antonio Salinas y I). Enrique Meiggs, 
con dos propuestas cada uno, ofreciendo hacer la obra 
por cuenta del Estado, ya á precio pagadero en mone- 
da corriente, ó ya en bonos. 

La Comisión de comerciantes ha excluido las pro- 
puestas en que el pago debe hacerse en metálico, entre 
otras fundadas razones, por considerar que el Gobier- 
no no está autorizado para ello. No porque en la ac- 
tualidad sea mas ventajoso, ni porque el estado de la 
Hacienda Nacional permita dar la preferencia al pago 
en metálico, sino únicamente para que quede restable- 
cida la verdad legal, preciso es advertir que el Gobier- 
no tiene facultad de contratar el pago en dinero 6 en 
bonos, según lo estime conveniente. Por el art. 1.® de 
la ley de 8 de Noviembre de 1864, ratificada por el art. 
1,^ de la ley de 15 de Enero, está autorizado para con- 
tratar la construcción de ferro-carriles por cuenta del 
Estado. En la construcción de obras sujetas á las leyes 
de la compra-venta, el precio se paga natural y legal- 
mente en metálico, que es la moneda corriente, mien- 
tras no se pacte lo contrario. La facultad de pagar en 
bonos no excluye ni restringe la otra; es un medio mas, 
que el art. 2.^ de la citada ley de 15 de Enero ha pro- 
porcionado al Poder Ejecutivo para que lo emplee si lo 
tiene por conveniente. 

Que no conviene el pago en metálico, se manifiesta 
con solo recordar que Salinas pide 26.000,000 de soles; 
y, de ellos, seis millones se depositarán desde luego, 
para comprar materiales, sin perjuicio de oblarse ade- 
mas mensualente 85,000 soles por cada milla de cami- 
no listo para recibir durmientes, y 35,000 soles por ca- 
da milla concluida; y que Meiggs pide 25.000,000, de 



—96— 

los que cinco millones se depositarán inmediatamente 
con igual objeto, y, fuera de esa cantidad, se le paga- 
rá en cada mes, lo que, según el total precio conveni. 
do, corresponda proporcionalmente á los trabajos he- 
chos. Tan considerables oblaciones, no podrían reali- 
zarse sin graves quebrantos del Erario. 

De las otras dos propuestas que se pagan con bonos 
del 6p§ , la de Salinas requiere 33 millones de soles, 
y la de Meiggs 32 millones: se ponen desde luego en 
circulación, según aquella, 6.000,000 S.; y según esta 
5 millones: por la primera se entregarán 2.000,000 S. 
por cada catorce millas de camino construido; y por la 
segunda mcnsualmente lo que corresponda con propor- 
ción al trabajo hecfao« 

Entre estas propuestas de Salinas y de Meiggs, to- 
das las diferencias favorecen & la de Meiggs, siendo la 
principal un millón de soles en el precio. 

Contra esta ventaja favorable á la propuesta de 
Meiggs ha alegado Salinas: que, exijiéndose en aquella 
un fondo de amortización del 1 p§ anual durante los 
diez primeros años, y 2 p§ anual en lo sucesivo, al pa- 
so que solo á los diez años principiará la amortización 
con el 2 p§ para los bonos solicitados por él [por Sa- 
linas], resultará que hasta entonces habrá costado al 
Fisco la propuesta de Meiggs 3.200,000 soles mas, por 
causa de la amortización con 1 p§ . Mas como también 
para entonces habría disminuido el capital de los bonos 
destinados á Meiggs, en los mismos 3,200,000 goles 
amortizados, y no quedarían de todos ellos á los 10 
años sino 28.800,000 soles, gravando con el jnter(?s 
anual de 1.728,000 á la voz que en \h misma época los 
bonos destinadoí! á Salina? serian 33.00,000. v su into- 



—97— 

res 1.980,000 soles, la consecuencia siempre favorece- 
ría á la propuesta de Meiggs, aun cuando se computa- 
sen los intereses respectivos al 1 p§ empleado en Ja 
anticipada amortización. 

Sea ó no admisible la circunstancia de amortia^cion 
con el 1 p§ en los 10 primeros años, lo evidente es 
que, aun incluida esta amortización, siempre aparece 
menos gravosa la propuesta de Meiggs que la de Sali- 
nas. Por la calidad de menos gravosa en todo sentido, 
aquella propuesta tiene derecho de preferencia con re- 
lación á ésta. Si esa calidad proviniera únicamente de 
la dicha amortización inadmisible, en tal caso no debe- 
rian quedar pospuestos los derechos de Salinas en com- 
paración con los de Meiggs. La cláusula de amortiza- 
ción en los diez primeros años, aunque se traduzca co- 
mo mera distribución de la cuota que la ley de 8 de 
Noviembre de 1864 permite en clase de garantía tem- 
poral del interés, tal cláusula destinada á bonos perma- 
nentes instituidos por el art. 2.** do la ley de 15 de Ene- 
ro sobre bases ciertas y determinadas, es contraria al 
citado art. 2.% y se tiene por no puesta, sin que por 
ella se vicie en todo lo demás la existencia de la pro- 
puesta para los efectos del concurso. 

Si es aceptable, para contratar, aquel de los propo" 
nentes arreglado á las bases de la convocatoria, que ha 
ofrecido mas ventajas ó menos gravámenes; esto no 
obliga al Gobierno á admitir precisamente sus propues- 
tas en los puntos variables en que cabe la coinpetencia, 
«ni en aquellos que no sean las bases esenciales dadas 
en la convocatoria; y menos dá lugar á que puedan in- 
troducirse en el contrato otras bases que alteren la re- 
lación comparativa- en que se fundó la justa postergá- 
is 



—98— 

cion de los demás proponentes. )> En estas palabras re- 
pite este ministerio lo mismo que ha dicho en su dicta- 
men sobre el otro concurso para construir el ferro- 
carril del Callao y Lima á la Oroya. 

Ha dicho también en ese dictamen; «que dado un 
presupuesto tan exacto como es posible, contando el 
Estado con Ingenieros á quienes la ley impone el deber 
de examinar los estudios de la linea y su costo, no pue- 
de dudarse que será palmariamente ventajoso y admi- 
sible, por regla general, construir ferro-carriles de 
cuenta del Gobierno, pagándose en bonos la misma can- 
tidad que en efectivo señale el presupuesto.» 

Esta regla que ha seguido Meiggs en el otro concur- 
so, parece casi la misma qiie ha observado en el pre- 
sente al ofrecer por 32.000,000 de S. en bonos este 
ferro-carril de Arequipa á Puno, cuyo presupuesto 
efectivo asciende á 31.790,000 S. La Comisión encar- 
gada de formar el proyecto del contrato, se ha inclina- 
do, puede decirse á'la misma regla, admitiendo el pre- 
cio propuesto por Meiggs 6 32.000,000 de soles en 
bonos. 

Mas, para proceder con acierto, es menester recor- 
dar que el presupuesto agregado á este expediente fué 
reducido á 30,500,000 de soles en lugar de 31.700,000 
soles, por el Ingeniero del Estado D. Gerrit S. Backus, 
con acuerdo y aprobación de D. Ernesto Malinowski, 
Ingeniero del empresario, según se refiere en el oficio 
que dirijieron al señor Ministro del Ramo, en 24 de 
Setiembre último, publicado en M Peruano núm 65 
tomo 57. 

Como para todo caso, y cualquiera que fueta el mé- 



—99— 

rito intrínseco y el éxito de las propuestas presentadas, 
sea necesario que se rectifiquen las equivocaciones que 
se notan en el presupuesto, porque este documento se- 
gún su propia naturaleza y lo dispuesto en las leyes 
de 8 de Noviembre de 1864 y 15 de Enero último, sir- 
ve de base esencial á las contratas que pueden celebrar- 
se sobre construcción de ferro-carriles; el Fiscal reite- 
ra en este punto la petición que hizo en el citado dic- 
tamen, acerca del presupuesto del ferro-carril á la 
Oroya. «Entre estos dos presupuestos se notan aJgu- 
nas diferencias que V. E. se servirá mandar rectificar, 
para que el precio menor que de ellos aparezca, sea e^ 
que se fije en ambos á las cosas en que no puede haber 
precios distintos, cuando son idénticos en el tiempo de 
su adquisición, en cantidad, en calidad y procedencia, 
sin incluir los costos de conducción que están separada- 
mente calculados.» De esta clase, por ejemplo, es la di- 
ferencia que aparSce en la tonelada de tornillos, cuyo 
precio es 100 soles para la vía de la Oroya y 125 soles 
para la de Puno. 

Con estos antecedentes podrá V. E. servirse mandar 
se contrate con D. Enrique Meiggs, mejor proponente 
entre los que han concurrido, la construcción del ferro- 
carril de Arequipa á Puno, por el menor precio en que 
se convenga bajando de la cantidad que ha exijido en 
su propuesta. 

Con el objeto de «uniformar las bases, indicadas por 
las comisiones del ferro-carril de la Oroya y del de 
Puno, á fin de que puedan realizarse ambas obras, con 
íntimas relaciones en los términos del contrato,» según 
lo prevenido por el señor Ministro de Gobierno en 26 
de Noviembre próximo pasado; el Fiscal^ á mas de 



—100— 

mantener y establecer todo lo que es esencial en los 
pactos de esta clase, ha admitido y conciliado en los 
puntos divergentes de las Comisiones, lo que mejor se 
conforma con los principios legales, prácticas fundadas, 
positivas conveniencias del Estada y recíprocos dere- 
chos é intereses que debidamente corresponden á los 
contratantes. 

En el dictamen que hoy ha emitido el Fiscal en el 
expediente sobre la construcción de la vía del Callao y 
Lima á la Oroya, queda expresado todo el objeto de 
cada una de las cláusulas comunes á los dos contratos, 
con las anotaciones peculiares al de la Oroya, No es, 
pues, necesario, en este dictamen, mas que referirse á 
esas cláusulas, anotando lo peculiar al ferro-carril de 
Puno. 

CLAUSULAS DEL CONTRATO. 

Nota. — [A la cláusula 1.*, que es obligándose el em- 
presario á construir la obra con sujeción al respectivo 
trazo aprobado y sellado, debe agregarse: Que, «se de- 
(csarrollará la línea en el espacio comprendido entre las 
«estacas 1,346 á 1,363, en los términos que el terreno 
«permita, de modo que se conserve el gradiente máxi- 
«mo del [4 p.§ ] cuatro por ciento exijido por la ley, 
«en vez del 3.358 p§ que figura en el proyecto.» Así 
lo ha pedido por unanimidad la Comisión de Ingenieros.] 

Nota. — [En la 2.* sobre cumplimiento de las pres- 
cripciones contenidas en el Supremo Decreto de convo- 
catoria, debe advertirse que ei término para comenzar 
los trabajos, es de cuatro meses. Así quedará modifica- 



—101— 

(la la 3/ prevención general de la convocatoria de 25 
de Setiembre para este ferro-carril, en que se señaló 
el plazo de dos meses; y se uniformará con el de cua- 
tro meses que se fijó en la 4.* prevención general de la 
convocatoria de 22 de Marzo para el ferro-carril de la 
Oroya,~\ 

8.% 4.» y 5/ 

[Iguales á las de su referencia.] 
6.» 

Nota. — [El término para entregar concluida la obra 
será de cinco año9*~\ 

NoÍA. — [El aumento de plazo para las suspensiones 
escusables, será sobre los cinco años naturales. '\ 

8.*, 9.% 10.% 11.% 12.% 18.% 14.% 15.% 16.% 17.S 
18.% 19.* y 20.* 

[Iguales á las de su referencia.] 

21.* 
Nota. — [En esta cláusula se agregará: «Que los bo- 
nos tienen por garantía solidaria con la especial, el va- 
lor y productos del ferro-carril de Mejia á Arequipa.] 

22.% 28.% 24.% 26.% 26.% 27.% 28.% 29.% 80.% 
81.% 82.% 38.* y 84.* 

[Estas cláusulas serán iguales á las de su referencia 
con esta misma numeración.] 

85.* 
Nota. — [Sobre arrendamiento del ferro-carril de 
Mejia d Arequipa^ por 360,000 soles en cada uno de 
los tres primeros años, y por 480,000 en cada uno de 
los dos restantes, rejirá la cláusula 14.* del proyecto 
que, para el ferro-carril á Puno, ha formulado en este 
expediente la respectiva Comisión.] 



—102— 

En resumen. Debe hacerse en el presupuesto la rec- 
tificación que se indica. Es preferible, para construir 
por cuenta del Estado el ferro-carril de Arequipa á 
Puno, la propuesta de D. Enrique Meiggs á la de D. 
Antonio Salinas; y rebajado el precio que aquel pide? 
puede contratarse con él, estipulándose las condicione^ 
espresadas. — Lima, á 13 de Diciembre de 1869. — 

ÜRETA. 



Lima, Diciembre 16 de 1869. 

Entregúese este expediente áD. Enrique Meiggs, 
para que exponga lo conveniente con relación á los 
puntos principales á que se contrae el Fiscal en su pre- 
cedente vista.— Secada. 



EXCMO. SEÑOR: 

Enrique Meiggs, como mejor proceda en derecho, 
digo: Qae he examinado el expediente relativ o al Fer- 
ro-carril Trasandino de Arequipa á Puno, y es tudiado 
maduramente las cláusulas -del proyecto de contrato 
formuladas por la Comisión especial nombrada por el 
Gobierno y rectificadas en su dictamen por el señor 
Fiscal de la Excma. Corte Suprema, y en esa virtud ha- 
go presente á V. E., que acepto en los siguientos tér- 
minos: 

Cláusula 1.* D. Enrique Meiggs, por sí y sus here- 
deros, albaceas y legítimos representantes, se obliga á 
construir el Ferro-carril trasandido de Arequipa á Pu- 
no, con sujeción al plano y trazo hechos por el Inge- 
niero en jefe D. Juan L. Thorndike y con las modifica- 
ciones determinadas por la Comisión de Ingenieros en 
su informe de Noviembre último, y los cuales queda- 
rán archivados en el Ministerio del ramo. 

2/ El empresario se obliga á cumplir todos las pres- 
cripciones contenidas en las bases publicadas en el 
«Peruano» número 65 del 25 de Setiembre último, de- 



—112-- 

clarando categóricamente que las acepta todas en ca- 
lidad de condiciones esenciales de este contrato, á cu- 
yo fin se insertarán en la escritura. 

3.* Todos los materiales que se empleen en la vía, 
serán de la mejor calidad y todos los trabajos y obras 
de la línea, se harán bajo la inspección y á entera sa- 
tisfacción del Ingeniero 6 ingenieros que el Gobi erno 
nombrase al efecto. El Gobierno nombrará ademas, 
de su cargo y cuenta, uno 6 mas comisionados especia- 
les encargados de inspeccionar dichos materiales en el 
lugar en que se efectúen las compras y antes de su re- 
misión al punto de su destino. El certificado de apro- 
bación, que en este caso expidan los comisionados del 
Gobierno, relevará al contratista de toda responsabili- 
dad futura, respecto á la calidad de los materiales. 

4.* El empresario se obliga á adoptar é introducir 
en la construcción de la línea y sus dependencias, con 
el fin de mejorarla, todas las alteraciones que en ma- 
teria de puentes, estaciones, viaductos, cambios de vía 
y trazos, disponga el Supremo Gobierno, ordenándolo 
por un decreto especial, á pedimento y con informe 
del Ingeniero inspector, con tal que dichas modifica- 
ciones no afecten de una manera sustancial los planos 
y el costo total de la obra; siendo entendido, que si de 
dichas alteraciones resultase ahorro 6 aumento sobre 
el precio estipulado, la diferencia avaluada antes de 
dar principio á la alteración por dos ingenieros, uno 
de los cuales nombrará la Empresa, se descontará 6 
se abonará proporcionalmente al empresario sobre la 
suma fijada en la cláusula 21.% como precio total del 
ferro-carril. 

5.* Si la obra no se ejecutare conforme al plano y 



—113— 

traxo de que habla la cláusula 1/ 6 á las inodifíeacio- 
nas de que se encarga la 4.% 6 si hubiere imperfección 
en la. ejecución, y requerido el contratista para poner 
«1 remedio conveniente por el Ingeniero inspector se 
resistiese alegando razones para justificar su procedi- 
miento, se nombrará un arbitro por cada parte, y lo 
que estos decidan, 6 en caso de discordia decida el ter- 
cero dirimente nombrado por ellos, obligará irremisi- 
blemente al Empresario; y si éste no cumpliere la de- 
cisión de los arbitros, dará derecho al Gobierno para 
anular el contrato. La suspensión del trabajo por mas 
de tres meses seguidos, por casos que no sean de revo- 
lución, fuerza mayor, 6 fortuitos, producen igual de- 
recho en favor del Gobierno. En los dos casos precita- 
dos de caducidad del contrato, el Gobierno solo estará 
obligado á pagar la parte de la obra bien ejecutada y 
los gastos en ella realizados, y el contratista está en el 
deber de indemnizar al Gobierno los daños y perjui- 
cios sufridos por su falta. 

6.* El Empresario se obliga á terminar completa- 
mente la mencionada linea con todas sus dependen- 
cias, y á entregarla expedita para el servicio público, 
en el término de cinco aSos, que empezarán á correr 
y contarse, á los cuarenta dias de firmada la escritura. 

7.^ El tiempo se contará de fecha á fecha, siendo en- 
tendido, que solamente podrá aumentarse en compen- 
sación de aquel en que la obra se hubiera paralizado 
por casos fortuitos 6 de fuerza mayor, como revolucio- 
nes, terremotos, inundaciones y demás reconocidos por 
derecho, 6 bien por la demora que sufriese el contra- 
tista en adquirir los terrenos necesarios para la cons- 
trucción de la vía y sus dependencias, ya sean de pro- 
ís 



—Im- 
piedad del Estado, Municipales, de la Beneficencia d 
de particulares, con tal que sean oportuna y legalmen- 
te acreditados. 

8.* El contratista se obliga á asegurar y garantizar 
al uso público la construcción de la obra, hasta tres 
años después de concluida y entregada al Supremo Go- 
bierno, quedando responsable, durante ese tiempo, á 
reparar á su costa los daños procedentes de una eje- 
cución mala ó defectuosa; pero no los ocasionados por 
el debido uso de la vía, 6 por los cagos fortuitos ó de 
fuerza mayor expresados en la cláusula precedente. 
No se comprende en el tiempo de la garantía, el que 
emplee el contratista en las reparaciones á que está 
obligado. 

9.* Comprendiendo el trazo final diferentes seccio- 
nes, queda estipulado que si al Supremo Gobierno le 
conviniese recibir la línea por secciones, estará el Em- 
presario obligado á entregarla de este modo; en cuyo 
caso el Empresario podrá servirse gratuitamente de la 
sección entregada, para la conducción de víveres, má- 
quinas, herramientas y domas artículos, lo mismo que 
empleados y operarios destinados al servicio del Fer- 
ro-carril. 

10.* Para que el Gobierno se dé por recibido de la 
vía 6 de las secciones, según lo pactado en la cláusula 
anterior, presentará eí Empresario el respectivo certi- 
ficado del Ingeniero en jefe por el que conste hallar- 
se realizadas las condiciones del contrato, y expedita 
la sección 6 vía para el tráfico público, extendiéndose 
del acto material de la entrega, una acta que firmarán 
el contratista ó su representante, el Ingeniero en jefe 
y la autoridad ó persona comisionada por el Gobierno. 



-lio— 

11.* El contratista podrá introducir trabajadores del 
Extranjero, y las contratas que con ellos se celebrasen, 
serán válidas y obligatorias en cuanto no se opongan 
á las leyes del pais, quedando obligado el Supremo 
Gobierno á interponer su autoridad para que sean res- 
petadas y cumplidas. Los Agentes Diplomáticos y Con- 
sulares del Perú llamados á intervenir en la celebración 
ó legalización de dichas contratas no podrán en nin- 
gún caso exijir otro derecho quoel de un sol ó su equi- 
valente, conforme está ordenado respecto á los colonos 
chinos. 

12.* Los operarios, trabajadores y empleados de la 
línea quedan exceptuados de todo servicio militar, ci- 
vil 6 concejil, durante la obra y hasta su final con- 
clusión y entrega, salvo el caso de guerra exterior 
páralos peruanos. 

13.* El contratista está facultado para hacer con 
sus propios trabajadores el servicio de los puertos, en 
cuanto solo se relacione directa ó indirectamente con 
la construcción del Ferro-carril. 

14,* El Gobierno concederá gratuitamente al con- 
tratista el uso de todos los terrenos de propiedad del 
Estado que sean necesarios para el Ferro-carril y to- 
sus dependencias asi como también para la construc- 
ción temporal de viviendas y provedurias para emplea- 
dos, operarios y peones. Si el contratista necesitase 
algunos terrenos municipales, de la Beneficencia 6 de 
particulares, el Gobierno le facilitará su adquisición, 
por los medios que determinan las leyes para los casos 
de expropiación forzosa. Esta se hará por cuenta y 
.costa del contratista. 

15.* Queda obligado igualmente el Gobierno áalla- 



—lle- 
nar las dificultados que pudieran presentarse en la pro- 
visión de agua para el consumo de los trabajadores, 
para el uso de las locomotoras j para los trabajos de 
la vía y sus dependencias, pagando el contratista las 
indemnizaciones cerrespondientes. 

16.* Las condiciones de que se ocupan las dos cláu- 
sulas precedentes, solo tendrán la duración del contra- 
to, pues terminado éste, han de volver los terrenos y 
aguas á que se refieren al dominio y uso del Estado. 

17.* El Gobierno no será jamás responsable de los 
daños y, perjuicios, que el contratista 6 sus Agentes 
causaren en las propiedudes 6 terrenos inmediatos á la 
línea. 

18.* Serán de libre importación y exentos de todo 
derecho fiscal, municipal, de puerto 6 muellaje, duran- 
te el término del contrato, los artículos siguientes: 

1.* Máquinas, rieles, durmientes, herramientas, ma- 
terial rodante y demás que se empleen en este género 
de obras: 2.° víveres para los trabajadores, entendién- 
dose portales: carne fresca ó salada, papas, arroz, ají; 
manteca, grasa, pescado seco, fréjoles, garbanzos, al- 
berjas, frangollo, huesillos, galleras y harina: 3.^ toda 
especie de forraje para bestias; y 4.*" la pólvora de mi- 
nas ú otra cualquiera materia explosiva, descubierta 6 
que en adelante se descubriese. 

Si el contratista quisiese fabricar la pólvora de mi- 
nas ó la materia explosiva que requiere el trabajo, po- 
drá autorizarlo también el Gobierno, previo el otorga- 
miento de fianzas y demás seguridades que estime pre- 
ciso establecer. Queda asi mismo estipulado qne el con- 
tratista dará la preferencia á la fábrica del Estado, 
siempre que ésta pueda suministrarle en las cantidades 



—in- 
necesarias la pólvora de minas-, siendo de igual calidad 
y al mismo precio que á éste le costaria la importada, 
puesta en el Callao. 

El contratista está obligado á acreditar el objeto de 
las internaciones á que se refiere este articulo, y á in- 
troducir solo en la cantidad que necesitare, según las 
circu nstancias y las exijencias de la obra; reservándo- 
se el Gobierno el derecho de. establecer con este obje- 
to y con el de precaver toda ocasión de contrabando las 
reglas y formalidades que creyere convenientes. 

19.* Con el fin de acelerar la construcción del ferro- 
carril de Puno, queda estipulado que los buques que 
conduzcan materiales, útiles, provisiones, trabajadores 
y artículos de primera necesidad consignados á la Em- 
presa podrán tocar directamente en la caleta de Mollen* 
do, y verificar su despacho á descarga con arreglo á lo 
dispuesto en el reglamento de Comercio y Aduanas res- 
pecto á los puertos mayores. 

20.* El contratista podrá trasportar y conducir gra- 
tuitamente por el ferro-carril de Mejia á Arequipa, to- 
dos los materiales máquinas, herramientas y demás 
útiles y efectos destinados al ferro-carril de Puno, y 
del mismo modo á todos sus empleados y peones mien- 
tras dure la construcción de la obra. 

21a El Supremo Gtebierno de la República del Perú 
se obliga á pagar al contratista, Enrique Meiggs, ó á 
sus herederos ó Legítimos representantes, de sus dere- 
chos y acciones, por la construcción del Ferro-carril 
Trasandino de Arequipa á Puno, es decir, por la vía 
férrea con todos sus edificios y dependencias provistos 
y equipados de todas las máquinas, útiles y enseres 
enumerados en las especificaciones que sirven de, base 



—118— 

á este contrato, la suma total de treinta y dos millones 
de soles, [S. 32.000,000.] ó su equivalente en moneda 
corriente de los países en donde se efectúe la emisión, 
en bonos emisibles, conforme á la ley de 15 de Enero 
de 1869 y aceptables á la par por «1 contratista. Por 
manera, que los bonos antedichos deberán ganar el 
seis por ciento de interés al año y tener un fondo de 
amortización acumulativo de dos por ciento, que co- 
menzará diez años después de la fecha de su emisión. 

22.* Los bonos llevarán la fecha de este contrato y 
serán firmados por el Comisionado nombrado ad hoc 
por el Supremo Gobierno del Perú, y por un apodera- 
do del Contratista. 

La omisión de los bonos podrá tener lugar en el Pe- 
rú, Londres, Paris, Francfort y Nueva-York, debien- 
do quedar depositados seis meses después de firmada la 
escritura, en un Banco 6 Casa comercial de Europa ó 
América, á satisfacción mutua del Gobierno y del Con- 
tratista. 

23.* El Gobierno de acuerdo con el contratista fija- 
rá por un decreto especial la redacción, forma, series, 
hipoteca y garantías, cambio y demás condiciones de 
emisión, amortización y pago de intereses que no estén 
previstos en este contrato, y que no oponiéndose á él, 
sean indispensables para la mejor seguridad, estima- 
ción y servicio de dichos bonos. 

24.* El pago del precio total estipulado por la obra 
se hará efectivo en el orden y forma siguientes: 

1.° El valor de las facturas por compras de rieles 
madei*as, durmientes, máquinas, herramientas, pólvora 
víveres y demás útiles y materiales necesarios para la 
construcción y equipo del ferro-carril, y cuyas compras 



—119— 

se harán bajo las ordenes del contratista ó sus agentes, 
y bajo la inspección del comisionado 6 comisionados 
que el Gobierno nombre, será abonado en el acto y sin 
dilación alguna al contratista ó á su legítimo represen- 
te, en los expresados bonos y á la piar, por el deposi- 
tario nombrado por el Supremo Gobierno de acuerdo 
con el contratista, tan luego como se la presenten las 
referidas facturas debidamente certificadas ó legalizadas 
por los Agentes diplomáticos, consulares ó financieros 
de la República del Perú residentes en los lugares en que 
se realizen las referidas compras, en el caso de que és- 
tas se efectúen en el Extranjero, ó bien por personas ó 
autoridad competentes, si se efectuaren dentro del ter- 
ritorio de la República. 

2,^ Con el fin de atender al pago inmediato de los 
primeros desembolsos que se hicieren para compra de 
materiales, útiles, víveres 6 cualquiera otros artículos 
destinados al uso de la línea ó al consumo de los traba- 
jadores, así como también al pago de los primeros cer- 
tificados expedidos por el Ingeniero inspector de la obra, 
el Supremo Gobierno, cuarenta dias después de otor- 
gada la escritura, pondrá en calidad de depósito en un 
Banco 6 Casa comercial de esta capital, á satisfacción 
mutua de las partes contratantes, la suma de Siete mL 
llonea de soles (7.000,000) en obligaciones provisionales 
jiradas por la Dirección General de Contabilidad con- 
tra la Caja fiscal de Lima, que ganarán un seis por 
ciento de interés al año. 

Estas obligaciones servirán de suficiente título para 
cambiar á la par los bonos en las plazas, donde el tene- 
dor tenga por conveniente hacer la conversión. 

Queda estipulado que los intereses correspondientes 



—120— 

á la antedicha suma de 7.000,000 de soles en obligacio- 
nes provisionales, correrán de cargo y cuenta del Esta- 
do, desde el dia de la*fecha en que el contratista tenga 
derecho á exijir su entrega, en pago de certificados del 
ingeniero ó ingenieros encargados de la inspección de 
la obra por trabajos ya hechos, 6 bien á mérito de las 
facturas que en debida forma presentare al referido de- 
positario. 

3."* El resto se pagará al contratista en partidas men- 
suales correspondientes á los trabajos hechos q que es- 
tén en justa proporción con el costo total de la obra. 
Para que tenga lugar el pago, el contratista presentará 
mensualmente al depositario de los bonos ó á su agente 
en Lima, 6 al depositario de las obligaciones de que 
habla el inciso 2.'' de esta cláusula, el certificado del In- 
geniero inspector de la obra, siendo entendido que el 
valor de los bonos en circulación, nunca será mayor 
que el que representan el trabajo ejecutado y los mate- 
riales acumulados para la obra. 

25.* El depositario de los bonos llevará una cuenta 
corriente general de intereses entre el Supremo Gobier- 
no de la República del Perú y el contratista del Ferro- 
carril trasandino entre Arequipa y Puno, y al hacerse 
la liquidación cada seis meses, se entregará á éste el sal- 
do si alguno hubiere en su favor, y si resultare en contra, 
se le cargará en parte del primero ó primeros pagos 
que haya de hacérsele. 

26.* Los certificados de pago firmados por el inge- 
niero 6 ingenieros encargados de la inspección do la 
obra, serán suficientos, sin otro requisito, para que el 
depositario de los bonos ó su agente en Lima, entregue 
en el acto al contratista, ó á quien legalmente lo reprc- 



—121— 

senté, su importe respectivo; computándose los intereses 
de los bonos pue se le entreguen desde la fecha de los 
referidos certificados. 

27.* Si después de terminada y entregada la obra, 
quedase al contratista una cantidad sobrante de dur- 
mientes, rieles, herramientas ú otros cualesquiera mate- 
riales 6 útiles de que el Gobierno pueda tener necesidad 
para el uso y servicio de la línea, puede el Gobierno 
comprarlos por el costo según factura y según el estado 
en que se encuentren. 

28.* El contratista en garantía del fiel cumplimiento 
de este contrato, dejará en depósito en Arcas fiscales el 
diez por cielito en bonos, del importe de cada uno de los 
certificados por trabajos hechos, hasta el completo de 
un millón de soles (1.000,000.) Este depósito será de. 
vuelto al contratista cuando terminen las responsabili- 
dades contraidas por este contrato, abonándosele, en- 
tre tanto, por dichos bonos depositados el respectivo 
interés. 

29.* De este fondo depositado, en la parte necesaria, 
se hará efectiva, llegado el caso, la indemnización de 
que se ocupa la clásula 5.* 

30.* Cualesquiera diferencias que se susciten entre el 
Supremo Gobierno del Perú y el contratista, D. Enri- 
que Meiggs, sus herederos, albaceas 6 los que legítima- 
mente representen sus derechos y acciones sobre la in- 
teligencia y ejecución de este contrato, serán sometidos 
á los Tribunales de la República, no pudiendo en nin- 
gún caso ocurrir á otros medios que no sean los per- 
mitidos por las leyes á los ciudadanos del Perú. 

31.* Los derechos que este contrato dá y las obliga- 
ciones que impone al contratista, no se suspenderán por 

16 



—122- 

enfermedad de é\ y son trasmisibles en caso de muerte 
á sus herederos j sucesores. 

32.* Este contrato no puede traspasarse o trasferirse 
por el contratista á otra persona, bajo la pena de nuli- 
dad, sin previo acuerdo del Gobierno con signado en 
escritura pública. 

33.* Versando este contrato sobre la construcción de 
una obra por cuenta del Estado, se extenderá la escri- 
tura correspondiente con exención del pago de la con- 
tribución de timbres. 

Bajo tales bases, si Y. E. las encontrase justas y equi- 
tativas, estoy dispuesto á hacerme cargo de la cons- 
trucción del ferro-carril trasandino de Arequipa á 
Puno. 

Y en tal virtud: — 

A Y. E. suplico se digne tomarlas en consideración y 
resolver lo que estime mas conveniente. — Contabili- 
dad — enmendado — vale — la importada — entre líneas — 
vale. 

Lima, Diciembre 17 de 1869. 
Excmo. Señor: 

Enrique Meiggu, 



Lima^ Diciembre 18 de 18t>9. 



Vistas las propuestas de D. Enrique Meiggs y D. 
Antonio Salinas presentadas con motivo de haberse 
expedido el decreto de 25 de Setiembre último convo- 
cándose propuestas para la construcción del ferro-car- 
ril de Arequipa á Puno; y resultando que observadas 
las prescripciones que previene la ley de 8 de Noviem- 
bre de 1864, la Comisión especial de Ingenieros, ha 
aprobado los trazos, planos y presupuestos, bajo los 
cuales debe precederse á la construcción del menciona- 
do ferro-carril: que en el examen comparativo practi- 
cado por la Comisión de comerciantes acerca de las re- 
feridas propuestas, se manifiesta que ninguna de ellas 
es aceptable en cuanto se refieren á recibir el precio en 
dinero para construir la referida vía, y si lo es la pro- 
puesta de Meiggs para verificarlo por cuenta del Go- 
bierno, recibiendo en bonos el valor presupuestado, con 
tal que se conforme con las condiciones que establece 
dicha Comisión: que el Fiscal < e la Bxcma. Cdrte Su- 
prema, ha dictaminado en el mismo sentido que la Co- 



— 124— 

misión, sentando las bases del contrato en íntima rela- 
ción con el de la Oroya, por cuyo motivo se mandó po- 
ner en conocimiento de Meiggs, quien se conformó acep- 
tando las bases y condiciones referentes á su propuesta 
según lo comprueba el pliego que ha presentado y que 
se ha mandado agregar al expediente de la maíeria^ 
que llenados todos los requisitos legales, el Gobierno 
debe determinar la propuesta que sea mas ventajosa, 
á fin de realizar una obra de tan vastos resultados pa- 
ra el adelanto y prosperidad de todos los pueblos del 
Sur de la República; de conformidad con lo informado 
por la Comisión financiera, con el dictamen fiscal y en 
cumplimiento de la ley especial de 13 de Enero último, 
por la que se facultó al Gobierno pjtra la construcción 
del mencionado ferro-carril: Se admite y acepta la pro- 
puesta de Don Enrique Meiggs con las modificaciones 
acordadas y bajo las condiciones siguientes: 

!.• Don Enrique Meiggs por sí y sus herederos, al- 
baceas y legítimos representantes, se obliga á oonstruir 
el ferro-carril trasandino de Arequipa á Puno, con su- 
jeción al plano y trazo hechos poj el Ingeniero en Jefe 
D. Juan L. Thorndike y con las modificaciones deter- 
minadas por la Comisión de Ingenieros en su informe 
de 6 de Noviembre último, y loa cuales quedarán ar- 
chivados y sellados en el Ministerio del ramo. 

2/ El empresario se obliga á cumplir todas las pres- 
cripciones contenidas en el decreto de convocatoria de 
25 de Setiembre último, declarando categóricamente 
quejas acepta todas en calidad de condiciones esenciá- 
ies de este contrato, á cuyo fin se insertarán en la es- 
critura, entendiéndose que el plazo será de cuatro me- 
ses para principiar la obra en lugar de los dos mese^ 



que se fijaron en el artículo 3.° de las prevenciones ge- 
nerales. 

3/ Todos los materiales que se empleen en la vía, 
serán de la mejor calidad, y todos los trabajos y obras 
de la línea, se harán bajo la inspección y á entera satis- 
facción del Ingeniero 6 Ingenieros que el Gobierno 
nombrase al efecto. El Gobierno nombrará, ademas» 
de su cargo y cuenta, uno 6 mas comisionados especia- 
les, en el lugar en que se efectúen las compras y antes 
de su remisión al puerto de su destino. El certificado 
de aprobación que en este caso expidan los comisiona- 
dos del Gobierno, relevará al contratista de toda res- 
ponsabilidad futura respecto á la calidad de los mate- 
riales. 

4.* El empresario se obliga á adoptar é introducir 
en la construcción de la línea y sus dependencias con 
el fin de mejorarla, todas las alteraciones que en mate~ 
ria de puentes, viaductos, cambios de vias y trazos dis- 
ponga el Supremo Gobierno, ordenándolo por decreto 
especial á pedimento y con informe del Ingeniero Ins- 
pector, con tal que dichas modificaciones no afecten de 
una manera sustancial los planos y el costo total de la 
obra; siendo entendido, que si de dichas alteraciones 
resultare ahorro ó aumento sobre el precio estipulado, 
la diferencia avaluada antes de dar principio á la alte- 
ración, por dos Ingenieros, uno de los cuales nombrará 
la empresa, se descontará ó se abonará proporcional- 
mente al empresario sobre la suma fijada en la cláusu- 
la 21.* como precio total del ferro-carril. 

5.* Si la obra no se ejecutase conforme al plano y 
trazo de que habla la cláusula 1.* d á las modificacio- 
nes de que se encarga la 4.% 6 si hubiere imperfección 



— 12G— 

en la ejecución, y requerido el contratista para poner el 
remedio conveniente por el ingeniero inspector, se re- 
sistiese alegando razones para justificar su procedi- 
miento, se nombrará un arbitro por cada parte, y lo 
que estos decidan, 6 en caso de discordia, decida el ter- 
cero ditimente nombrado por ellos, obligará irremisi- 
blemente al empresario; y si éste no cumpliere la deci- 
sión de los arbitros, dará derecho al Gobierno para 
anular el contrato. La suspensión del trabajo por mas 
de tres meses seguidos, por casos que no sean de fuer- 
za mayor 6 fortuitos, producen igaal derecho en favor 
del Gobierno. En los dos casos precitados de caduci- 
dad del contrato, el Gobierno solo estará obligado á pa- 
gar la parte de la obra bien ejecutada y los gastos en 
ella realizados, y el contratista en el deber de indem- 
nizar al Gobierno los daños y perjuicios sufridos por 
su falta. 

6.* El empresario se obliga á terminar completa- 
mente la mencionada línea, con todas sus dependecias 
y entregarla expedita para el servicio público en el 
término de cíONCO aSos, que empezarán á correr á los 
cuarenta dias de firmada la escritura. 

7.* El tiempo se contará de fecha á fecha, siendo 
entendido que solamente podrá aumentarse en com- 
pensación de aquel en que la obra se hubiese paraliza- 
do por casos fortuitos 6 de fuerza mayor, y demás re- 
conocidos por derecho, con tal que sean oportuna y le- 
galmente acreditados, 6 bien por la demora que sufrie- 
se el contratista en adquirir los terrenos necesarios 
para la vía y sus dependencias, ya sean depropiedad 
del Estado, municipales, de Beneficencia 6 de particula 
res. 



—127— 

8/ El contratista se obliga á asegurar y garantizar 
al uso público, la construcción de la obra, hasta tres 
años después de concluida y entregada al Supremo 
Gobierno, quedando responsable durante ese tiempo, 
á reparar á su costa los daños procedentes de una ma- 
la 6 defectuosa ejecución, pero no los ocasionados por 
el debido uso de la vía, 6 por los casos fortuitos ó de 
, fuerza mayor de que habla la cláusula precedente. No 
se comprende en el tiempo de la garantía el que em- 
plee el contratista en las reparaciones á que está obli- 
gado. 

9.* Comprendiendo el trazo final diferentes seccio- 
nes, queda estipulado que si al Supremo Gobierno le 
conviniere recibir la línea por secciones, estará el em- 
presario obligado á entregarla de ese modo, en cuyo 
caso el Empresario podrá servirse gratuitamente de la 
sección entregada, para la conducción de los víveres, 
máquinas, herramientas y demás artículos, lo mismo 
que empleados y operarios destinados al servicio del 
ferro-carril. 

10.* Para qu e el Gobierno se dé por recibido de la 
vía 6 de las secciones, según lo pactado en la cláusu- 
la anterior, presentará el Empresario el respectivo 
certificado del Ingeniero en Jefe, por el que conste 
hallarse realizadas las condiciones de este contrato, y 
expedita la sección 6 vía para el tráfico público, es- 
tendiéndose del acto material de la entrega, una acta 
que firmarán el contratista 6 su representante, el In- 
geniero en Jefe y la autoridad 6 persona comisionada 
por el Gobierno. 

11*. El contratista podrá introducir trabajadores del 
Extranjero, y las contratas que con ellos celebrase se- 



—128— 

rán válidas y obligatorias -en cuanto no se opongan á las 
leyes del pais, quedando obligado el Supremo Gobier- 
no á interponer su autoridad para que sean respetadas 
y cumplidas. Los Agentes diplomáticos y consulares 
del Perú, llamados á intervenir en la celebración ó le- 
galización de dichas contratas, no podrán en ningún 
caso exijir otro derecho que el de un sol ó su equiva- 
lente, conforme está ordenado respecto á los colonos 
chinos. 

12.* Los operarios, trabajadores y empleados de la 
línea, qjiiedan exceptuados de todo servicio militar, ci- 
vil y consejil durante la obra, y hasta su final conclu- 
sión y entrega, salvo el caso de guerra exterior para 
los peruanos. 

13.* El contratista está facultado para hacer con sus 
propios trabajadores, el servicio de los puertos, en 
cuanto solo se relacione directa 6 indirectamente con 
la construcción del ferro-carril. 

14.* El Gobierno concederá gratuitamente al contra- 
tista, el uso de todos los terrenos de propiedad del Es- 
tado que sean necesarios para el ferro-carril, sus de- 
pendencias y edificios, asi como para la construcción 
temporal de viviendas y provecdurias de empleados, 
operarios y peones. Si el contratista necesitase algu- 
nos terrenos de corporaciones 6 de particulares, el Go- 
bierno le facilitará su adquisición por los medios que 
determinan las leyes para los casos de expropiación 
forzosa. Esta se hará por cuenta y costo del contra- 
tista. 

15.* El Gobierno se obliga así mismo á allanar las 
dificultades que pudieran presentarse en la provisión 
de agua para el consumo de los trabajadores, para el 



_129— 

uso de las locomotoras y para los trabajos de la vía y 
sus dependencias, pagando el contratista las indemni- 
zaciones correspondientes. 

16.^ Las condiciones de que se ocupan las dos cláu- 
sulas precedentes, solo tendrán la duración del con- 
trato, pues terminado éste, han de volver los terrenos 
y aguas que provisionalmente se ocuparen durante los 
trabajos, al dominio y uso de aquellos á quienes cor- 
respondan. 

17.* El Gobierno no será jamás responsable de los 
dados y perjuicios qu el contratista 6 sus agentes cau- 
saren en las propiedades 6 terrenos inmediatos á la lí- 
nea — gravando estas responsabilidades sobre el con- 
tratista. 

18.* Serán de libre importación y exentos de todo 
derecho fiscal, municipal, de puerto 6 muellaje, duran- 
te el término del contrato, los artículos siguientes: 

1.^ Máquinas, rieles, herramientas, material ro- 
dante y demás que se empleen en este género de 
obras: 

2."* Víveres para los trabajadores, entendiéndose 
por tales, carne fresca 6 salada, papas, arroz, ají, 
manteca, grasa, pescado seco, fréjoles, alberjas, garvan- 
zos, frangollo, huecillos, galleta y harina: 

3.^ Toda especie de forraje para bestias; y 

4.** Pólvora de minas 6 cualquiera otra materia 
explosiva descubierta 6 que en adelante se descubriese. 
*— Si el contratista quisiese fabricar la pólvora de mi- 
nas 6 la materia explosiva que requiere el trabajo, po- 
drá autorizarlo también el Gobierno previo otorgamien- 
to de fianzas y demás seguridades que fuese necesario 
establecer. Se concede al contratista internar y hacer 

17 



—130— 

uso de la pólvora extranjera en «1 trabajo de este fer- 
ro-carril, debiendo para ello establecer, ya sea en tier- 
ra firme 6 á flote, depósitos seguros para conservarla 
con las precauciones necesarias. El contratista está 
obligado á acreditar el objeto de las internaciones á 
que se refiere este artículo, y á introducir solo en la 
cantidad que necesitare, según las circunstancias y la» 
exijencias de la obra, reservándose el Gobierno el de- 
recho de establecer, con este objeto y con el de preca- 
ver toda ocasión de contrabando, las reglas y formali- 
dades que creyere convenientes. 

19.* Con el fin de acelerar la conclusión del ferro- 
carril de Puno, queda estipulado, que los buques que 
conduzcan materiales, útiles, provisiones, trabajadores 
y artículos de primera necesidad, consignados á la em- 
presa, podrán tocar directamente en el puerto de Is- 
lay ó en las caletas de Mejia ó Moliendo; y verificar 
su despacho y descarga con arreglo á lo dispuesto en 
el Reglamento de Comercio y Aduanas, respecto á los 
puertos mayores. 

20.» El contratista podrá trasportar y conducir gra- 
tuitamente por el ferro-carril de Mejia á Arequipa, 
todos los materiales, máquinas, herramientas y demás 
útiles y efectos destinados al ferro-carril de Puno, y 
del mismo modo á todos sus empleados y peones, mien- 
tras dure la construcción de la obra, haciendo ufio de 
quince ó mas carros y un coche, que necesite del ferro- 
carril de Moliendo á Arequipa, debiendo reemplazarlos 
al año con otros pertenecientes al ferro-carril de Puno; 
pero pudiendo hacer uso gratis de las locomotoras del 
de Arequipa. 

21. • El Supremo Gobierno de la República del Perú, 



—131— 

s& obliga á pagar al contratista D. Enrique M eiggs 6 á 
sus herederos, albaceas 6 lejítimos representantes de 
sus derechos y acciones por la construcción del ferro- 
carril trasandino de Arequipa á Puno, es decir, por la 
vía férrea y todos sus edificios y dependencias provis- 
tos y equipados de todas las máquinas, útiles y enseres 
enumerados en las especificaciones generales que sirven 
de base á este contrato, la suma total de Treinta y dos 
miUones de solea, 6 su equivalente en moneda corrien- 
te de lospaises en donde se efectúe la emisión en bonos, 
conforme á la ley de 15 de Enero de 1869 y aceptable^ 
á la par por el contratista. Por manera que los bonos 
antedichos deberán ganar el seis por ciento de interés 
al año, y tener un fondo de amortización acumulativo 
de dos por ciento que comenzará diez años después de 
la fecha de su emisión. 

22.* Los bonos llevarán la fecha de este contrato y 
serán firmados por el comisionado nombrado ad hoc 
por el Supremo Gobierno del Perú, y un apoderado del 
contratista. La emisión de los bonos tendrán lugar en 
el Perú, Londres, Paris, Francfort y Nuevf-York, de- 
biendo quedar depositados seis meses después de firmada 
la escritura en un Banco 6 Casa comercial de Europa 
ó América, á satisfacción mutua del gobierno 6 de^ 
contratista. 

23.* El gobierno de acuerdo con el contratista, fijará 
por un decreto especial, la redacción, forma, serie, ga- 
rantías, cambios y demás condiciones de emisión, auto- 
rización y pago de intereses, que no estén previstos en 
este contrato, y que no oponiéndose á él sean indispen^^ 
sables para la mejor seguridad, estimación y serviaio 
de los dichos bonos. 



—1 32— 

24.* El pago del precio total estipulado por la obra, 
se hará efectivo en el orden y forma siguiente: I."* El 
valor de las facturas por compras de rieles, maderas» 
durmientes, máquinas, herramientas, pólvora, víveles 
y demás útiles y materiales necasarios para la cons- 
trucción y equipo del ferro-carril, y cuyas compras se 
harán bajo las órdenes del contratista ó sus ajentes, y 
bajo la inspección del comisionado ó comisionados que 
el gobierno nombre conforme á la cláusula 3.*, será abo- 
nndo en el acto y sin dilación alguna al contratista ó á 
sus lejítimos representantes en los espresados bonos y 
á la par, por el depositario nombrado por el Supremo 
gobierno, de acuerdo con el contratista, tan luego como 
se le presenten las referidas facturas debidamente cer- 
tificadas ó legalizadas por los Agentes diplomáticos, 
consulares ó financieros de la República del Perú resi- 
dentes en los lugares en que se realicen las referidas 
compras, en el caso de que estas se cfcetúen en el Ex • 
trangero, ó bien por persona ó autoridad competente, 
si se efectuasen en el territorio de la República: 2.** Con 
el fin de atender al pago inmediato de los primeros de- 
sembolsos hechos para compra de materiales, útiles, ví- 
veres ó cualesquiera otros artículos ó efectos destina- 
dos al uso de la línea ó al consumo de los trabajadores, 
así cpmo también al pago de los primeros certificados 

expedidos por el ingeniero inspector de la obra, el Su- 
premo Gobierno cuarenta dias después de otorgada la 
escritura pondrá en calidad de depósito en un Banco] ó 
Casa comercial de esta capital á satisfacción mutua de 
las partes contratantes, la suma de siete millones de 
soles en vales provisionales j irados por la Dirección 
General de Contabilidad contra la Caja Fiscal de Lima, 



—las- 
que ganarán un seis por ciento de interés al ano. Estos 
vales servirán de suficiente titulo, para cambiarlos á la 
par con los bonos definitivos en las plazas donde el te- 
nedor tenga por conveniente hacer la conversión. Que- 
da estipulado que los intereses correspondientes á la 
ante dicha suma de siete millones de soles en vales pro- 
visionales, correrán de cargo y cuenta del Estado, des- 
de el dia de la fecha en que el contratista tenga dere- 
cho á exijir su entrega en pago de certificados del inge- 
niero ó ingenieros encargados de la inspección de la 
obra por trabajos ya hechos, 6 bien á mérito de las fac- 
turas que en debida forma presentare al referido depo- 
sitario previa orden del Ministerio de Hacienda: 3.** El 
resto se pagará al contratista en partidas mensuales 
correspondientes á los trabajos hechos y que estén en 
justa proporción en cuanto á su importe con el costo 
total de la obra. Para que tenga lugar el pago, el con- 
tratista presentará mensualmente al depositario de los 
bonos 6 á su ájente en Lima, 6 al depositario de los va- 
les provisionales de que habla el inc. 2.° de esta cláu- 
sula, el certificado del ingeniero inspector de la obra, 
siendo entendido que el valor de los bonos definitivos 
en circulación, nunca será mayor que el que represente 
el trabajo ejecutado, y los materiales acumulados para 
la obra. 

25.* El depositario de los bonos, llevará una cuenta 
corriente general de intereses entre el Supremo Go- 
bierno de la República del Perú y el contratista del 
ferro-carril trasandino entre Arequipa y Puno, y al ha- 
cerse la liquidación cada seis meses, se entregará á 
éste el saldo, si alguno hubiese en su favor, y si resul- 
tase en contra, se le cargará en parte del primero 6 
primeros pagos que hayan de hacérsele. 



—134— 

26/ Los certificados de pago firmados por el ingenie- 
ro 6 ingenieros encargados de la inspección de la obra, 
serán suficientes sin otro requisito que la orden del Mi- 
nisterio de Hacienda para que el depositario de los va- 
les provisionales 6 su ájente en Lima, entregue en el 
acto al contratista 6 á quien legalmente lo represente, 
su importe respectivo en dichos vales, computándose los 
intereses de los bonos que se le entreguen, desde la fe • 
cha de los referidos certificados. 

27.* Si después de terminada y entregada la obra, 
quedase al contratista una cantidad de durmientes, rie- 
les, herramientas ú otros cualesquiera materiales y úti- 
les que el gobierno necesite, para el uso y servicio de 
la linea, tendrá derecho de comprarlos por el costo de 
factura y en caso de que por el uso haya sufrido dete- 
rioro, á precio de tasación. 

28.* El contratista en garantía del fiel cumplimiento 
de este contrato, dejará en Arcas fiscales el diez por 
ciento en bonos del importe de cada uno de los certifi- 
cados por trabajos hechos hasta el completo de Un mi- 
llón de 8ole8. Este depósito será devuelto al contratista , 
cuando terminen las responsabilidades contraidas por 
este contrato, abonándosele entre tanto por dichos bo- 
nos depositados, el respectivo interés. 

29.* De este fondo depositado en la parte necesaria se 
hará efectiva llegado el caso la indemnización de que 
se ocupan las cláusulas 5.* y 8.* 

30.* Cualesquiera diferencias que se susciten entre el 
Supremo Gobierno del Perú y el contratista D. Enrique 
Meiggs, sus herederos, albaceas 6 los que lejítimamen- 
te lo representen en sus derechos y acciones sobre la 
inteligencia y ejecución de este contrato, serán sometí- 



—135— 

dos á los tríbuniles déla repiblia, no "pudiendo en 
ningún caso ocurrirse á otros medios que no sean los 
permitidos por las leyes á los ciudadanos dfel Perú. 

31.* Los derechos que este contrato dá y las obliga- 
ciones que impone al contratista, no se suspenderán 
por enfermedad de él, y son trasmisibles en caso de 
muerte á Sus herederos y sucesores. 

32/ Este contrato no puede traspasarse ó trasferirse 
por el contratista á otra persona, bajo pena de nuh'dad, 
sin previo acuerdo del Gobierno consignado en escritu- 
ra pública. 

33.* Versando este contrato sobre la construcción de 
una obra por cuenta del Estado, se extenderá la escri- 
tura correspondiente, con excepción del pago de con- 
tribución de timbres. 

34.* Queda establecido de que, si en la construcción 
de la espresada vía se encontrasen algunos tninerales, 
fósiles, antigüedades y otras cosas explotables, que des- 
de luego serán de propiedad del Estado, eí empresario 
pondrá este hecho inmediatamente en conocimiento del 
Grobierno, para que éste adopte todas las medidas que 
crea convenientes. 

P^se al Ministerio de Hacienda para su cumplimien- 
to en la parte que le respecta, y en especial, para los 
arreglos y seguridades que deben establecerse en lo re- 
lativo á las cláusulas 21.*, 22.*, 23.* y 24.*, y para que 
previa aceptación del empresario Meiggs de las prece- 
dentes bases, se extienda la respectiva escritura. Ré- 
jístrese y publíquese. — Rúbrica de S, E. — Secada, 



—136— 

Pase á la Dirección de Administración para que 
previa lá aceptación de parte del empresario D. Enri- 
que Meiggs, formule la respectiva minuta y mande es- 
tender la escritura por el Escribano de Hacienda; 
acordándose por cuerda separada los arreglos y seguri- 
dades que deben establecerse en lo relativo á las cláu- 
sulas 19.% 20.* y 21.» del contrato celebrado. — Ángulo. 



Lima, Diciembre 23 de 1869. 

Pase al escribano público y de hacienda, para que 
que en cumplimiento de la resolución ministerial que 
precede, ponga en conocimiento de D. Enrique Meiggs 
el contenido del Supremo decreto de 18 de Diciembre 
actual, que original corre en este expediente, relativo á 
la construcción del ferro-carril de Arequipa á Puno, 
para que esprese lisa y llanamente si lo acepta en todas 
y cada una de sus partes, y fecho, se devuelva, con la 
aceptación á este despacho, para formular la minuta 
del caso, y ordenar el otorgamiento de la escritura. — 
Masías, 



En cumplimiento del anterior auto, en su misma fe- 
cha y á las cuatro de la tarde, puse en conocimiento 
de D. Enrique Meiggs, el Supremo decreto de diez y 
ocho del que cursa corriente á f. de este expedien- 
te; é instruido de su tenor, espuso: que lo aceptaba en 
todas sus partes lisa y llanamente: en comprobante de 
lo cual, suscribe la presente diligencia, por ante mí de 
que doy fé. — Enrique Meiggs, — Claudio José Suarez 
Escribano Público y de Hacienda. 



—157— 
Lima, Mayo 27 de 1870. 

VistM las modificaciones propuestas por el Ministra 
de Hacienda j Gotíkercio al Supremo dedreto de 81 de 
Diciembre de 18&9, relatiro k la emisión de bonos para 
el ferro-carril de Arequipa á Puño, y siendo conté, 
niente al mejor servicio del Estado adoptar dichas xn6^ 
dificaciones; se resuelve: el Supremo decreto^de 81 de 
Diciembre de 1869, queda en vigor en los términos 
siguientes: 

Habiéndose extendido con fecha 31 de Diciembre 
de 1869 la escritura de contrato celebrado en 8 del 
mismo con D. Enrique Meiggs para la construcciosi 
del ferro-carril de Arequipa á Puno y en cumplí» 
miento de la establecido en los artículos 20, 21, 22, 28^, 
24, 25 y 2Q del referido contrato, queda convenido de 
acuerdo con el referido Contratista que los bonos que 
en cantidad de veintisiete millones seiscientos mil soles 
nominales que se le ha de dar en pago de aquella obra 
estarán comprendidos en las series y números siguien-^ 
tes, y se emitirán, amortizarán y estarán garantizados 
de la manera que á continuación se expresan. 

Articulo 1.* El número de las series y el valor de 
loS bonos comprendidos respectivamente en ellas, son 
las siguientes: 

Serie A. 2,300 bonos de á 1,000 £ c[u 2.300,000 
» B. 2,000^ 7^ 
» C. 5,000 » 
j^ D. 10,000 * 
» E. 10,000 » 
» F. 30,000 )i 



500 


» 


1.000,000 


200 


J» 


1.000,000 


100 


)» 


1.000,000 


50 


» 


500,000 


20 


n 


600,000 




6.400,000 






18 



—138— 

Alt. 2.' El primer semestre vencerá el 1.'' de Julio 
de 1870 y el segundo el 31 de Diciembre del mismo 
aSo. Se abrirá un rejistro impreso de ellos el que será 
firmado por el Comisionado del Gobierno nombrado 
ad hocj el Inspector fiscal del Perú en Europa, el re- 
presentante diplomático de la nación en Londres j un 
notario público juramentado de la misma ciudad. 

Art. 3.^ Cada bono se redactará en castellano, in- 
glés, francés y alemán, conforme al modelo que acom- 
paña este decreto y con las modificaciones que fuesen 
necesarias. 

Art. 4.^ Los bonos serán firmados en Londres en 
presencia de un notario público juramentado, por el 
Comisionado ad hoc del Gobierno y el Inspector fiscal 
del Perú en Europa. Se extenderán actas de los bonos 
que diariamente se fuesen firmando, y dichas actas que 
puntualizarán las series y números de los bonos firma* 
dos, se extenderán por duplicado para que un ejemplar 
de ellas se deposite junto con el bono general en el 
Banco de Inglaterra, y el otro se remita á esta capital 
para su archivo en el Ministerio de Hacienda y Co- 
mercio. 

Art. 5.^ Los bonos firmados se depositarán en Lén- 
dres en la casa de los señores Dreyfus hermanos y C.» 
de Paris, nombrada por el Gobierno y aceptada por e\ 
contratista 6 en la casa 6 banco que designe el Inspec. 
tor fiscal del Perú en Europa, sino pudiese ajustarse 
con aquella el contrato respectivo y se entregarán de 
la manera que mas abajo se indica. El Inspector de- 
signará la casa encargada de la emisión cotí el asenti- 
miento de D. Enrique Meiggs 6 de su representante, y 
la que deba desempeñar las funciones de Ájente finan- 



—139— 

ciero para el servicio de estos bonos si no llegase á 
ajustarse el respectivo contrato con los mismos Drey- 
fus hermanos y C.% á cuyo fin se darán al referido 
Inspector las instrucciones y poderes convenientes. 

Art, 6.® La comisión 6 premio de firma de los bonos^ 
así como la impresión que el Gobierno del Perú man- 
dará efectuar, los derechos de timbre, autorización, de- 
pósito, emisión y todos los demás gastos que fuesen 
necesarios serán pagados por D. Enrique Meiggs según 
ha sido pactado con éste. La casa emisora queda auto- 
rizada para colocar bonos en la cantidad que sea pre- 
cisa para cubrir los gastos que son de la esclusiva 
cuenta de D. Enrique Meiggs y cuyo importe se dedu- 
cirá del precio de la obra. 

Art, 7.' De conformidad con el art. 1.^ de este de- 
creto y en virtud de la declaración expedida en esta 
fecha por el Ministerio de Obras Públicas, el pago al 
Contratista será hecho con cambio á la par; 6 sea á 
razón de cinco soles por cada libra esterlina. 

Art. 8.^ La casa depositaria entregará á B. Enrique 
Meiggs 6 á su apoderado en cualesquiera de las ajén- 
elas que debe establecer conforme á este decreto, el 
importe de las facturas por compra de materiales que 
presentase debidamente certificadas 6 legalizadas por 
los ajentes^^financieros, diplomáticos 6 consulares de la 
República, los unos en defecto de los otros y que resi- 
diesen en los lugares del extrangero donde se verifiquen 
las compras de materiales 6 útiles de la obra, 6 por las 
autoridades competentes si se efectuasen dentro del 
territorio de la República.^ La misma casa abonará a) 
contratista^ó á su^apoderado el importe de los certifica- 
dos que expidiese á su favor el Ingeniero Lispector, y 
que llevasen la orden de pago del Ministerio de H?t- 



-^140— 

cienda por los trabajos ya hechos. Tauto el importe de 
la3 facturas como el de los certificados será pagado en 
los bonos que conforme á este decreto van & emitirse j 
que ser^n aceptados á la par por el contratista dedu- 
ciéndose préviameate del importe de los certificados el 
diez por ciento de su valor, que quedará depositado 
como garantía que ofrece el Contratista hasta el Gom- 
pleto de un millón de solo». 

Art. 9.** El depositario 6 Ájente financiero por ai 6 
por medio de sus sucursales en París, Francfort, Nueva 
York y Lima, hará á su presentación el cambio de los 
vales provisionales expedidos por decreto especial por 
bonos definitivos, á cuyo fin, se remitirá á dicha casa 
un ejemplar de dichos bonos y una cdpia deau rcrjlstro. 

Art. JO.* Al hacerse la entrega de los bonos se cor- 
tarán los cupones corresponilientes á los semestres 
anteriores á aquel en el cual D. Enrique Meiggs ad- 
quiriere el derecho á ser pagado, y por lo que respecta 
al cupón de dicho semestre, se cargará por el Ájente 
financiero en una cuenta especial al Debe del Contra- 
tista la parte de interés que en dicho cupón correapon- 
da ál Gobierno. Esta cuenta se cerrará cada seis meses 
deduciéndose su importe de la primera entrega que 
diob^ hacerse a1 Contratista. 

Art. 11. Los cupones de intereses de eatos bonos, en 
las fechas de $us respectivos vencimientos serán p^gft- 
dos por la Ajencia financiera y sus sucursales en hón- 
dreí?, Paris, Francfort, Nueva- York y Lima. 

Art. 12. Con i^rreglo á la ley de 15 de EnerQ da) 
presente año, se aplicará desde el I."" de Enero. de 
1880 para ia lanortizaeion de los bonos una cantidad^ 
libipas esterlinas equivalente al 2 p.% sobre bs 6.4QQ,<)00 
Ultras e^t^Unas que dicho;» bonos representan- Es;! 



-141— 

fondo se acrecerá con el importe de los intereses cor- 
respondientes que se vayan amortizando. 

Art. 13. El Gobierno se reserva el derecho de au- 
mentar, cuorndo así le convenga y la ley se lo permita, 
el tipo señalado para fondo de amortización; tambiensc 
reserva el derecho de hacer en cualquier tiempo amor« 
tizaciones extraordinarias 6 de pagar en una sola vez y 
á la par todos los bonos en -circulación al tiempo de 
efectuar el reembolso 6 de rescatarlos, recibiéndolos en 
pago de contribuciones, derechos fiscales ó deudas al 

Estado. 

Art. 14. Las amortizaciones serán semestrales á la 

par y por sorteo y se efectuarán el 30 de Junio y el 31 
de Diciembre de c£||^a año á contar desde 1880. El 31 
c^e Marzo y el 30 de Setiembre de cada año se sortea- 
rán los bonos que hayan de amortizarse en 30 de Junio 
j 31 de Octubre y los números sorteados se publicarán 
iamediatamente por tres dias consecutivos después del 
sorteo en uno <ie los periódicos de mas circulación en 
las ciudades de Londres, París, Francfort, Nueva- 
York y Lima. El sorteo se hará en presencia del Agen- 
te fiscal del Perú en Europa, del Representante Diplo- 
mático de la República en Londres en defecto de aquel, 
y á falta de éste del Agente Consular de la República, 
de un notario público juramentado, de un representan- 
te de la casa financiera nombrada para esta deuda y de 
un apoderado del Contratista si él lo quisiere. Se ex* 
tenderá por duplicado acta del sorteo con especiñcacion 
de los bonos designados por la suerte y so remitirá uno 
dQ.esps duplicados al Ministerio do Hacienda y Comer- 
cio^ junto con la parte impreca en castelbuo del bono 
sorteado y cancelado y con los cupones que se hubie- 
sen cubiertOi 



—142— 

Art. 15. Los bonos sorteados dejarán de ganar inte- 
rés desde el 30 de Junio 6 31 de Diciembre subsiguien- 
t3sásu sorteo, cualquiera que sea el dia en que se en- 
tregasen para su pago sino se presentasen el dia seña- 
lado para su cancelación. 

Art. 16. Los bonos pagados con todos los cupones 
de intereses amortizados, serán anulados j cancelados 
en presencia de los mismos referidos Representantes de 
la República en Londres ó Agente Consular peruano, de 
un notario público juramentado, de un comisionado de 
la Ajencia financiera y de un apoderado del Contratista 
si ello quisiere. Esta operación se ejecutará oradando 
sus cuatro impresiones, la parte impresa en español se 
remita por el primer vapor al Ministerio de Hacienda; 
la parte impresa en alemán queda depositada en el 
banco de Inglaterra, la parte impresa en francés se 
trasmita al Ministro de la República en Londres, j la 
parte impresa en inglés servirá al Ájente financiero 
para comprobante de su cuenta general de capital é 
intereses. 

Art. 17. Para que los bonos sorteados puedan ser 
pagados en las mencionadas sucursales de París, Franc- 
fort, Nueva- York y Lima, la Agencia financiera esta- 
blecida en Londres pasará con la precisa anterioridad 
á dichas sucursales la razón de los bonos que hayan 
salido en suerte. 

Art. 18. El interés de los bonos emitidos en virtud 
del contrato celebrado el 18 del mes actual, será paga- 
do, y la amortización correspondiente se efectuará en 
los plazos y fechas prefijadas, tanto en tiempo de guer- 
ra como de paz, 6 sea que los tenedores sean subditos 
de una nación amiga ú hostil á la República del Perú. 

Art. 19. Los bonos de que se ocupan los artículos 



—143— 

precedentes quedan exentos en su totalidad de todo 
embargo ó secuestro, asi como también de todo impues- 
to, derecho o contribución de parte del Gobierno del 
Perú. 

Art. 20. Los tenedores de estos bonos gozarán de 
todos y cada uno de los derechos, ventajas y privile . 
gios que actualmente gozan o en adelante gozaren cua- 
lesquiera de los bonos de las deudas existentes del 
Perú y dichos bonos 6 cupones pueden ser presentados 
en las Aduanas y Cajas fiscales de la República una vez 
sorteados y vencidos en pago de las cantidades que se 
adeudan al Gobierno el cual admitirá dichos bonos en 
pago de tales créditos, asi como también los cupones 
correspondientes á los semestres vencidos. 

Art. 21. Para la debida garantía del pago de inte- 
reses de estos bonos, el Gobierno ofrece por este de- 
creto, de una* vez y por todo el tiempo durante el cual 
dichos intereses han de satisfacerse, el libramiento 
correspondiente contra la casa de Dreyfus hermanos y 
C* de Paris para que durante el tiempo de su contrato 
deduzca anticipadamente de las mesadas que debe en- 
tregar al Gobierno la cantidad necesaria para cubrir el 
importe de dichos intereses y que debe existir deposi- 
tada en poder del Ájente financiero encargado del ser- 
vicio de esta deuda quince dias antes del vencimiento 
del semestre respectivo. Queda ademas establecido que 
en todos los contratos de consignación 6 venta del hua- 
no que en adelante celebrase el Gobierno, el consigna- 
tario ó consignatarios, el comprador 6 compradores de 
dicho huano quedarán por el hecho de ajustarse con 
ellos esos contratos expresamente ó á falta de cláusula 
expresa, implícita y realmente obligados á hacer en el 
modo y forma determinados en este artículo la entrega 



—144— 

del importe total correspondieute á cada semestre eii 
cuanto quedasen libres los productos del huano des^ 
pues de cubiertos los compromisos contraídos sobre 
ellos hasta la fecha, á tal punto que D. Enrique 
Meiggs 6 los tenedores de estos bonos puedan con 
pleno derecho exigir de dicho consignatario 6 consiga 
natariosó de dicho comprador ó compradores la espre- 
sada suma en las fechas determinadas como obligación 
libremente consentida y como letra aceptada en virtud 
del contrato de consignación 6 de yenta con ellos 
pactado. 

Art. 22. Para garantizar debida y eficazmente la 
amortización de los bonos, el Gobierno aplica por este 
decreto de una vez y por todo el tiempo necesario para 
la completa amortización de dichos bonos la suma cor. 
respondiente al 2 p.'^o sobre el importe total de la emi- 
sión y cuya suma como la correspondiente á los intere- 
siéB se deducirá del producto neto que dé la venta 6 

consignación del huano que se exporte para Europa 
cada año después de deducidos los gravámenes que 
hasta la fecha afectan á dicho producto neto. Las en- 
tregas destinadas á la ante dicha amortización empe- 
zarán, á correr desde el 1.* de Enero de 1880, por por- 
ciones semestrales que como las de los intereses de qne 
habla eí articulo anterior, deberán depositarse enpodeiP 
de la Casa Financiera encargada del servicio de esta 

deuda^ con anterioridad de quince dias al ven4^imifento 
dd semestre respectivo. Aplicará adema» el interés de 
las cantidades que se vayan amortizando. Y con el fin 
de que esta amortización quede eficazmente a^egurada^ 
el Gobierno jirará oportunamente contra los consigna" 
tarios 6 compradores del huano, que eu adelante lo sean' 



—145— 

al tiempo de celebrarse con ellos los respectivos con* 
tratos de consignación 6 de venta, los libramientos 
necesarios para que por todo el tiempo de sus contratos 
entreguen semestralmente en la forma especificada, 
las sumas correspondientes á la amortización semestral 
quedando desde luego entendido que, á falta de ese li- 
bramiento 6 de cláusula expresa en los referidos con- 
tratos de consignación 6 de venta, el consignatario 6 
comprador queda obligado en la parte de los productos 
que tuviesen disponibles después de cubiertos los com- 
promisos contraidos hasta la fecha, & hacer las referidas 
entregas, pudiendo D. Enrique Meiggs 6 los tenedores 
de estos bonos exigirles dichas entregas con el mismo 
derecho y fuerza que asiste al tenedor de una letra 
aceptada. 

Ademas de las garantías especiales designadas en 
los dos anteriores artículos para el servicio de los inte- 
reses y de la amortización de estos bonos, el Gobierno 
hipoteca especial y señaladamente el ferro-cartil de 
Arequipa á Puno y el de Mejía á Arequipa con sus esta- 
ciones, dependencias, máquinas, útiles, terrenos y los 
productos que diere la explotación 6 el arrendamiento 
de las mencionadas Hijeas férreas. Dá ademas en hipo- 
teca especial las rentas de las aduanas y en general 
todos los demás bienes y rentas de la nación. 

Pase á la Dirección de Contabilidad y Crédito para 
los efectos consiguientes en la parte que le respecta; 
rejístrese en la de Rentas y comuniqúese. — Rúbrica 



19 



BONO GENERAL. 

DEL 

FERRO^CARRIL DE AREQUIPA A ÍÜNO. 

(6 p.Oo de interés anual y 2 p.Oo de ainortizacioD acniniilativa.) 

Sepan cuantos el presente vieren que, autorizado el 
Gobierno por la ley de 15 de Enero del próximo pasa- 
do año de 1869 para contratar la construcción de va- 
rios ferro-carriles de los cuales uno de ellos es el que 
debe partir de la ciudad de Arequipa hasta la de 
Puno, ha celebrado con fecha 18 de Diciembre 
último y elevado ayer á escritura pública un con- 
trato con D. Enrique Meiggs para la construcción del 
espresado ferro-carril, quedando obligado el Gobierno 
del Perú á emitir bonos por la cantidad de treinta y dos 
millones de soles (32.000,000) 6 sean seis millones 
euatrocientas mil libras (6.400,000 £) que dará al 
referido D. Enrique Meiggs, como precio estipulado de 
dicho ferro-carril, de sus estaciones, máquinas, coches» 
carros y demás útiles. 



i 



—147— 

En esta virtud, y en uso de la facultad acordada por 
la citada ley de 15 de Enero y en cumplimiento de lo 
estipulado con D. Enrique Meiggs en el supradicho 
contrato de 18 de Diciembre citado, el Supremo Go- 
bierno de la República declara que son efectivas y que 
se cumplirán con extricta puntualidad las obligaciones 
contenidas en los bonos que por la mencionada can- 
tidad de seis millones cuatrocientas mil libras 
[6.400,000 <£] se emiten para el pago del mencionado 
ferro-carril, de los cuales bonos uno de ellos es el pre-- 
senté y en cada uno de los que se espresan las mismas 
siguientes cláusulas y condiciones. 

1."* Los treinta y dos millones de soles 6 sean 
los seis millones cuatrocientas mil libras esterlinas, 
quedan representados en bonos distribuidos en las si- 
guientes series: 

Serie A. 1 á 2,300 de á 1,000 £ 2.300,000 

» B. 2,001 á 4,000 de á 500 » 1.000,000 
* C. 4,001 á 9,000 de á 200 j» 1.000,000 
n D. 9,001 á 19,000 de á 100 » 1.000,000 
» E. 19,001 á 29,000 de á 50 » 500,000 
» F. 29,001 á 59,000 de á 20 >» 600,000 

2.* Estos bonos toman el nombre de Bonos del ferro- 
carril del Arequipa á Puno, é impresos en castellano, 

inglés, francés y alemán y firmados por D 

comisionado ad hoc del Gobierno y por D 

apoderado deD. Enrique Meiggs y re- 
frendados por la casa emisora que suscribe, llevan la 
fecha de 1.^ de Enero de 1870 y ganan el interés de 
seis por ciento al año. 

S.** Cada bono lleva adjuntos los cupones por los in- 
tereses que deben satisfacerse al fin de cada semeelpe, 



^148— 

qu6 venC^ el 30 de Junio y el 31 de Dioiembre de cada 
l^flo. El primer eupon lleva la fecha de 30 de Junio del 
preáénte año de 1870 y dicho pago se efectuará mi 
Ldndres por los señores Dreyfus hermanos y C* de 
Viitifij Agentes financieros nombrados para el servieio 
de estos bonos y en Paris, en Francfort, Nueva^York 
y ^n la ciudad de Lima por las sucursales que dichoer 
señores Dreyfus hermanos y C* de Paris establecerán 
en esas pla:&as para el hecho del pago de los menciona- 
dos intereses y de los bonos que se han de emitir. 

4.* El Gobierno del Perú proporcionará cada año 
desde el de 1880 dos libiras esterlinas efectivas por. 
cada ciento del importe total de los bonos, es decir, 
qu^ proveerá desde el 1.^ de Enero del enunciado año 
de 1880 y en cada uno de los siguientes hasta la com- 
pleta extinción de los bonos, la cantidad de cientQ yein^ 
te y ocho mil libras esterlinas (128,000 <£) para la 
amortización de ellos lo que se efectuará por sepies|tres 
eii cada año, á saber, el 30 de Junio y .31 de Piciem- 
bre. Ademas de las xsieato veinte y ocho mil libras 
esterlinas que se aplican para fondo de amortizacfon, 
éste se aumentará semestralmente con el importa délos 
intereses de los bopos amprti^ados en todos los semes- 
tres anteriores. 

S.** El Gobierno del Perú se reserva el dereicho de 
aumentar cuando le convenga, ¿I tipo de dos por cien- 
to fijado para fondo de amortización, como también de 
hacer en .cualquier tiempo amortizaciones extraordina- 
rias, 6 reembolsar de una vez y á la par, ciando tam-. 
bien asi le con^i^nga, el total importe de los bonos exis- 
tentes al tiempo de dicho reembolso 6 de rescatarlos ^n 

Íago de coatribuciones, derecho^ fiscales 6 deudas del 
istado. 



—149— 

6.^ La amortización semestral de los bonos se hará á 
la par y serán amortizados los que salgan en el sorteo 
que se efectuará el 31 de Marzo para la ietmortizacion 
de 80 de Junio y el 80 de Setiembre para la de 81 de 
Diciembre de cada año. El sorteo se hará en presencia 
del Representante diplomático del Perú ó en su defecto 
del Cónsul de la República residente en Londres, 
del jefe 6 representante de la Casa financiera de los 
señores Dreyfus hermanos y C* de Paris, de un apo- 
derado que nombre si quisiere D. Enrique Meiggs y de 
un notario público. Los bonos designados por la suer- 
te se publicarán inmediatamente en Londres y dentro 
del término de la distancia por tres dias consecutivos 
€>n uno de los diarios de Paris, Francfort, Nueva-York 
y Lima para ser pagados á los tres meses del sorteo en 
Londres por los señores Dreyfus hermanos y C* y en 
Paris, Francfort, Nueva- York y Lima por las sucursa- 
les que en esas plazas establecerán para el efecto di- 
chos señores. 

7.** Los bonos señalados por la suerte en 31 de Mar- 
zo y en 30 de Setiembre dejaréiU de ganar interés» los 
primeros desde el dia siguiente al 80 de Junio y los 
segundos desde el dia siguiente al 31 de Diciembre del 
9,ño «n que fueron sorteados, cualquiera que sea el tiem- 
po en que después de las enunciadas fechas de 30 de 
^unip y (}e 31 de Diciembre los presenten para su can- 
celación los tei^edores de ellos. 

8."^ Los bonos pagados se cancelarán ante las mis- 
mas pa*sonas que presidiesen el sorteo, esto es, ante el 
irepresentante diplomático 6 consular del Perú^ si igual 
no lo hubiere, el representante de la casa financiera» y 
y él díel contratista testándose las firmas del comisio- 



—150— 

nado ad hoc y del apoderado de D. Enrique Meiggs, 
oradándose sus cuatro impresiones y dividiéndolas de 
manera que la parte impresa en castellano se remita 
por el primer vapor al Ministerio de Hacienda del Pe- 
rú, la parte alemana se deposite en el Banco de Ingla- 
terra, la francesa se pase á la Legación Peruana en 
Londres y la inglesa sirva de comprobante de su cuen- 
ta á los agentes financieros. 

9.® El pago de los intereses y la amortización do 
los l)ono3 se efectuará en tiempo de paz 6 de guerra, 
aunque el tenedor pertenezca á una nación enemiga del 
Perú y en estado de guerra con la República; y dichos 
bonos quedan exentos de secuestros 6 confiscación, de 
todo derecho 6 contribución de parte del Gobierno del 
Perú. 

10.° El Gobierno del Perú se obliga á proporcionar 
los fondos necesarios para satisfacer puntualmente los 
intereses y hacer la amortización semestral de bonos de 
tal manera que precisamente dichos fondos estarán en 
poder de los agentes financieros quince dias antes de 
la fecha en que debe hacerse el pago. 

11.° Ademas de la fé nacional solemnemente empe- 
ñada por el Gobierno constitucional del Perú á nombre 
y en legítima representación de la República Peruana 
y de la hipoteca general de todos los bienes, acciones 
y rentas do la nación, y en especial de los productos 
sobrantes del guano después de cubiertas las obliga- 
ciones que, hasta antes de esta fecha, graven sobre di- 
chos productos, de las Aduanas de la República para él 
puntual pago de los intereses y amortización de dichos, 
bonos. 

12.° Si el producto de las Aduanas fuere contra toda 



—151— 

posibilidad alguna vez insuficiente para «el servicio de 
amortización é intereses de estos bonos, el Gobierno 
satisfará inmediatamente, y con preferencia á todo otro 
pago de obligación posterior al presente bono, la canti- 
dad que fuere necesaria para dicho servicio tomándola 
de los recursos mas saneados j de las entradas fiscales 

13.* Quedan también hipotecado al exacto servicio 
del pago de intereses y amortización de estos bonos el 
ínismo ferro-carril de Arequipa á Puno y el de Mejia 
á Arequipa, es decir, las vías férreas y todos sus edifi- 
cios, dependencias, estaciones, máquinas, útiles y ense- 
i-es de toda clase y los productos de dichos ferro-car- 
riles. 

14.° Para dar la completa seguridad de que los fon- 
dos precisos para el pago de los intereses y la amorti- 
zación de estos bonos se hará precisa é indispensable- 
mente en las épocas debidas, el Gobierno se comprome- 
te á girar contra el comprador actual del guano que se 
vende en Europa y contra los compradores 6 consigna- 
tarios que en adelante lo fueren, un libramiento á favor 
de los Agentes financieros de estos bonos por las cnnti- 

dades precisas para que dichos Agentes tengan en su 

poder el 15 de Junio y el 15 de Diciembre de cada año, 

los valores necesarios para pagar dichos intereses y 

para hacer la amortización semestral. 

15.° Los tenedores de estos bonos gozarán de todos 

y cada uno de los derechos, ventajas y privilegios que 

actualmente gozen 6 en adelante gozaren cualesquiera 

de los bonos de las deudas existentes del Perú, y dichos 

bonos pueden ser presentados en las Aduanas y Cajas 
fiscales de la República en pago de las cantidades que 

se adeuden al Gobierno, el cual admitirá á la par di- 
chos bonos en pago de tales créditos así como también 
los cupones correspondientes á los semestres vencidos. 



—152— 

16.** AI reverso de este bono se imprimirá en caste- 
Ilütno, inglés, francés y alemán el decreto de 31 de 
Diciembre último que determina detalladamente las 
series, números, forma, interés, amortización j garan* 
tías que debe co^atener; y los decretos por los cuales sé 
nombran la casa emisora, depositaría y financiera, j 
los comisionados que deben firmar los bonos. 

En su consecuencia, el Gobierno del Perú en uso de 
la autorización que le dá la mencionada ley de l5 de 
Enero del próximo pasado año de 1869, declara que sé 
obliga y compromete en representación y á nombre de 
la República Peruana á todas y á cada una de las con* 
diciones y cláusulas contenidas en este bono, que sé 
observarán y cumplirán debida y fielmente y que que- 
dan hipotecadas las rentas generales de la Nación y 
con particularidad las de las Aduanas y el ferro-carrií 
de Arequipa á Puno y el de Mejía á Arequipa con todo 
lo que los constituye, en sus estaciones, máquinas, car- 
irosy y demás enseres con el producto que dé la explota- 
ción 6 arrendamiento de dichos ferro-carriles, al cum* 
plimiento extricto de las obligaciones que van puntua- 
lizadas. 

T yo, D ...comisionado a,i hoe 

del Gobierno y D apoderado de 

Di Enrique Méiggs, que firmamos el presente bono, cer- 
tificamos que el Gobierno del Perú adeuda al portador 

la cantidad dé. por la que abonará 

semestralmente y mientras que éste bono no sea sortea- 
dO) el iiiterés á razón del 6 p.% anual sobre la dicha 

éantidad dé que expresa, como también que será 

amortizado del modo que en él se indica. — Rúbrica de 
S. É.— '--án^t/ío. 

Litna, 17 de Febrero de 1870.-[Es cópvd.'j—Madicm^ 



—153— 

Lima, Diciembre 31 de lS69. 

Estando á lo dispuesto en el artículo 24 del contra- 
to general celebrado en esta fecha con D. Enrique 
Meiggs para la construcción del ferro-carril de Are- 
quipa á Puno,y debiéndose determinar la forma, número, 
valor, depósito, entrega, cambio por bonos y extinción 
de los vales provisionales que por cantidad de siete mi- 
llones de soles (7.000,000 S.) tiene que darse al espre- 
sado D. Enrique Meiggs se resuelve: • 

1.° Los siete millones de soles estarán representados 
ei]L los siguientes vales provisionales: 

300 de á 10,000 S. 3.000,000 

500 de á 5,000 " 2.500,000 

1,500 de á 1,000 "1.500,000 



S. 7.000,000 
2.^ Los vales se redactarán del modo que señala el 
modelo puesto á continuación de este decreto; llevarán 
el sello déla Dirección de Contabilidad General- y Cré- 
dito; al margen izquierdo, el número de orden y al de- 
recho la cantidad que representa. Se cortarán del libro 
que los contenga y en el talón que quede, después de 
cortado el vale se anotará su número y valor res- 
pectivos y la fecha de su expedición. 

3.^ Los vales serán firmados sin cortarse del libro 
que los contenga por el Director de Contabilidad Ge- 
neral y Crédito. 

4.^ Firmados los vales se entregarán, con el libro 
correspondiente, al depositario 6 depositarios que & 
satisfacción del Gobierno y de D. Enrique Meiggs se 
nombrarán en decreto separado, para encargarlos del 
depósito y expedición ulterior de esos documentos, ex- 

so 



—154— • 

tendiéndose el acta é inventario do la entrega que fir. 
nüarán el Director de Contabilidad General y Crédito 
y los referidos depositarios y que autorizará el £scri- 
baño de Hacienda. 

5.® El depositario 6 depositarios de los vales no ha- 
rán entrega alguna de ellos sino por mandato escrito 
del Ministerio de Hacienda, quien especificará en la 
<$rden de pago los números y diversas clases de los va- 
les que hayan de entregarse, la fecha que al pié de 
ellod y en sus talones respectivos deberá ponerse para 
la computación de intereses, la cual será la misma que 
tenga el certificado 6 la factura en virtud de los cuales 
adquiera el contratista el derecho de la entrega. 

6.* Para que los vales constituyan una verdg^dera 
obligación del Estado y se puedan cobrar sus intereses 
y ser cambiados por bonos definitivos, es condición in- 
dispensable que después de fechados, cortados del libro 
y firmados por el respectivo depositario^ sean refrenda- 
dos por el Ministro de Hacienda, debiendo ser la fecha 
de la refrendación la misma que lleva la orden en virtud 
do la cual se verifique la entrega. 

7.* El cambio de bonos por vales se concederá al 
portador de éstos, y á fin de prevenir cualquier fraude, 
el Ministerio de Hacienda pasará mensualmente al 
Ájente financiero nombrado para el servicio de los bonos 
una razón de los vales provisionales que durante el 
mes se hayan puesto en circulación, espr^sando el nú- 
Xueró y valor de cada valo entregado, la fecha de la 
entrega y de la orden que la dispuso, y la circunstan- 
cia d« haber sido refrendado. El encargado de verifi- 
ca!^ el cambio de valed por bonos, examinará los que 
on tal ohjeto se le presenten y hará el cambio en Loa* 



—155— 

dres 6 en cualquiera dé las sucursales establecidas en 
París, Francfort, Nueva-York y Lima, siempre que el 
rale concuerde del todo con las circunstancias especifi- 
cadas en la razón que debe comprenderlo. Si no exis- 
tiese esa concordancia, se tendrá por falsificado el vale 
y se denegará el cambio. 

8.* Efectuado el cambio de vales por bonos, el en- 
cargado de hacerlo inutilizará, dividiéndolos por mitad, 
los vales por él recibidos y remitirá con factura de una 
de esas mitades al Ministerio de Hacienda y Comercio 
para que sean definitivamente cancelados en los libros 
que al efecto debe llevar la Dirección de Contabilidad 
y Crédito. La otra mitad del vale inutilizado compro- 
bará la cuenta del Ájente financiero. 

9.^ Los intereses de los vales serán pagados en Lima 
por la sucursal que la Casa financiera nombrada para 
el servicio de los bonos del ferro-carril del Callao á la 
Oroya establezca en esta capital. 

Pase á la Dirección de Contabilidad General y Cré- 
dito para sú cumplimiento y demás fines. Comuniqúese 
y regístrese. — Rúbrica de S. E. — Ángulo. 



N. B.— Para la impresión de los vales provisionales 
mandados expedir conforme al contrato celebrado con 
D. Enrique Meiggs para la construcción del ferro-car* 
ril de Puno, se ha dispuesto que se observe lo dispuesto 
para los vales del ferro-carril de la Oroya en el decreto 
modificatorio de 9 de Abril de 1870. 



FERRO -CARRIL 

TRASANDINO 

de Arequipa a Puno. 



VALE PROVISIONAL 



á/of 



eí> 



Comprobante 



Ftcha de id. 



Fecha de la entrega 

Becibi el Vale d que 
eite talón se refiere 



FERRO-CARRIL IRASANDINO 



Lima d« 



de 197 



PE 



IREPIPl 1 PUNO. 



La Nación roconoce como deuda 
pública, á favor del portador, la can- 
tidad de soles, á sean 

libras esterlinas, con arreglo á lo 
estipulado en el artículo 24 del con- 
trato general de 18 de Diciembre de 
1869, celebrado entre el Supremo Gro- 
bierno de la República y D. Enrique 
Meiffgs para la construcción del ferro 
carril de Arequip¡a á Puno. El valor 
de este vale provisional será cangea- 
do, á su i)resentacion y á la par, por 
bonos emitidos en Europa 6 América, 
en pago del precio total del expresa- 
do ferro-canil, que reijresentcn la 
misma suma y con sijyeccion á lo pac- 
tado en el mencionado contrato gene- 
ral, por el depositario de dichos bo- 
nos en Londres, 6 por sus represen- 
tantes en París, Francfort, Nueva- 
York y Lima. Él Gobierno abonará 
al tenedor de este vale el interés de 
un seis por ciento al año sobre su va- 
lor, pagadero por el Ajentq financie- 
ro del Perú nombrado para el servi- 
cio de esta deuda, en la Ajencia su- 
cursal de Lima, por semestres venci- 
dos, y que empezarán á correr desdo 
esta fecha. 

Lima, 1. ® de Enero de 1870. 
El Ministro dé Hacienda y Comercio. 
El Director de Contabilidad General 

y Crédito. 

El Jefe de la Sección del Crédito. 



Limüj Febrero 19 Jr 1870. 

Visto este recurso en que D. Enrique Meiggs pre- 
senta al Banco del Perú, al de Londres y al de Lima 
para depositarios de los vales provisionales, por canti" 
dad de catorce millones de soles [14.000,000 S.] que se 
han de expedir para hacer al contratista los primeros 
pagos consiguientes á las obras que se vayan ejecutan- 
do del ferro-carril del Callao á la Oroya y de Arequipa 
á Puno, mientras estén expeditos y se pueda poner en 
circulación los bonos referentes á dichos ferro-carriles; 
acéptanse y nómbranse depositarios de los mencionados 
vales á los supradichos Bancos, á los que oportunamen- 
te les serán entregados esos documentos en las cantida- 
des siguientes: al del Perú, dos millones quinientos mil 
en vales correspondientes al ferro-carril de la Oroya é 
igual suma de los respectivos al de Puno: al de Lon- 
dres, iguales cantidades de las mismas clases y al de 
Lima, dos millones de cada una de esas especies: y en 
consideración á que por no hallarse extendidos todavía 
esos títulos, tendría D. Enrique Meiggs que sufrir 
atrasos y pérdidas que es justo evitarle; prevéngase á 
& los Directores o Gerentes de los bancos designados, 
para recibir las depósitos, y á los que se les comunicará 
este nombramiento, que abran al enunciado D. Enrique 
M'óiggs una cuenta corriente, en la que se le abonarán 
las partidas que, según ^ue contratos, tenga derecho de 
cobrar en vista de los certificados correspondientes; los 



—158— 

que se cambiarán por rales provisionales, luego que es- 
tos se hallen expeditos y depositados, entendiéndose 
que el Gobierno no abona comisión alguna de depósito 
ni interés alguno, tanto por la cuenta corriente provi- 
sional ni por la de vales, en razón de ser todo cargo de 
D. Enrique Meiggs. Regístrese, trascribiéndose á los 
Bancos el de "31 de Diciembre** referente á la emisión 
y entrega de vales provisionales. — Rúbrica de S. E. — 
Ángulo. 



14 DAY USE 

RETURN TO DESK FROM WHICH BORROWED 

LOAN DEPT. 

This book is due on the laít date stamped below, or 

on the date to whicb reoewed. 

Renewed books are subjen to imraediate recall. 



24; .h r'5!HJ — 
RECD LD 



APrt JU 1969 



zsftpeeoww 



ftí'R j5-S« i- 



4rfl-^ 



1)88» 



' 6!^-^PM 



UnLvL.is¡iyotCaLi 




Y 0174158